La Paz, Bolivia

Sábado 23 de Septiembre | 03:38 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

El mercado definirá el precio de la energía generada en El Bala

“Si Bolivia quiere vender su energía, tendrá que ser a un precio mucho más bajo, lo que quiere decir que estamos ante la construcción de un desastre”, afirma.

El mercado definirá el precio de  la energía  generada en El Bala

Archivo. El Gobierno construirá una hidroeléctrica en El Bala.

 Juan Carlos Véliz M. / La Paz

No hay un mercado asegurado para la electricidad generada en El Bala, pero Brasil se pinta como el más importante, según la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE); sin embargo, el investigador del CEDIB  Pablo Villegas  afirma que el precio de venta de la energía lo define el mercado donde se quiere vender y el brasileño es un mercado abarrotado y en decrecimiento.

¿Existe mercado para el proyecto? ¿Es competitiva a nivel internacional? Las preguntas forman parte de las "preguntas frecuentes” sobre El Bala publicado en la página web de ENDE. "De acuerdo a los resultados obtenidos en el Estudio de Identificación (ENDE 2016), el proyecto es altamente competitivo a nivel nacional e internacional; es decir, que dadas sus características  tendría un mercado asegurado, ya que puede disputar con cualquier emprendimiento de las mismas características en la región. Los costos definitivos relacionados al proyecto serán presentados en el Estudio de Diseño Técnico de Preinversión (EDTP)”, señala.

El documento también indica que "el mercado más importante en Sudamérica es sin duda el brasileño; sin embargo, es bueno destacar que no es el único.  Entonces cabe la pregunta de ¿cuál es la capacidad del mismo para absorber o tomar la energía de nuestro proyecto? De acuerdo a datos de la EPE (Energía de Pesquisa Energética – Ministerio de Minas y Energía – Brasil), y su plan decenal de expansión de energía 2024, la expansión de la capacidad instalada de producción de energía eléctrica  para el año 2016 está estimada en 9.600 MW de potencia, en promedio hasta el año 2024 sería de 7.350 MW (por año). Con los números anteriores  se identifica claramente la demanda o la existencia de mercado”.

Página Siete consultó a Pablo Villegas, del Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB), si esta perspectiva es suficiente cuando el Estado pretende gastar al menos 7.000 millones de dólares. 

"Como ha declarado recientemente el jefe de la Unidad de Estudios de Preinversión de ENDE esto no les preocupa porque ellos confían en que el proyecto es tan bueno que el mercado los buscará a ellos y lo mismo el financiamiento”, respondió.

David Rocha, jefe de Unidad de Estudios de Preinversión de ENDE, declaró recientemente a Los Tiempos que "por las características de este proyecto (se va a encontrar) de financiar el mismo (…) si yo tengo un proyecto competitivo, el financiamiento también va a venir, eso es una realidad”.

¿Será rentable para el Estado vender energía eléctrica en los próximos años o los países vecinos tienen opción de generar otras energías? consultó Página Siete y el investigador respondió que "Perú tiene en proyecto un paquete de cinco represas en las cabeceras del Madre de Dios que podría ser estimulado ante la posibilidad de depender de la oferta boliviana”.

"Brasil, por su parte, ha entrado en una crisis económica seria que ha detenido el crecimiento del consumo de energía eléctrica con tendencia a decrecer (Ver infografía). Además tiene regiones excedentarias, como Rondonia, y numerosos proyectos de construcción de hidroeléctricas y otras formas de generación”, dijo.

El objetivo del Gobierno es cambiar la matriz energética del gas a la electricidad y las hidroeléctricas como El Bala son sus apuestas. "Como dije anteriormente, el precio de venta de la energía lo define el mercado donde se quiere vender y el brasileño es un mercado abarrotado y en decrecimiento. Además no es un mercado libre como por ejemplo el mercado de productos agrícolas”, explica.

"Por tanto, si Bolivia quiere vender su energía tendrá que ser a un precio mucho más bajo que el real,  lo que quiere decir que estamos ante la construcción de un desastre y la destrucción de la economía actual de la región y del gigantesco potencial económico de dos áreas protegidas, una de ellas de nivel mundial” estimó.

¿Con esos 7.000 millones de dólares se puede ejecutar otras alternativas de generación de energía que no tengan tanto impacto para el medio ambiente?

"Naturalmente que se puede, pero la cuestión es ¿energía para qué y para quién?” responde.
 
"Ahora sólo se habla de exportar. Incluso tratándose de fuentes tan pequeñas como la represa de Miguillas de 40 MW (megavatios), según el Gobierno sería para el norte chileno, como si en el camino no hubieran poblaciones bolivianas muy necesitadas de energía eléctrica. 

Según el investigador "con los fondos a invertirse en El Bala no sólo se puede desarrollar otros tipos de fuentes de energía, sino que también se puede desarrollar la hidroeléctrica pero en las zonas altas de montaña, donde se produce poco impacto”.
17
4

También te puede interesar: