La Paz, Bolivia
Martes 6 de Diciembre
15:49 hs

16° Actual Min 13° Máx
Gabriela Montaño, presidenta de la Cámara de Diputados

“El pueblo boliviano evaluará el 21 de febrero la gestión de Evo”

”La gente evaluará lo que ha cambiado en su vida y lo que pretendemos que cambie en su vida”.

“El pueblo boliviano evaluará el 21 de febrero la gestión de Evo”

Fotos Álvaro Valero / Página Siete.Juan Carlos Salazar, director de Página Siete; Gabriela Montaño e Isabel Mercado.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, considera que el referendo del 21 de febrero próximo, convocado para modificar el artículo de la Constitución que norma la reelección presidencial, será también un plebiscito sobre la gestión de Evo Morales, en el que el pueblo boliviano "evaluará lo concreto y lo concreto es su vida, lo que ha cambiado en su vida y lo que pretendemos que cambie en la vida de los bolivianos”.

En su opinión, la victoria del SÍ supondría la "continuidad de las profundas transformaciones” que vive el país; la del NO, en cambio, "el retorno a un pasado que los bolivianos y las bolivianas creemos haber vencido”.
¿Podría darnos tres razones para apoyar el SÍ?

Sí. La primera tiene que ver con la agenda 2025. Requiere continuidad y más tiempo para la aplicación de un modelo económico redistributivo. No se consiguen resultados que cambien la historia de un país en poco tiempo. Se necesita establecerse metas como las que nos hemos establecido e irlas cumpliendo paso a paso.

La segunda razón es el liderazgo del presidente Evo Morales. No es un liderazgo que aparece en un ciclo corto de la democracia, sino en una época de la historia del país y que ha generado unidad entre regiones, sectores sociales, que no se genera en 50, 100 años. La tercera razón tiene que ver con el respaldo popular que tiene este proyecto político. Todos los cambios que se han dado tienen un respaldo popular que no habíamos visto en toda la época democrática.

¿Y no se puede  lograr esos mismos objetivos sin Evo Morales?
Evo Morales concentra no sólo simbólicamente sino prácticamente esta época de transformación, es el mejor de nosotros y por eso Morales debe continuar.

El Gobierno ha dicho que la victoria del NO pondría en peligro la democracia. Si  es así, ¿por qué se convocó el referendo con tanta anticipación?

La propuesta fue hecha desde la sociedad civil y los tiempos fueron marcados por las organizaciones sociales.

Pero, además, a mí me parece sano para la democracia que cuatro años antes de las elecciones de 2019 la población sepa si Evo Morales y García Linera pueden presentarse a las elecciones, y, además, esta situación se va a dar por una decisión del pueblo, no por la decisión de unos funcionarios del Estado ni de nadie. Va a ser el pueblo el que decida.

¿Realmente usted piensa que Sánchez de Lozada y compañía están detrás del NO?
Claro que sí, no solamente por los hechos comprobados, las grabaciones, los videos que mandan al país, la campaña en las redes sociales, sino porque ellos encarnan un país  que estamos dejando atrás y sigue  habiendo intereses económicos que se anclan en esa vieja Bolivia, que no han terminado de desaparecer. Ellos representan esa etapa  de la historia boliviana. Ellos y quienes representan los intereses de las empresas transnacionales, de los grandes capitales internacionales; ese enemigo que no nos dejó tranquilos en  2007 y 2008, cuando intentaron el  golpe cívico-prefectural. Esos actores políticos siguen actuando en nuestro país. Rubén Costas tiene su vida política marcada por ese hecho. Él fue uno de los gobernadores  que apostó por la confrontación violenta en términos de la consolidación de la Media Luna,

¿No cree usted que la campaña que se ha llevando adelante, principalmente por el Vicepresidente, subestima la inteligencia del electorado, principalmente de los pueblos indígenas, con los supuestos peligros para el país si gana el NO, con las metáforas sobre el sol y la luna, etc.?
No, para nada. No se necesita ir muy lejos para ver lo que pasaría en Bolivia. Basta ver  lo que está sucediendo en  Argentina, donde se está derrumbando en pocas semanas el edificio que se ha construido, cuando se tumban programas sociales, se despide a más de 70.000 personas. Eso se llama masacre blanca, se están incrementando las tarifas de los servicios básicos. Es decir, es un modelo de país, el de la derecha, que está retornando en   Argentina.

Pero, en todo caso, no es un referendo revocatorio, tampoco un plebiscito, sino un referendo para modificar la Constitución. Entonces, dónde está el peligro y por qué ese tipo de campaña?
Quien elude el debate de fondo sobre el modelo de Estado, el crecimiento económico y las prospectivas de inversión hacia  2025, es la oposición. Es la oposición la que propone la guerra sucia. No nos dice si Evo Morales lo hizo bien o mal, si sus perspectivas a futuro son buenas o malas;  pero la gente no es tonta, sabe qué es lo que tiene que evaluar y la gente obviamente  evalúa la gestión de gobierno positivamente y la oposición sabe que ahí no puede competir con Evo Morales. Por lo tanto, prefiere evitar ese debate, prefiere eludir el debate sobre el modelo económico o los avances que ha habido en el país y prefiere la guerra sucia de la factura del peluquero.

Entonces, a su juicio, ¿el referendo será un plebiscito sobre la gestión de Evo Morales?
Naturalmente. La gente, cuando tenga que tomar la decisión de si se va a permitir la modificación de la Constitución y si el presidente Evo Morales  va a poder presentarse en las elecciones de  2019, evaluará lo concreto y lo concreto es su vida, lo que ha cambiado en su vida y lo que pretendemos que cambie en la vida de los bolivianos. Lo  que pretende la oposición es salir de ese debate  y entrar a la mera guerra sucia.

La campaña por el NO muestra una oposición fragmentada, no hay una cabeza visible. ¿A quiénes ven ustedes como oposición?
La oposición son Tuto Quiroga, Rubén Costas, la oposición es quien se asume como oposición. Evidentemente, es una oposición tremendamente, que no tiene una estrategia compacta de campaña, que en ciertos momentos pretende esconderse tras una cara ciudadana, pero que no lo logra hacer porque finalmente aparecen los rostros de Tuto Quiroga, de Rubén Costas, de Doria Medina,  de Manfred Reyes Villa, de Sánchez Berzaín, etc. Ellos pretendieron convertir esto en una confrontación entre una campaña de la sociedad civil y el  MAS, cuando no es así. Veamos los registros del Tribunal Electoral: en la campaña por el NO se inscribieron solo partidos políticos tradicionales. La  campaña por el NO no es una campaña ciudadana, de organizaciones sociales ciudadanas, sino de partidos de oposición.

En la campaña por el NO también hay disidentes del MAS y gente de izquierda que no  está de acuerdo con las políticas del Gobierno…
No creo que sean disidentes por no estar de acuerdo con las políticas del Gobierno, son disidentes porque dejaron de beneficiarse del proceso de cambio y se pusieron en la vereda del frente. La mayoría de ellos tuvieron algún cargo y cuando dejaron de cumplir esa función se pasaron a la vereda del frente.

Las encuestas muestran un virtual empate técnico entre el SÍ y el NO, con un elevado porcentaje de indecisos. ¿Cómo ven ustedes estas encuestas?
Con respeto, aunque somos muy cautelosos con las encuestas. Nuestra campaña de trabajo es puerta a puerta para mostrar cuáles son nuestras expectativas hacia adelante, la inversión de más de 11.000  millones de dólares en carreteras, la transformación del Estado en términos de industrialización, la posibilidad real de convertirnos en centro energético hasta  2025, de acabar con la pobreza extrema hasta  2020 y explicar por qué creemos que Evo Morales debe seguir a la cabeza de esta transformación. Así enfrentamos la campaña con los indecisos y con esas personas que no han tomado una decisión hasta el momento.

¿Cuál es el escenario si gana el SÍ?
Es un escenario de continuidad de las profundas trasformaciones de país y de una perspectiva hacia el futuro, de consolidación de un proyecto de país que nos sitúa como el país de mayor crecimiento de la región. Ese es el país que queremos y por eso impulsamos el SÍ.

¿Y si gana el NO?
Si gana el NO, lo que  veremos es el retorno a un pasado que los bolivianos y las bolivianas creemos haber vencido con enormes luchas sociales y con nuestro voto.

En este escenario,  la victoria del NO ¿facilitaría el surgimiento de nuevos liderazgos dentro del MAS?
El MAS es el partido que tiene más jóvenes en la Asamblea Legislativa, en los concejos municipales, en las asambleas departamentales. Para nosotros la inclusión de la juventud no es un discurso, es un hecho. Para nosotros la inclusión de los jóvenes y de nuevas generaciones en el quehacer político es parte de nuestra actividad política, pero eso no tiene nada que ver con lo que pensamos y creemos, que Evo Morales es el mejor de todos nosotros, que es la mejor opción para el país,  es lo mejor que podemos ofrecer al país como proyecto político.  Esa es la razón por la cual nosotros creemos que el presidente Evo debe continuar a la cabeza del Gobierno.

Usted menciona la importancia de la continuidad para consolidar el modelo de país… ¿Cuánto tiene que durar un proceso para que estas transformaciones se concreten y los bolivianos podamos tener una alternancia en el poder como en cualquier democracia?
Nosotros planteamos una idea que es igualmente democrática, que es la posibilidad de que un gobernante pueda reelegirse porque eso le genera responsabilidad no solamente con la coyuntura de este momento y  estos cinco años, sino que le genera una responsabilidad mayor hacia el futuro. Creemos que abrir la posibilidad de que en la Constitución amplíe el número de reelecciones va a generar en quienes gobiernen que no tengan una responsabilidad solamente sobre el presente sino que tomen decisiones pensando en el mediano y largo plazos. Ese es un argumento válido para respaldar el SÍ.

Eso está pensado para el presidente Morales, pero las constituciones son para el  largo plazo.
Claro, pero será siempre el pueblo el que defina.

La permanencia en el poder por periodos tan largos, como se ha visto en otros países, no sólo genera desgaste, sino otro tipo de problemas…
Seamos claros con la gente. La gente definirá si se modifica ese artículo de la Constitución y si  permite la ampliación del número de reelecciones a los gobernantes…

Por más de 15 años…
Que no será solamente para el presidente Evo Morales sino para los que vengan después, pero siempre el pueblo boliviano conservará la capacidad de decidir y elegir a quien le parezca mejor en 2019 y después de cinco años, de 10 o de 15.

Se han generado algunos roces con el Tribunal Supremo Electoral por la transmisión de actos de entrega de obras donde se hace campaña por el SÍ. Usted dijo hace algunos días que el Gobierno no ha  usado ni un solo centavo del Estado para hacer la campaña; pero la campaña, no sólo en televisión, muestra un gran despliegue de recursos…

Yo les pediría algo, que midan el tiempo que tiene la oposición en la televisión, que es costosísimo, y que midan el que tiene la campaña del SÍ, en un programa cualquiera, en el de más alto rating, en el de más bajo rating, donde quiera, y van a ver que la campaña del SÍ tiene menos tiempo en televisión que la campaña del NO.

¿Pese a la campaña en las transmisiones de la entrega de obras?

No, una cosa es la entrega de obras que tiene que ver con el derecho de la ciudadanía a estar informada sobre la gestión de gobierno y otra cosa es la campaña.

Pero eso es justamente lo que se está cuestionando, que en la entrega de obras se hace campaña.
Eso tendrá que ser verificado a través de las instancias correspondientes. El Tribunal Electoral tiene que determinar si se utiliza una entrega de obras para hacer campaña por el SÍ o por el NO, porque aquí no solo estamos hablando del Gobierno nacional, sino  también de alcaldes y gobernadores de oposición que también entregan obras. En todo caso, en cualquiera de las situaciones, el Tribunal Electoral dirá, bajo el reglamento vigente, si alguien ha pasado el límite entre campaña y gestión pública.
2
6
Comentarios

También te puede interesar:


Copyright 2016 · paginasiete.bo | Todos los derechos reservados

Copyright 2016 · paginasiete.bo | Todos los derechos reservados