La Paz, Bolivia

Martes 28 de Marzo | 00:21 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Zapata teme por su vida y ratifica ‘hijo en común’ con Evo

“Mi vida está en peligro”, dice parte de la carta enviada hoy por la expareja de Morales al Alto Comisionado de las ONU para DDHH en Bolivia, Denis Racicot. “Peor aún, el señor Presidente ha ordenado que en el tema que hace referencia al hijo que tenemos en común, tenga carácter de reservado”, añade.

 

Página Siete Digital / La Paz

Gabriela Zapata Montaño, la expareja del presidente Evo Morales, denunció hoy ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Bolivia, Denis Racicot, que teme por su vida y las de sus hijos, entre ellos el "hijo en común” con el Jefe de Estado, en una carta enviada a ese organismo internacional.

"Por medio de la presente me dirijo a usted con carácter de urgencia, pues mi vida está en peligro, a fin de poner en su conocimiento de mi caso y solicitarle encarecidamente tenga a bien atenderlo y efectuar el respectivo seguimiento”, señala la misiva que tiene acuse de recibo de la ONU.

Después de hacer un relato de cómo fue aprendida, el 26 de febrero, y enviada a la cárcel de mujeres de Obrajes, el pasado 28 de febrero, denuncia que diariamente es acusada y que no tiene oportunidad de defenderse.

"Donde me encuentro actualmente (cárcel de Obrajes), atemorizada e indefensa ante la arremetida judicial que ha emprendido el Gobierno Nacional contra mi persona, diariamente se me acusa públicamente de un sinfín de delitos que yo no he cometido y no me dan la oportunidad de defenderme o de que mis abogados puedan realizar las acciones necesarias pues curiosamente mi caso pasea de un juzgado a otro”, añade la carta.

El "hijo en común”

Zapata, que firmó el documento enviado a la ONU, señala que está en peligro su vida y la de sus hijos, entre ellos el que tuvo con el presidente Morales. "Peor aún, el señor Presidente ha ordenado que en el tema que hace referencia al hijo que tenemos en común, tenga carácter de reservado, por tanto estoy impedida de que yo o mis familiares puedan demostrar y hacer conocer la verdad”, añade.

La expareja de Morales protesta porque varias autoridades del Ejecutivo a diario hacen referencia a su hijo. "Sin embargo, los miembros del Gabinete, el Vicepresidente en persona se da la tarea de hablar constantemente del menor. Esto ha llegado al colmo el día de hoy (17-III-16), cuando han afirmado que el niño está muerto y que yo habría presentado un certificado de nacimiento falso, me ha llamado mentirosa, extorsionadora y para colmo el Fiscal General públicamente me ha condenado, imputándome con tres o cuatro delitos que van desde falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado y no sé que otros artículos más que lógicamente agravan mi situación”.

Zapata menciona que desde su condición de detenida de manera preventiva no puede decir su "verdad” sobre el caso. "Lamentablemente yo desde esta prisión no puedo decir mi verdad, a pesar de que en su momento los gobernantes aseguraron que podría dar una conferencia de prensa, la misma que obviamente no puedo realizar pues me encuentro privada de libertad”, añade.

Insiste que quiere defenderse por las acusaciones falsas contra su persona. "Como usted comprenderá esta situación es ya insostenible pues no solamente se trata de un tema de justicia, que a pesar de ser acusaciones falsas, sería razonable yo pueda defenderme, acá se trata de la vida de mi hijo, de su nombre y su existencia que está siendo cuestionada no quiero imaginar con qué fines”.

Zapata denuncia que vía teléfono en la cárcel de Obrajes amenazada de muerte si dice su verdad sobre el tema. "Por otra parte yo vía el teléfono público que se encuentra en el patio del COF, recibo constantes llamadas, donde se me amenaza con que apareceré muerta si me animo a decir mi verdad”.

La expareja del presidente Morales pide al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Bolivia, Denis Racicot, que acuda a la cárcel de Obrajes para que la escuche su verdad. "Es por estas razones que acudo a su autoridad, pues es el indicado y está facultado para hacer respetar los derechos humanos de las personas y preservar sus vidas. Motivo por el que le escribo esta carta para pedirle, suplicarle pueda usted hacerse presente en este recinto penitenciario para escuchar mi verdad y ayudarme en este terrible momento que me toca vivir a mí y a mis pequeños hijos”.

Por último, Zapata denuncia que sus derechos no son respetados. "Agradeciendo de antemano por su atención y en la seguridad de que este justo reclamo y mi clamor por el respeto a mis derecho humano que hoy por hoy están siendo pisoteados, será tomado en cuenta por su autoridad, me despido, reiterando mis consideraciones más distinguidas”.

.

 

 
 

 

Comentarios

También te puede interesar: