La Paz, Bolivia

Viernes 22 de Septiembre | 05:56 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Chile reconoció en 1908 que las aguas del Silala son vertientes

Esas aguas fueron adjudicadas para el abastecimiento de las máquinas de ferrocarril. Ahora benefician a al menos 40 empresas mineras del vecino país.

Chile reconoció en 1908 que las aguas del Silala son vertientes

Beatriz Layme/ Página Siete.El primer ojo de agua del Silala (Potosí), custodiado por efectivos militares bolivianos.

Beatriz Layme/ Página Siete. El primer ojo de agua del Silala (Potosí), custodiado por efectivos militares bolivianos.

Beatriz Layme / La Paz
 
Chile reconoció que las aguas del Silala provienen de vertientes ubicadas en el Cantón Quetena de la provincia Sud Lípez del departamento de Potosí, y no se habla de un río internacional, según la escritura de concesión y adjudicación que fue suscrita el 28 de octubre de  1908.
 
En la cabecera del documento señala: "Testimonio N 48/1908, escritura de concesión y consiguientemente adjudicación del uso de las aguas que forman unas vertientes, denominadas ‘Siloli’”, suscrito entre la Prefectura de Potosí y la Compañía The Antofagasta (Chili) & Bolivia Railway Company Ltd (FCAB)”.
 
Las aguas adjudicadas fueron destinadas a la "alimentación” y abastecimiento de las máquinas de ferrocarril. La concesión fue cancelada en 1997.
 
En marzo, el presidente Evo Morales anunció el inicio de otro proceso ante la Corte Internacional de Justicia contra Chile por el uso arbitrario de las aguas del Silala, que abastecen sin compensación hace más de 100 años a varias ciudades del norte de Chile. 
 
Ante eso, La Moneda argumentó que las aguas del Silala supuestamente corresponden a un río internacional y para demostrar su hipótesis sacó un mapa  de 1904 en el que se observa un trazo que sería el supuesto río que nace en Bolivia e ingresa a territorio del vecino país. 
 
No obstante, en el documento de 1908,  The Antofagasta (Chili) & Bolivia Railway Company Ltd (FCAB) solicita usar las aguas de las "vertientes no muy abundantes” que "brotan en un terreno completamente crial y de dominio público, pues ni en las inmediaciones a muchas leguas a la redonda, existe propiedad alguna particular, ni menos campos de cultivo”, señala el documento.
 
La empresa, en ese entonces,  explicó a la Prefectura de Potosí que necesitaba de esas aguas para la alimentación de las máquinas de ferrocarril debido a que usan aguas impropias que destruyen sus calderos en poco tiempo, y que tienen que conducir desde largas distancias en estanques, lo que dificulta el tráfico.
 
En el documento Chile también admite que con "obras de captación y de canalización, podrían utilizarse  dichas vertientes aunque con coste crecido, y se proyecta ejecutar esas obras para utilizarlas en el espacio de su línea”.
 
La experta en derecho internacional, Karen Longaric, afirmó en una entrevista que si bien indica "Siloli, el nombre no incide en nada porque en el documento admite  que las aguas provienen de vertientes que emergen en territorio boliviano”.
 
Agregó que La Moneda no puede negar que  realizó obras para captar y  canalizar las aguas de las vertientes  de los bofedales, además que tiene una deuda histórica. "No es que las aguas discurren en forma natural; fueron canalizadas”, apuntó. 

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde informó que 180 litros por segundo son canalizadas a Chile, para que la colombiana  Empresas Públicas de Medellín (EPM) venda el recurso vital que llega desde Bolivia a 40 mineras de cobre que operan en el norte chileno. Entre ellas a la Compañía Nacional del Cobre (Codelco), compañía estatal que administra las principales minas de la región.
 
El periodista y autor del libro Potosí Ille Fatum, Mario Caro Martínez, advierte que Chile tendría una deuda con el departamento de Potosí de 573.715.176 dólares por el uso de las aguas del Silala, recolectadas desde 1908 hasta 1976.
 
Los documentos
  • Pago La protocolización del documento de concesión y adjudicación de las aguas del Silala  tuvo un costo de 40 centavos en timbres. Bolivia pagó 30 centavos y la Compañía The Antofagasta (Chili) & Bolivia Railway Company Ltd (FCAB) apenas 10 centavos, según el autor del libro Potosí Ille Fatum, Mario Caro Martínez.
  • Sin uso Las aguas del Silala "topográficamente no pueden ser aprovechadas por los potosinos del lugar y más bien ven con resignación cómo esas aguas van a satisfacer las necesidades del norte chileno”, advierte Caro.
  • Propuesta El Gobierno nacional anunció que ejecutará proyectos para el aprovechamiento de estas aguas.
14
2
Comentarios

También te puede interesar: