Gobernador de Potosí anuncia construcción de hotel en el Silala

En 2014 también se planteó la construcción de una planta embotelladora de agua y criaderos de peces; sin embargo, estos proyectos no dieron resultados.
Gobernador de Potosí anuncia construcción de hotel en el Silala
Parlamentarios y pobladores de Bolivia recorren los manantiales del Silala.
jueves, 07 de julio de 2016 · 00:34
Wendy Pinto  / La Paz

Un hotel en el Silala y la electrificación del lugar son los proyectos que impulsará el gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, con ayuda del Gobierno central para sentar soberanía en esa zona.  La autoridad informó  que la construcción  comenzará este año.

"Tenemos dos proyectos importantes: primero, el hotel en el Silala, porque cuando vamos allá no hay dónde llegar, y segundo, la  electrificación de todo el lugar”, explicó Cejas consultado sobre la manera en que el Estado  sentará soberanía en el Silala.

Según  la autoridad departamental, estos dos proyectos serán ejecutados este año con prontitud, para lo que se requiere de una "fuerte” inversión económica. "Para el hotel mínimamente se requieren 1,5 millones de bolivianos, para la energía eléctrica necesitamos  de seis a nueve millones de bolivianos”, detalló.

Sin embargo, esos no son los únicos proyectos para este año,  también está la embotelladora de las aguas del Silala, producto que fue distribuido como bebida oficial en la Cumbre G77+China en 2014. Tras la distribución de  42.000 botellas de agua, el presidente boliviano Evo Morales recalcó entonces que el líquido  "es  agua de la soberanía”.

Para la implementación de la embotelladora se  necesitan por lo menos 20 millones de bolivianos para toda su construcción y puesta en marcha,  pero Cejas ya pensó en modificarlo ante la reducida cantidad  de recursos económicos. "Es mucha plata, estoy pensado en  modificarlo y hacer un proyecto un poco más pequeño”, precisó.

Esos son los proyectos inmediatos y principales, pero el gobernador habló de otros, como un proyecto de riego para utilizar el agua en beneficio de los productores  con ayuda del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MyMMA), y otro de turismo, en coordinación con el Ministerio de Culturas.

Actualmente, el departamento de Potosí registra sequías en varios municipios y escasez del líquido vital, incluso en la ciudad de Potosí.

No se trata de la primera iniciativa para sentar soberanía en esa región con escasa precipitación pluvial, de hecho, el antecesor de Cejas, Félix Gonzales, se propuso la instalación de una planta embotelladora de agua y la crianza de truchas, pero ninguno de los proyectos tuvo éxito.

  Los manantiales del Silala están ubicados en el cantón Quetena  del departamento de Potosí. Chile argumenta que se trata de un río de curso internacional que forma parte de una cuenca hidrográfica de ese país, aunque en su demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya habla de un "curso de agua internacional”, que según una reciente convención de la ONU supera el concepto tradicional de "río”.

  El Estado boliviano tiene dos años para preparar la contramemoria y la contrademanda contra el vecino país, mientras Santiago debe presentar su memoria hasta el 3 de julio de 2017.

 

Chilenos no irán a visitar el manantial

Los legisladores de Chile decidieron suspender la visita a la frontera con Bolivia, donde presuntamente pasa el "río Silala”, debido a que en los recientes días una comisión de asambleístas bolivianos sesionó en el lugar.
"Decidimos ir a territorio  nuestro, chileno, nuestra misión era meramente educativa”, dijo el diputado chileno Jorge Tarud a medios bolivianos. 

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, dijo el 10 de junio que una comisión de parlamentarios y técnicos iba a realizar una visita al "río Siloli” este 15 de julio.  

 Las autoridades bolivianas, ante tal anuncio, decidieron sesionar en el cantón Quetena, Potosí, donde están ubicados los bofedales del Silala. Esta acción fue una de las causas para que los chilenos cancelaran su visita. El gobernador de Potosí, Juan Carlos Sejas, dijo que el 15 de julio iban a esperar la llegada de los chilenos de manera amable y con platos típicos, y les explicarían que el Silala es un manantial y no un río.