En medio de desacuerdos migratorios, Macri invita a Evo a ver el clásico Boca-River

El embajador de Argentina en Bolivia informó que en el primer semestre de este año habrá una reunión entre ambos presidentes.
lunes, 06 de febrero de 2017 · 17:49

 

AFP

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Argentina, Mauricio Macri, se reunirán antes de junio para abordar la agenda bilateral, anunció este lunes el embajador argentino Normando Álvarez, en medio de desacuerdos migratorios entre ambas naciones.

El diplomático argentino, que se reunió con el canciller boliviano, Fernando Huanacuni, consideró luego de la cita que "hay que calmar las aguas (...), discutir seriamente" las diferencias por el endurecimiento de la política migratoria argentina.

Más de un millón de bolivianos vive actualmente en Argentina, según cálculos oficiales. Para abordar la agenda bilateral, "en la primera quincena de marzo va a haber una reunión entre él (Huanacuni) y nuestra canciller, acá o en Buenos Aires", anunció Álvarez.

La cita servirá de preámbulo para que, "antes de mediados de año, se reúnan el presidente Macri con el presidente Evo donde (...) se firmen todos los convenios que están pendientes entre ambos países".

En el marco de esa relación, Álvarez reveló que Macri invitó a Morales, un apasionado del fútbol, a presenciar el 16 de abril en Buenos Aires el clásico entre River Plate y Boca Juniors.

El gobierno de Macri aprobó medidas que endurecen el control migratorio en su país y aceleran los procesos de expulsión en caso de delitos y de ingreso ilegal de extranjeros a su territorio.

Para el efecto, el gobierno boliviano desplazó estos días una misión a Buenos Aires "para ver a nuestros hermanos en Argentina y conocer cuál es el problema que tienen", según el presidente del Senado, José Alberto Gonzales.

Curiosamente, Álvarez señaló que en una reunión este lunes de la misión boliviana con el vicecanciller argentino, Pedro Villagra, "se habló de todo menos de esta cuestión del decreto" migratorio. "Hablaron de distintos temas, pero no hablaron del tema migratorio", insistió.

El gobierno boliviano protestó ante declaraciones de la ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, sobre inmigrantes sudamericanos que delinquen en su país.

Con Huanacuni, "hablamos de empezar de nuevo", matizó Álvarez. "Hubo errores en cuanto a la manera que se lanzaron los decretos, las modificaciones a la ley, creo que Argentina y Bolivia deben pelear para que no exista ningún muro ni físico ni ideológico porque tenemos que respetar nuestra historia en común", agregó.