Migración argentina comenzó batidas en zonas de bolivianos

Detienen a extranjeros indocumentados por 12 horas y les hacen firmar un acta para regular su situación. Si hallan cualquier antecedente, los deportan.
Anterior Proximo
Migración argentina comenzó batidas en zonas de bolivianos
Beatriz Layme / Página Siete.Buenos Aires recibe la visita de una comisión boliviana.
Migración argentina comenzó batidas en zonas de bolivianos
Beatriz Layme / Página Siete.Wálter Vallejos , vicepresidente de residentes bolivianos.
Migración argentina comenzó batidas en zonas de bolivianos
El acta que deben firmar los extranjeros en Argentina.
lunes, 06 de febrero de 2017 · 02:10:00 a.m.
Beatriz Layme /
Enviada especial a Buenas Aires

"¡Alto, su DNI. Somos de Migración!”. Con esa orden, personal de la Dirección Nacional de Migración de Argentina detuvo a varios extranjeros en las últimas semanas, informó Wálter Vallejos Terceros, vicepresidente de residentes bolivianos de Defensa del Proceso de Cambio, que vive en Buenos Aires hace más de 40 años.
 
Migración, dependiente del Ministerio del Interior de Argentina, realizó la semana pasada un operativo sorpresa en Liniers, un barrio de Buenos Aires, donde está concentrada gran parte de bolivianos, al igual que en Flores, Matadero, Celina y Lugano. En esas zonas  también residen -en gran cantidad- paraguayos y peruanos.
 
Vallejos explicó que el modo de operar de Migración argentina es detener a todo extranjero por 12 horas y en ese tiempo investigar todos los antecedentes. En caso de existir denuncias o procesos penales, Migración realiza el trámite para la deportación del ciudadano. Extranjero que no tiene antecedentes igual debe volver a presentarse ante Migración.
 
 "Detienen al extranjero, le hace llenar el Acta de Declaración Migratoria e Intimación a Regularizar en la que debe detallar nombres, nacionalidad, domicilio del país de origen, en qué llegó a Argentina, DNI, domicilio actual y si es inquilino dar el nombre del propietario, si tiene familiares”, relató Vallejos mientras mostraba la notificación de Emmanuel, un ciudadano paraguayo que fue arrestado por Migración en el operativo de Liniers.
 
"Luego será un boliviano. Este es el inicio de la arremetida a título de luchar contra la delincuencia y narcotráfico”, advirtió Vallejos. Agregó que desde la pasada semana Migración también  realiza operativos sorpresas en las terminales de buses que llegan de Paraguay, Perú y Bolivia.  
 
En enero pasado, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, aprobó el decreto 70/2017, que endurece el control migratorio a título de lucha contra la delincuencia y narcotráfico. La norma comienza señalando que cada Estado tiene "la prerrogativa soberana de decidir los criterios de admisión y expulsión de los no nacionales”.
 
Nuevo recurso
 
Carlos Jiménez, otro boliviano que se identificó como dirigente del Comité del Proceso de Cambio en Buenos Aires, calificó  la medida que impone el Gobierno argentino como  discriminatoria y racista. "Ahora con cualquier calumnia e injuria pueden expulsar a los bolivianos”, lamentó.
 
Anunció que en coordinación con organizaciones sociales y entidades de defensa de los Derechos Humanos, los bolivianos se movilizarán y presentarán un nuevo amparo para impedir la aplicación de la nueva norma migratoria. "Metió en una sola bolsa a todos los bolivianos, como si nosotros fuésemos traficantes, narcotraficantes, asesinos. Nosotros lucharemos para que se suspenda la ley”, advirtió Jiménez que radica hace 42 años en Argentina.
 
La nueva norma de Migración destaca que "la población de personas de nacionalidad extranjera bajo custodia del Servicio Penitenciario se ha incrementado en los últimos años hasta alcanzar en 2016 el 21,35% de la población carcelaria total”. Actualmente, los extranjeros representan el 4,5% de la población argentina, según medios del vecino país.
 
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, señaló el sábado que "sería bueno” reforzar los controles terrestres con la aplicación de un protocolo para ómnibus similar al API (Información Anticipada del Pasajero), mediante el cual las aerolíneas brinden datos sobre las personas que viajan a Argentina.  
 
"La ley de migración de Bolivia dice lo mismo que dice la Argentina. Además, tengamos en cuenta que el año pasado, 29 ciudadanos de nuestro país fueron presos en el Estado Plurinacional”, justificó Bullrich al defender la nueva norma migratoria.
 
En ese sentido, Jiménez advirtió que "falta que la norma vaya al Congreso (de Argentina); defenderemos nuestros derechos. Piensan que los bolivianos seguimos siendo los pobrecitos. Denunciaremos, junto a las organizaciones nos movilizaremos”.
 
Reunión con el Congreso argentino 
 
El dirigente del Comité de Defensa del Proceso de Cambio, José Wálter Peredo, declaró a la prensa boliviana  que visitarán este martes 7 de febrero al diputado opositor Edgardo Depetri del Frente Para la Victoria  para transmitir la preocupación de los bolivianos sobre los peligros que significa la nueva norma de Migración. Peredo dijo que por el momento no sienten los efectos del estricto control migratorio, pero advirtió que una vez aprobada en el Congreso argentino, comenzará la persecución indiscriminada contra los residentes bolivianos.

La comisión boliviana, en reunión privada
Dirigentes del comité acudieron la tarde de ayer  a la Embajada del Estado Plurinacional de Bolivia en Buenos Aires para reunirse con la comisión boliviana que llegó a Buenos Aires para conocer la situación de los residentes bolivianos frente al decreto de control migratorio que aprobó el gobierno de Macri.   
 
Sin embargo, se encontraron con las puertas cerradas y sin personal que les dé información. En esas circunstancias llegaron dos dirigentes identificados con el MAS y al ver que no había atención llamaron por celular al cónsul de Bolivia en Buenos Aires, Ramiro Tapia. 
 
Al concluir la llamada, los dirigentes del partido oficialista presurosos subieron a un vehículo particular. Uno de los miembros del comité les dio alcance y preguntó dónde sería la reunión con la delegación. La respuesta fue: "No puedes ir, ustedes no pueden entrar, es reunión privada”.
 
Los miembros del comité lamentaron que la delegación boliviana -integrada por el ministro César Cocarico, el presidente de Senado, José Alberto Gonzales, y el viceministro Klarens Endara- solamente se reuniera con unos cuantos y no con toda la comunidad boliviana.
 

66
53