Zapata fue eximida del delito de uso indebido de influencias

La exdirectora de Gestión Social dijo ante el juez que el exministro de la Presidencia recibía un informe de las actividades de su unidad.
jueves, 23 de marzo de 2017 · 12:48:00 a.m.
Agencias  /  La Paz

El fiscal Daniel Ayala informó que la autoridad judicial eximió a Gabriela Zapata Montaño del delito de uso indebido de influencias en el marco del juicio oral que se inició esta semana. 

"Gabriela Zapata Montaño fue sobreseída del ilícito de uso indebido de influencias, porque es un delito propio del servidor público”, dijo a los periodistas.

Después de  que los imputados prestaran su declaración, la comisión de fiscales ingresará a la fase de la exhibición de las pruebas testificales y la demostración de su tesis, según la agencia gubernamental ABI.

Cristina Choque, exdirectora de la Unidad de Apoyo a  Gestión Social (UAGS), en su declaración ante el juez dijo que todo el trabajo que ejecutó fue de conocimiento de la máxima autoridad y que presentaba un informe cada semana al entonces ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

"¿Quién era la máxima autoridad?”, le preguntó el presidente del Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción, Iván Perales, y ella respondió: "Juan Ramón Quintana”. La autoridad consultó:
 
"¿La Máxima Autoridad Ejecutiva (MAE) sabía que la señora Gabriela Zapata participaba en actividades de Gestión Social?”, Choque añadió: "Como organización sí, sabían en el ministerio que los trabajadores sociales comunitarios sí participaban”. 

Choque, en su declaración testifical, argumentó que ella realizaba un informe semanal a la máxima autoridad. "Ahí tengo como pruebas presentadas con copias que puede verificar de la Unidad de Gestión Social”, dijo en el tercer día el juicio oral.

La exdirectora de la UAGS es acusada por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de bienes del Estado porque, según el Ministerio Público, se habrían realizado contratos en la unidad que ella dirigía con empresas en complicidad de  Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales.

 Ayer  continuó el juicio oral contra Choque, Zapata, Ricardo Alegría, el empresario Marvin Ramírez, el chofer Jhimmy Morales, (los tres   con detención preventiva) y el abogado Wálter Zuleta, quien es prófugo de la justicia boliviana.

Alegría, en su declaración, dijo que su participación en este caso sólo se limita a la verificación de la construcción de una muralla de un predio en Mecapaca. 

Afirmó que no tiene bienes y que la Fiscalía no presentó las pruebas que lo involucren en una sociedad con Zapata.

Ramírez  argumentó que no hay pruebas de los delitos por los que le acusan, entre ellos legitimación de ganancias ilícitas.
1
8