La Paz, Bolivia

Domingo 20 de Agosto | 15:14 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

“Cuando no se respeta la ética, la corrupción crece y crece”

El experto sostiene que la crisis financiera de 2008 y el caso de sobornos Odebrecht se dieron por falta de ética. Dice que ser ético conlleva muchas ventajas

“Cuando no se respeta la ética, la corrupción crece y crece”
Pablo Peralta M. / La Paz
 
Eduardo Schmidt sostiene que cuando no se respetan los principios éticos, la corrupción no termina de expandirse. El experto en ética visitó el país y reflexionó -en esta entrevista- sobre los problemas que hay en la región como el caso Odebrecht y su relación con la ética.  
 
El especialista explicó cómo imparte sus cursos sobre el tema. Comentó, entre otros detalles, que para que la ética no sea aburrida elude el lenguaje del filósofo y más bien busca hablar un lenguaje que los profesionales entiendan. 
 
¿Por qué es necesaria la ética en este tiempo, sobre todo en la región?
 
La mejor respuesta la tenemos cuando reflexionamos acerca de lo que pasó con la crisis financiera en 2008. En el fondo,  todo ese desastre ocurrió por falta de ética.  Cuando no se respeta la ética, la corrupción crece, crece, crece y se nota su ausencia recién, a veces, cuando hay un desastre como esa crisis financiera. 
 
El título de mi libro que se usa aquí en Bolivia, desde hace años, es Ética y negocios para América Latina. No "Ética o Negocios”. Es que algunos dicen o tienes que ser ético o tienes que hacer negocios. 
 
Debemos poder hacer negocios éticamente. Ahora hay algo a nuestro favor. La gente -no sé cómo es aquí en Bolivia- pero por lo menos en  Perú está harta de los engaños. Entonces tú puedes "darte el lujo” de ser ético y que ello sea rentable. Yo recuerdo a una señora que me decía: "Padrecido, ustedes no conocerán algún carpintero, yo le pago más, pero que sea honrado”. O sea, las cosas andan tan mal en muchos países que ser ético es buen negocio  si mantienes tu línea.
 
El tema de sobornos en torno al caso Odebrecht está tocando a más de 10 países de la región.
 
¿Cuánto diría que tiene que ver con la ética?
 
Se comienza a ver lo que siempre ha habido. Entonces, muchas cosas empiezan a salir. Lo de Odebrecht, en el fondo, es un problema de ética. Y no es de extrañar que en la mayoría de las universidades, por lo menos en  Perú, no hay cursos de ética profesional o si los hay no son bien recibidos por los alumnos por una serie de motivos. 
 
Entonces, lo que yo he hecho a lo largo de mi vida es tratar de ver cómo podríamos diseñar un curso de ética y un plan de formación ética profesional que les gustará a los latinoamericanos y que pudieran usar; y entonces de eso han venido mis libros y ya hemos sembrado en siete países. Dicho de paso, el país fuera de Perú donde mejor respuesta hubo es aquí.
 
Un exalumno me dijo en el tema de sobornos que la razón por la que tanta gente paga sobornos así nomás es porque no se dan cuenta; deberían tratar al soborno como un sobrecosto. ¿Qué haces en tu negocio? Eliminar sobrecostos. Entonces debes prevenir qué es lo que puede pasar y cómo podrías tú ganar eliminando sobrecostos. El problema es que nos agarran de imprevisto o no nos importa, pero si uno comienza a mirar ese tema como mira cualquier otro sobrecosto, mucho se puede hacer para reducir y eliminar ese sobrecosto. 
 
¿Cómo hace para que la ética no suene "aburrida”?
 
Hablar un lenguaje que los profesionales entendieran, no el lenguaje del filósofo, porque la mayoría de la gente respeta  la filosofía, pero no la conecta a su vida, a su forma de portarse en los negocios, etc. 
 
Entonces, hemos tenido que diseñar un modelo que les ayude a analizar  el tipo de situaciones en el que se encuentran  (cuando es un curso de posgrado) o que van a encontrarse (cuando es un curso de licenciatura), que puedan manejar de una forma realista.
 
En esa búsqueda que hizo, ¿encontró alguna clave para hacer que encante la ética?
 
Las personas tienen intuiciones éticas que son muy buenas, pero no saben cómo defenderse a la hora de la verdad. Tienen lo que describimos como una ética intuitiva.  Yo pregunto a un empresario: "¿Usted haría tal cosa (suponiendo que no se debería hacer)?”.  Y el empresario me dice: "No, eso no haría”. Le pregunto: "¿por qué?”. Me mira y me dice: "No, pues, sería una cochinada”. Entonces le digo: "¿Por qué le parece que es una cochinada?, hay mucha gente que lo hace”. "No, pues, es que…”, responde. Entonces,  si sigo apretando con preguntas, a fin de cuentas me dice: "Es que yo no soy así, yo tengo mi modo de ser”. Entonces,  su ética está enraizada con su modo de ser. Entonces de partir en un curso del supuesto que hay que enseñarles teorías de ética hay que ayudarles a sacar lo que tienen dentro. Examinarlo a la luz de un mapa teórico y aprender cómo formular principios.
 
¿Es necesario definir una especie de decálogo de principios básicos?
 
Los colegios de profesionales, las empresas tienen sus códigos. Por otra parte, nosotros estamos convencidos de  que la formación ética tiene que ver más allá de esos códigos. Estamos hablando de qué tipo de persona estamos ayudando a formar, y entonces lo que tratamos de desarrollar en los cursos es la formulación de principios morales; tus mismos principios éticos, tú los formulas con tu lenguaje, sabiendo lo que sabes de todo esto. 
 
Si tuviéramos un decálogo, se puede decir según el número 5, no, no, no. Tiene que ser otro tipo de habilidad. 
 
Los principios éticos deben tener cuatro características: 1) Deben ser objetivamente verdades; 2) tienen que ser siempre válidos; 3) deben expresarse de ser posible en forma positiva;   y 4) tienen que ser en un lenguaje que tú y tus colegas entiendan. 
 
¿Cómo hacer para que el susurro se convierta en grito?
 
Es trabajo de hormiga. El gran problema que tenemos, y decimos a nuestros alumnos en licenciatura, es que cuando tú vas buscando tu primer trabajo, mira bien, te ofrecen cualquier cantidad de dinero, porque eres bien talentoso, etc. Ve bien con quién te vas a estar trabando. Mira bien a los gallos que hay en ese gallinero antes de saltar porque si no, a pesar de tus buenas intenciones, o te botan o te agarran como parte de su mafia interna. 
 
Ahora bien, eso tiene su costo en cuanto a tus ingresos, sobre todo al inicio de tu carrera, pero si tú estableces tu línea, puede ser lo que decimos de la oferta y demanda para gente ética (o sea, las cosas andan tan mal en muchos países que ser ético es buen negocio).
 
"Las personas tienen intuiciones éticas que son muy buenas, pero no saben cómo defenderse a la hora de la verdad. Tienen lo que describimos como una ética intuitiva”.

"O sea, las cosas andan tan mal en muchos países que ser ético es buen negocios si mantienes tu línea. Ser ético es rentable”.
 
"Muchas personas de buena voluntad terminan en corrupción porque no saben cómo manejar la situación, no porque son malos, por lo menos al inicio”.
30
0

También te puede interesar: