Fiscalía convoca a Pablo Solón en calidad de imputado

El exembajador de Bolivia ante la ONU deberá comparecer el 21 de agosto por presuntos delitos penales cometidos durante sus funciones diplomáticas.
miércoles, 16 de agosto de 2017 · 10:23:00 p.m.

ANF / La Paz

La Fiscalía convocó al exembajador de Bolivia ante la ONU, Pablo Solón, para que declare ante esa instancia en calidad de imputado el próximo 21 de agosto. Así lo informó este miércoles el activista.

Solón fue denunciado, junto al periodista Rafael Archondo, por el Viceministerio de Transparencia por presuntos delitos penales cuando ejercieron funciones diplomáticas hace seis años.

A través de una publicación en Facebook, Solón cuestionó que pese a que el ministro de Justicia, Héctor Arce, indicó que se determinó un proceso administrativo al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores, esta jornada le llegó la notificación del Ministerio Público.

"Hoy 16 de agosto un investigador por encargo de la fiscalía me cita a declarar en calidad de "imputado" por delitos de tipo penal para el lunes 21 de agosto de 2017 a horas 14:45 ¿Donde está la justicia y la transparencia?”, cuestionó en la red social.

Según la denuncia de las autoridades, el pasado 19 de enero de 2011, Solón nombró a Archondo "como Embajador Representante Permanente”, de Bolivia ante la ONU. El comunicado oficial del nombramiento habría sido firmado solo por el exembajador siendo que quien nombra a los representantes y embajadores es el presidente del Estado.

"El hecho de que un embajador saliente haya nombrado directamente y haya acreditado a un supuesto nuevo embajador, como lo hace ante la Organización de las Naciones Unidas, es un delito”, dijo Arce.

Seis años después de ese hecho, el Viceministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción en septiembre de 2016 los denunció por tres presuntos delitos penales: incumplimiento de deberes, anticipación y prolongación de funciones y nombramientos ilegales.

Tales denuncias fueron rechazadas por los aludidos quienes coincidieron que se trata de una acción política para "castigar” el pensamiento disidente al partido de gobierno.