Juárez: Ni en dictadura ni en guerra entraron a una iglesia

“A lo largo de la historia, antigua y reciente, la iglesia ha sido un lugar de acogida y protección para todos aquellos que se sentían perseguidos”, reza un texto de la CEB.
Juárez: Ni en dictadura ni en guerra entraron a una iglesia
El jueves, la Policía reprimió y golpeó a un grupo de universitarios en el templo de San Francisco. Foto:Sara Aliaga / Página Siete
sábado, 13 de enero de 2018 · 00:04

José Antonio Vásquez  / La Paz


 “Hasta ahora nadie se había atrevido a entrar persiguiendo a personas a una iglesia ni a un templo; ni en tiempos de dictadura ni en tiempos de guerra. Los lugares sagrados siempre han sido considerados como lugares de asilo y  de refugio para salvaguardar la vida”, lamentó ayer el representante de la Iglesia Católica y   arzobispo de Chuquisaca, Jesús Juárez, en referencia a la “golpiza” que recibieron estudiantes de la UMSA dentro del templo paceño, el jueves  pasado cuando  el Rally Dakar ingresó al país.


Indignados, los representantes de la  Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) emitieron ayer  un comunicado  en el que denunciaron que la Policía hizo   uso de la fuerza en “instalaciones de un lugar sagrado y protegido como patrimonio cultural religioso”.


 “Recordamos que, a lo largo de la historia, antigua y reciente, la iglesia ha sido un lugar de acogida y protección para todos aquellos que se sentían perseguidos, y esto sin importar la posición social o política de las personas”, se lee en el comunicado,  emitido por la secretaria general del  CEB.


El jueves, el  día en el que los competidores del  Rally Dakar llegaron a la ciudad de La Paz, la Policía desplegó un contingente de uniformados  que reprimieron a decenas de estudiantes de la UMSA, médicos, maestros y activistas políticos. Al igual que ocurrió el 21 de diciembre cuando la Policía persiguió,  intervino y gasificó a los estudiantes dentro de las instalaciones de la UMSA, grupos de oficiales ingresaron sin autorización a la iglesia de San Francisco para, según el rector Waldo Albarracín y varios testimonios, “masacrar”, “golpear” y hacer “sangrar” a los universitarios.


Juárez condenó los actos violentos “acaecidos” en las instalaciones del templo de  San Francisco”.  

“No es posible que no se respete una basílica que es un lugar sagrado”, lamentó el arzobispo de Sucre.


En el comunicado, la Iglesia Católica señala que el Gobierno no puede  aducir el  normal desarrollo del  Rally Dakar como justificación para  reprimir a los manifestantes. “De acuerdo con el marco constitucional vigente, el Pueblo tiene derecho a manifestar su protesta y ser escuchado y las leyes del Estado tienen que ser consensuadas para poder ser, también, acatadas”.


   Las autoridades eclesiásticas hicieron un llamado al Gobierno para que escuche “con respeto” y “racionalidad”  los masivos pedidos de la población y no minimizar las manifestaciones ciudadanas.