La Paz, Bolivia
Viernes 28 de Noviembre
06:53 hs

Actual Min 16° Máx

Un día para la Dignidad Nacional

Editorial

Un día para la Dignidad Nacional
A 10 años de la denominada "guerra del gas”, se realizaron diversas actividades en conmemoración de lo que fuera uno de los momentos más críticos de la democracia, cuando el pueblo boliviano se rebeló contra una forma de ejercicio del poder y administración del país; un momento de inflexión histórica sin el cual no es posible entender el presente.
 En octubre de 2003, aunque el pueblo boliviano en su conjunto acompañó el proceso, fue el pueblo alteño el que abanderó la movilización social, la protesta y la agenda (la llamada Agenda de Octubre) que determinó el des-
enlace histórico de aquel momento. El actual Proceso de Cambio tiene pues entre sus orígenes estos acontecimientos y no es por ello casual que los homenajes a las más de 60 víctimas sean encabezados por el Ejecutivo.
Es en el marco de estos actos que en El Alto, el pasado jueves 17 de octubre, ante una multitudinaria concentración, el presidente Evo Morales anunció la construcción de una represa de agua; garantizó el suministro de agua potable a 14 distritos de la urbe alteña y aseguró financiamiento para realizar mejoras en la autopista La Paz-El Alto; todas necesidades de la población de este municipio -segunda ciudad más poblada del país-.
Asimismo, se declaró al 17 de octubre como el Día de la Dignidad.
Es muy justo el reconocimiento al pueblo alteño, por el heroísmo y el estoicismo con que enfrentó esos días aciagos para la democracia del país, pero es importante que la fecha sea también un espacio simbólico para reflexionar sobre las tareas pendientes del sistema de gobierno que defendieron en aquel momento los bolivianos.
Octubre fue un punto de inflexión entre una forma de administrar el Estado y el resultado de un proceso iniciado por miles de compatriotas de tierras bajas que caminaron 600 kilómetros, desde Trinidad, en la marcha por "Dignidad, tierra y territorio”. Allí se planteó la necesidad de un nuevo orden constitucional para acabar con la injusticia social, la falta de oportunidades  económicas, la corrupción administrativa,  el contubernio político y la discriminación. Estos mismos ideales fueron  reivindicados en el 2000, durante la "guerra del agua”.
 Por ello, a tiempo de celebrar la iniciativa de dedicar un día a la Dignidad Nacional, es oportuno trascender lo coyuntural y volver a mirar dónde quedaron esos ideales comunes a todos los pueblos de este país. La dignidad nacional será tangible  no solamente cuando se encarcelen a los culpables de la masacre de El Alto, sino cuando de verdad los bolivianos -de tierras bajas y altas- se sientan reconocidos en sus derechos y en sus expectativas de una mejor calidad de vida.

Octubre es el resultado de un proceso iniciado por miles de compatriotas de tierras bajas en la marcha por "Dignidad, tierra y territorio”.
Comentarios
Copyright 2013 · paginasiete.bo | Todos los derechos reservados

Copyright 2013 · paginasiete.bo | Todos los derechos reservados