Editorial

Errada resolución del TSE

martes, 23 de diciembre de 2014 · 08:46:00 p.m.

 La cerrada defensa que el procurador del Estado y exdiputado, Héctor Arce, ha hecho a una polémica y equivocada resolución del Tribunal Supremo Electoral, que impide a exlegisladores postularse a diversos cargos electivos, demuestra el apoyo del oficialismo a dicha norma.
Si bien el MAS había protestado, tibiamente, por la resolución del Tribunal, la postura de Arce confirma que ésta le conviene a los intereses del Gobierno, sobre todo porque anula la posibilidad de que Rebeca Delgado, exdiputada opositora, se presente como candidata a la Alcaldía de Cochabamba, que algunas encuestas daban como ganadora.
Arce hizo uso incluso de un lenguaje olvidado por el oficialismo, como afirmar que "la institucionalidad republicana” se basa en que las normas del Tribunal son "absolutamente inapelables”.
Se ha presentado una situación paradójica: el régimen que menos respeta la separación de poderes y la institucionalidad democrática (al extremo de enjuiciar a un magistrado como Gualberto Cusi pese a sus serios problemas de salud) ahora señala que las decisiones del Tribunal son "absolutamente inapelables”. ¡Por favor!
La resolución del Tribunal es errada, decimos, porque señala que para poder postular a cargos de subgobernadores, corregidores, alcaldes y concejales  el interesado debe residir en la ciudad o departamento durante dos años previos a la fecha de los comicios.
No explica el Tribunal, ni el exdiputado Arce, por qué dejan fuera del requisito a los candidatos a gobernaciones. La razón es claramente política, de interés partidario.
Tampoco explica el Tribunal cómo exministros de Estado pudieron postularse a cargos en el Legislativo, por ejemplo Carlos Romero, actual senador por Santa Cruz, si no cumplían con este mismo requisito. Romero residió en La Paz durante los cinco años previos a su postulación, que exigía que tuviera residencia en el departamento mencionado.
También la resolución es criticable porque es discriminatoria: permite a los legisladores paceños a postularse a cargos en La Paz (ya que el Legislativo tiene como sede ese departamento), pero no a los de las otras regiones.
Éste es solamente el último de los errores (por decir de forma respetuosa) que comete el TSE. Aunque el oficialismo y el propio presidente Evo Morales han anunciado que "tenemos la obligación de respetar” la resolución, lo cierto es que la circular que aprobaron claramente viola el principio de igualdad que establece la Constitución Política del Estado. Estos vocales deben ser interpelados y hasta podrían ser juzgados por este hecho irregular.

Lo que el Tribunal Supremo Electoral está haciendo es demostrar una vez más su inoperancia y su docilidad ante el poder. Pueden ser demandados.

Valorar noticia