Coeficiente deuda pública/ingreso fiscal indicador alternativo

miércoles, 16 de mayo de 2018 · 00:05

Página Siete publicó una opinión titulada “La importancia del coeficiente deuda/PIB”, cuyo autor no concuerda con el indicador alternativo deuda pública/ingreso fiscal expuesta en una columna de mi autoría “El problema de usar el coeficiente deuda externa pública/PIB”, que fue publicado también en Página Siete. Es natural mostrar cierto escepticismo y temor a los cambios de cualquier naturaleza, en particular a los cambios en la medición económica. 

Se menciona que este indicar alternativo sufre de dos problemas. Primero, se  hace alusión a trabajos anónimos del FMI en el sentido de que no contribuiría a “predecir” escenarios de estrés. Debo insistir que el ratio deuda pública/PIB no es capaz de proporcionar señales de riesgo en las finanzas públicas, debido a que el PIB no es ingreso del Gobierno, sino sólo un parte de ella, llamado impuestos. 

 La forma de comparar deuda del Gobierno con su ingreso no es un tema nuevo. Arnaud Marès (2010), en el informe de Morgan Stanley Research, Sala i Martin (2013) y Jeffrey Dorfman (2014) ya mencionaron aquello. En particular hicieron cálculos para las economías avanzadas. Considerando la deuda como un porcentaje del PIB para 2010, Japón, campeón de la deuda, superó el 180%, Grecia estuvo por debajo del 150% e Italia ocupó el tercer lugar con 109%. Estados Unidos se ubicó en el undécimo lugar (de un total de 34) con 61%. 

 Sin embargo, estas cifras y las posiciones en el ranking cambian sustancialmente cuando se calcula la deuda como porcentaje del ingreso fiscal. Japón siguió ocupando el número 1, con 900%, y Grecia en segundo lugar con 475%. El gran cambio es que Estados Unidos saltó hasta el tercer lugar con 408%. Jeff Desjardins (2015) calcula la deuda utilizando tres medidas diferentes primero, usando deuda/PIB, segundo, deuda/ingreso fiscal total y, tercero, deuda/ingreso del gobierno central. 

 Según este último, Estados Unidos ocupa el segundo lugar con 979% después de Japón con más de 2.000% para el año 2013. Esto también sucede con economías emergentes tal como se mostró en al artículo anterior.

 Para ilustrar mejor  qué ratio deuda/PIB no muestra señales de riesgo, considere el chascarrillo del autor; cuando una persona adquiere un crédito con el banco, éste no le pregunta acerca del ingreso total de la ciudad donde vive, si no de su ingreso personal. El sentido común y la lógica nos diría que la persona que se endeuda es la que debe pagar, tanto los intereses como la amortización, y no el conjunto de habitantes de la ciudad.  Las estadísticas muestran que el indicador (deuda pública/ingreso fiscal) no favorece a los gobiernos y por ello, al menos se presume, existe el recelo de usar esta medida alternativa.

 Se debe recordar que el Gobierno de cualquier país es un agente más en la economía, como las familias, las empresas o los bancos; por lo tanto, la manera adecuada de medir el coeficiente de la deuda pública debería ser considerando el ingreso del gobierno, no el PIB de la economía. Y para examinar su sostenibilidad una variable clave es el ratio; por lo tanto, es supremamente importante, ya que sobre ella se comparan los déficits o superávits fiscales expresados en valor presente, lo que implica resolver y examinar la estabilidad dinámica de un modelo discreto tipo “forward looking”.

 En cuanto al segundo “problema”, se señala la existencia de una alta correlación entre el PIB y el ingreso fiscal. ¿Problema? la respuesta es no, esta correlación muestra que el ingreso fiscal es un sustituto perfecto del PIB para calcular el coeficiente de la deuda gubernamental, además justifica el indicador alternativo.

Alfredo Villca es doctorando en Economía en la Universidad EAFIT, Colombia.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí https://paginasiete.activehosted.com/f/45 o llame al número 2611749, en horas de oficina.

 
 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

43
6

Otras Noticias