El petróleo en el mercado mundial es insuficiente

Por 
jueves, 12 de julio de 2018 · 00:10

En las últimas semanas se ha producido un sorpresivo incremento en los precios del petróleo (13% en la última semana de junio) y una diferencia inusual de hasta 10 $us/bl en el precio de los petróleos WTI y Brent.

La IEA no alertó sobre estas anomalías. En su informe de mediados de junio, estimaba que el crecimiento de la demanda durante los años 2018 y 2019 sería de 1.4 MMbls/D, o sea un crecimiento medido que podría bajar debido al incremento de los precios, al proteccionismo comercial y a la fortaleza del dólar. Por el lado de la producción, para este año esperaba un incremento de hasta dos MMBls/D de los países non OPEP, especialmente de Estados Unidos, o sea un mercado bien abastecido. 

Sin embargo, los factores que han impulsado el alza del precio del crudo la segunda quincena de junio son: 

1. La caída de los inventarios en Estados Unidos.  Esta caída se debería a la imposibilidad de aumentar su producción como fue prevista y sería la causa de la notable diferencia entre los precios WTI y Brent. 2. La caída de producción de la OPEP  debido a la crisis venezolana, aunque en su última reunión en Viena, ante la perspectiva de tener mercados muy ajustados, decidieron elevar la producción en 600 Mblsd.  

3. Las sanciones de Estados Unidos a las exportaciones de crudo iraní. 4. El corte de energía en uno de los yacimientos más importantes de arenas bituminosas que se prolongará todo julio en Canadá,  lo que interrumpe las exportaciones a Estados Unidos. Canadá es el cuarto productor mundial de crudo y el corte puede afectar el 10% de su producción.

Las sanciones de Estados Unidos a Irán después de retirarse del acuerdo nuclear están elevando el

precio del crudo, porque lo obliga a reducir sus exportaciones de crudo y evita que los inversores europeos continúen con sus proyectos en ese país, son los casos de la francesa Total y de la inglesa Shell.  El CEO de Total declaró que sería impensable para cualquier compañía internacional correr el riesgo de ser excluida del sistema financiero de Estados Unidos por comprar crudo iraní después del 4 de noviembre próximo. 

Si bien China y Europa pueden evitar la aplicación de alguna de las sanciones y continuar comprando crudo iraní, las inversiones que puedan efectuar en Irán no compensarán las que pierda, y tampoco les interesa aparecer como los salvadores de Irán, dadas las tensiones existentes con Estados Unidos. La situación para Irán se ha vuelo crítica porque enfrenta protestas callejeras, la caída de su moneda, que ha generado la aparición del mercado paralelo, y, además, la decisión de la OPEP de incrementar su producción. Son factores que han puesto mayor presión sobre el crudo iraní. 

De acuerdo con el Tesoro de Estados Unidos, las sanciones se empezarán a aplicar el próximo 6 de agosto a toda compra en dólares, en oro y otros metales a las industrias de aviación y a la automovilista.

Se debe recordar que cuando se aplicaron las sanciones impuestas por Obama, la producción de Irán cayó de 4 MMBD el año 2010 a 2.5 MMBD el año 2013 y cuando se levantaron, el año 2016, volvió a subir la producción hasta cerca del mismo nivel. Su PIB creció también de 3% a 12%.  Estos datos demuestran la gran sensibilidad iraní a la aplicación de sanciones por parte de Estados Unidos.

La decisión de la OPEP de incrementar la producción entre 600 mil y 1 millón de barriles/día se debe a la necesidad de controlar el alza de precios que resulta de la reducción de stocks; las dificultades de Estados Unidos para subir su producción por encima de los 10 millones de barriles y al peligro de interrupciones de parte de algunos productores como Libia y Venezuela. 

La IEA estima que la producción conjunta de Irán y Venezuela bajará en 1.5 MMBls/D para fines del próximo año. La producción venezolana, en el curso de los dos últimos años, cayó en 1 millón de Bls/D y su colapso no tiene visos de solución.

Ante esta situación, al presidente Trump no se le ocurrió mejor idea que pedirle al primer ministro saudita (que es también el rey) elevar su producción en dos millones de barriles por día, acción que fue calificada de equivocada porque a Arabia, en vísperas de vender acciones de Aramco, le conviene los precios altos y también por la imposibilidad saudí de incrementar rápidamente su producción al nivel solicitado. El temor de Trump radica en llegar a las elecciones de medio término en noviembre con un precio interno de gasolina por encima de 3 $us/galón, criticado por el electorado americano por ser el más alto desde 2014.

La única solución que al parecer tiene Estados Unidos para controlar los precios es acudir a la venta de sus reservas estratégicas de petróleo. 

La subida internacional de los precios del crudo es conveniente para Bolivia, pero lamentablemente no puede aumentar la exportación de gas por falta de producción.

 

Hugo del Granado Cosio es experto en hidrocarburos.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

36

Otras Noticias