Jaque a Mesa

viernes, 13 de julio de 2018 · 00:09

La Fiscalía General del Estado tomó finalmente la decisión de presentar ante el Tribunal Supremo de Justicia  el requerimiento acusatorio de juicio de responsabilidades  contra el expresidente Carlos Mesa. Ante esa medida,  varios colectivos ciudadanos, organizaciones políticas, líderes de opinión se pronunciaron mostrando su solidaridad y apoyo, y sugiriendo distintos caminos que Mesa debería recorrer, en virtud a un conjunto de escenarios establecidos.

Algunos colectivos, por ejemplo, lo presionaron para que, de una vez por todas, asuma la decisión de ser candidato a la presidencia y, por tanto, ser también la fuerza aglutinadora de la oposición política partidaria, y ciudadana. Otros, más críticos aún, dijeron que si Mesa no toma una decisión valiente, confirmaría su posición de cobarde ante decisiones importantes para nuestro país.

Escuchando y leyendo esos comentarios, lo único que se puede concluir es que estos colectivos, y organizaciones no han analizado la línea política establecida por el expresidente, que subraya y ratifica, por el momento, su decisión de no ser candidato a la presidencia. Sus argumentos son contundentes. Explica que de tomar la decisión de ser candidato a la presidencia, implicaría, de manera directa, caer en el juego del Movimiento Al Socialismo (MAS), que tiene el objetivo firme de que los bolivianos olvidemos nuestras reivindicaciones para que se respete el voto del 21 de febrero. 

Esto quiere decir que si Carlos Mesa se postula como candidato, se iniciaría anticipadamente la campaña electoral, en la que se supondría que Morales es el candidato del oficialismo y Mesa de la oposición. 

Caeríamos, además, en el juego del Gobierno, ya que como sabemos las acciones del proceso iniciado a Mesa batieron los records de celeridad burocrática para tener los resultados que ya conocemos, y todo indica que dicha celeridad continuaría hasta cumplir los objetivos finales del Gobierno, que tienen que ver con que el juicio de responsabilidades se lleve a cabo y, por lo tanto Mesa, sea impedido de ser candidato.  

Cuando esto suceda, el Gobierno habrá hecho jaque mate a Mesa, ya que el mejor candidato de la oposición estaría fuera y la oposición, en general, en off side.

De esa manera, el MAS cumpliría las premisas de legitimar la candidatura de Morales, sacar de la palestra al principal candidato de la oposición que, según las últimas encuestas, es el único que le puede ganar a Morales en primera vuelta y finalmente descolocar, confundir y exterminar a la oposición proveniente de colectivos ciudadanos, partidos y otras organizaciones. De cumplirse todo esto, ¿adivinen quien sería nuevamente presidente?  

El deber ciudadano se encuentra entonces en seguir luchando por el respeto al voto del 21F a favor de la democracia boliviana. Podemos estar seguros que ahí sí Carlos Mesa asumirá el liderazgo que le demanda el pueblo boliviano y la historia. ¡Después ya veremos!

 

Jorge Dulon Fernández es  administrador público y cientista político

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

315
19

Otras Noticias