Ventana al mundo

¿Hacia una Doctrina Trump?

lunes, 12 de junio de 2017 · 12:00:00 a.m.
El pasado 21 de mayo, durante su reciente  estadía en Arabia Saudita, el presidente estadounidense pronunció impactantes palabras ante un nutrido cónclave de más de 50 líderes musulmanes que se encontraban reunidos allí. A mi modesto entender, los medios –más empeñados en buscar defectos o patanerías del excéntrico millonario ahora Jefe de Estado- no supieron resaltar debidamente lo expresado, pese a que lo dicho  por el controvertido mandatario bien podría constituir el embrión de la nueva Doctrina Trump para la lucha contra el terrorismo islámico.  
 
Donald Trump  hizo algo más que pronunciar meras frases de cortesía. Manifestó que estaba allí para hablarle con franqueza al mundo del islam. Entre otras cosas expresó: "esta es una batalla entre criminales que buscan destruir vidas y gente decente de todas las religiones que buscan protegerla. Esta es una batalla entre el Bien y el Mal”. También dijo: "sólo podemos superar este mal si las fuerzas del bien están unidas y fuertes, y si los que estamos aquí hacemos nuestra parte y nos repartimos la carga”.   Agregó: "Todos los países de la región tienen el deber absoluto de garantizar que los terroristas no encuentren un santuario en su suelo”. Recalcó además que las naciones del Oriente Medio no pueden esperar que el poder estadounidense aplaste por ellas al enemigo; fue enfático al aseverar que esos pueblos tendrán que decidir el tipo deseado de porvenir que quieren para sí mismos, para sus países y para sus hijos. Agregó que ciertamente se trataba de una elección entre dos futuros, pero era  una elección que  EEUU  no la podía hacer por cuenta de nadie; tenía que ser propia de cada uno y repitió una vez más que los países musulmanes deben estar dispuestos a asumir su parte de la carga en la lucha contra el terrorismo. "El porvenir será positivo sólo si las naciones que hoy albergan terroristas y extremistas los expulsan o los meten en la cárcel”, sentenció el mandatario.  
 
En otras partes de su histórico discurso Trump manifestó que Estados Unidos está preparado para  formar alianzas e intercambiar intereses compartidos en torno a la seguridad común. Reiteró finalmente la genuina voluntad de EEUU de procurar entendimientos constructivos en función de la paz mundial y del desarrollo de los pueblos, buscando socios que compartan sus metas. Asimismo, expresó que su gobierno ajustará estrategias para enfrentar amenazas cambiantes o hechos nuevos y desechará lo que no ha funcionado, creando nuevos enfoques que aseguren el éxito contra las amenazas del terrorismo mundial. Dichos enfoques estarán basados  en la experiencia y el buen juicio. 
 
Trump habló acerca de un tema de candente actualidad y habló como ningún presidente estadounidense lo hizo antes. Sus palabras fueron pronunciadas nada menos que ante un público colmado de líderes  musulmanes y en el país que alberga a la Meca. Al tiempo que les extendió a todos ellos la mano de la amistad, también les lanzó un desafío claro para que tomen iniciativas contra los terroristas y eviten así que sus pueblos tengan un  trágico futuro de miserias y sufrimientos. 
 
He aquí el embrión de una nueva doctrina contra el terrorismo islámico que esta vez intenta involucrar directamente a los musulmanes moderados ¿Tendrá éxito? El tiempo nos lo dirá. 

Agustín Saavedra Weise es economista y politólogo. 
29
1