La Paz, Bolivia

Jueves 21 de Septiembre | 01:09 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Agustin Saavedra Weise
Ventana al mundo

70 años de la partición en India

70 años de la partición en India
El pasado 15 de agosto se celebró (si cabe el término) el 70º aniversario de la partición de la India en dos Estados: la India propiamente dicha y Pakistán. En esa época, este último comprendía al Pakistán occidental y el oriental. Luego de la guerra indo-paquistana de 1971 la parte del este se separó y se creó  la república de Bangladés.
 
El imperio británico ha dejado muchas secuelas negativas como subproducto de arbitrarias particiones de sus colonias y excolonias. Ya en 1916, por el acuerdo franco-inglés Sykes-Picot, entre Londres y París se repartieron partes sustanciales del Medio Oriente, creando al mismo tiempo -en forma involuntaria- focos conflictivos que aún persisten. El grupo terrorista ISIS (Estado Islámico de Irak y Siria) de nuestros días es un trágico subproducto de esas amañadas divisiones. La partición de Palestina en 1947 trajo problemas que hasta ahora son resueltos, debido a la intransigencia de varios países árabes en reconocer la independencia y soberanía de Israel. Varias guerras regionales han complicado más el problema, que aún sigue sin solución. En lo que hace al continente africano, al crearse nuevos estados soberanos las arbitrarias fronteras coloniales se convirtieron en permanente fuente de problemas.  Al dividirse sus respectivas áreas de influencia las potencias europeas jamás tomaron en cuenta diferencias étnicas ni culturales entre regiones. Surgieron así pseudo naciones que no tenían la consistencia de tales; el concepto tribal era (lo es hasta hoy) más fuerte que la débil cohesión impuesta por  artificiales límites jurídicos.
 
En lo que hace a la "Perla del Imperio” (India), una vez el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte -luego de la larga gesta patriótica  de Mahatma Gandhi- finalmente le concedió su independencia, debió al mismo tiempo cumplir su promesa de separar la parte musulmana de la parte hindú. Accedió al pedido de ambas partes y lo hizo, además, para evitar mayores choques entre grupos religiosos adversos.
 
La frontera entre India y Pakistán fue determinada por una comisión gubernamental británica bajo la presidencia del abogado londinense Sir Cyril Radcliffe. De ahí el nombre de "Línea Radcliffe” dado hasta hoy al límite vigente del lado occidental. En ese sector el pleito sobre Cachemira sigue irresuelto y las fricciones indo-paquistanas son prácticamente cotidianas.
 
Radcliffe nunca había visitado India antes de aceptar trazar la nueva frontera con Pakistán.  Comunidades enteras que durante siglos habían convivido -aunque a veces con violencia- debieron trasladarse. La agencia británica de noticias BBC estima que más de 12 millones de personas atravesaron la línea Radcliffe en busca de un nuevo hogar, en lo que fue una de las migraciones más dramáticas luego del éxodo forzado de los 17 millones de alemanes expulsados en 1945 de sus territorios del este que quedaron en manos de Polonia y de la Unión Soviética al concluir la Segunda Guerra Mundial. 
 
La  controvertida frontera  del oeste entre India y Pakistán se extiende a lo largo de 2.900 kilómetros. Los mapas en los que se basó estaban desactualizados y los censos  poblacionales también eran inexactos.  Dicen que Sir Cyril debió apoyarse en cuatros consejeros -dos musulmanes y dos hindúes- que no lograban ponerse de acuerdo. La Línea Radcliffe causó muchas muertes al ser impuesta. Hoy, 70 años después, sigue generando tensiones entre dos grandes países asiáticos.
 
Agustín Saavedra es economista y politólogo. www.agustinsaavedraweise.com
24
2

También te puede interesar: