La Paz, Bolivia

Sábado 21 de Octubre | 11:34 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

“Soldados de la revolución”, ¡despierten!

“Soldados de la revolución”, ¡despierten!
Acepto que yo también me ilusioné con el "proceso de cambio”, reitero: con el proceso, con el momento político necesario para cerrar heridas históricas, no con un político circunstancial.
 
 Pero el asesinato de dos jóvenes en Caranavi, Fidel Hernani,  de 19 años, y David Calizaya, de 17, en mayo de 2010, y la retórica masista para justificarlo me desaletargó porque desveló que los gobernantes estaban dispuestos a todo, incluso a matar a sus hermanos de sangre, para reproducirse en el poder.
 
 Confirmé mis sospechas cuando Evo Morales amenazó, en julio de 2011, que iba a construir la carretera por medio del TIPNIS "quieran o no quieran” los indígenas. Las palabras desnudan los pensamientos y esa frase mostró la mente totalitaria del Presidente. Fue una negación de su discurso, de la Constitución, del proceso y de su mismo ser.
 
 La marcha indígena de 2011 en defensa del TIPNIS y la represión que sufrió en Chaparina despejaron mis últimas dudas. Hoy no hay proceso ni cambio y la mayoría despertó del embrujo masista. Sólo quedan, cual una isla, ustedes, a quienes el régimen bautizó como "soldados de la revolución” para que sean sumisos y obedientes.
 
 Sé que creyeron en la nacionalización de YPFB. Yo no, pero fue algo mejor que la capitalización. Pero de ahí a creer que causó el milagro de la lluvia de dólares, suena a ingenuidad infantil. Sólo dos interrogantes para superar la quimera: ¿cómo se explica que también hayan llovido dólares en los países vecinos si sólo hubo nacionalización en Bolivia? Y ¿por qué hay hoy sequía de dinero si sigue la nacionalización?
 
 Permítanme unas preguntas más: Si funcionó tan bien la nacionalización, ¿por qué no funciona hasta ahora la planta de amoniaco y urea? ¿Qué pasó con la planta de polipropileno? Acepten que pararon esta última porque la sombra de la corrupción era más alta y densa que la pila de los 2.200 millones de dólares presupuestados para el proyecto.
 
 Y hablando de corrupción, están con el agua de cloaca hasta las fosas nasales. En gran parte de los municipios administrados por el MAS hay un hedor nauseabundo. ¿Un ejemplo? El exalcalde masista de El Alto Édgar Patana fue condenado recién a cuatro años de cárcel por corrupción.
 
 A ratos creo que el MAS ya no es un partido, sino una comunidad de defensa mutua. Por eso Evo puso las manos al fuego por la exministra Nemesia Achacollo, pese a que el dirigente de la CIDOB masista Rafael Álvarez Alpire la acusó, junto al exministro Luis Arce, de haber desembolsado dinero para la corrupción en el Fondo Indígena, aunque luego calló. ¿No sabes quién es Rafael Álvarez? Es el que ostenta en Facebook un Hummer, el cual  dice que se prestó para ayudar a los indígenas pobres.
 
 Ya sé, dirás: "encarcelamos a nuestros corruptos”. Cierto, a algunos, pero por presión de la conciencia pública, no porque haya justicia. Si recuerdas, en 10 años bajaron la justicia del fondo al infierno.
 
 A propósito de justicia, recuerdo que querían un Tribunal Internacional de Justicia Climática para juzgar a los destructores de la Pachamama. Agradezcan que el mundo no los escuchó, quizás sus jefes hubieran ido a parar a ese tribunal, donde no les hubiera salvado ni su grito fariseico: ¡Planeta o muerte!
 
 Mas no sólo decidieron atentar contra la Madre Tierra, sino también contra la gente que vive en sus parques y reservas: los pueblos indígenas. Acabaron con este movimiento tan creativo, que parió la idea de la Asamblea Constituyente, el Estado Plurinacional. Hoy sólo queda un Hummer.
 
 Dos puntos más por favor: 1) ¿No se arrepienten de haber flagelado mediáticamente al sacerdote Mateo Bautista por pedir 10% para la salud? La realidad derrotó a la propaganda y desveló que el cura tenía razón. 2) ¿Por qué nos están dejando una Policía sin equipos cuando tenemos al enemigo en las calles y no en los países vecinos?
 
 Como todo llega a su fin, timbró el despertador del reloj de la historia para alertarlos: ¿o Bolivia o los mitómanos vocacionales? Despierten hermanos masistas, ustedes deben lealtad a Bolivia, antes que a un político.   

Andrés Gómez Vela es periodista.
410
10

También te puede interesar: