Memorando de felicitación a Yamilé Cáceres

Memorando de felicitación a Yamilé Cáceres
Memorando de felicitación a Yamilé Cáceres
Por 
domingo, 27 de mayo de 2018 · 00:04

La Paz, Bolivia, 27 de mayo de 2018

Para: Yamilé Cáceres Linares, supervisora de estacionamiento tarifado (cobradora)

De: Un ciudadano que cree en la convivencia y el respeto

Asunto: Felicitación por exigir a un policía a cumplir la norma.

Estimada Yamilé,

Comunico a usted con satisfacción que es un ejemplo de funcionaria. Lo demostró el pasado jueves cuando exigió a un subteniente de policía cumplir las normas de tránsito. Su actitud demostró que no le importó el quién, sino el qué, en este caso el bien común.

Su acción firme y valiente ante un “oficial”, identificado hasta ahora sólo por su cara y no por su nombre, devuelve la esperanza a personas que creemos que la base de la convivencia es la ausencia de privilegios, el respeto mutuo y el cumplimiento de las leyes previamente acordadas para ese objetivo.

Respecto a la cobarde agresión que sufrió por parte de ese subteniente que se negó a respetar la norma que, paradójicamente, estudió para hacerla cumplir,   le expreso mi solidaridad y destaco su valentía para ejercer su trabajo en condiciones de desventaja ante un policía que se regodea por sus prácticas machistas y patriarcales. 

En torno al uniformado agresor, le comento dos puntos: Primero, me causó lástima su pobreza axiológica; su actitud demostró que está 10 grados por debajo suyo en calidad humana. Segundo, reflexioné bastante sobre las exigencias de la Academia Nacional de Policías para los postulantes, entre ellas: elevada inteligencia y conducta ética intachable.

El hecho sucedido el jueves pone en entredicho esas exigencias y cuestiona la formación en la “Universidad Policial”, donde se supone que lo primero que enseñan a un policía es ser un ejemplo de integridad para ser respetado por la gente a la que debe proteger y no ser temido por ser proclive al abuso y a la coima lastimera.

Permítame decirle, Yamilé, que de estas personas que usan su cargo en beneficio propio existen en todas las profesiones. La diferencia, en algunas hay encubrimiento mutuo y en otras cuestionamiento recíproco. Prueba de ello, le informo que un colega y yo vimos hace años algo similar a lo que vivió usted. Un periodista estacionó su automóvil particular sobre una acera y puso en su parabrisas su letrero “prensa”, como diciendo respeten mi impunidad porque estoy por encima del resto.

Mi colega comenzó a sacar fotos del auto porque estaba estacionado en una vía pública. El que quería asustar con su letrerito preguntó por qué lo estábamos fotografiando. “Porque estás mal estacionado”, contestó mi amigo y repreguntó: ¿desde cuándo puedes estacionar donde te da la gana? “No jodas pues, hermano, sólo será un cacho”, se justificó. ¿Al menos estás haciendo alguna cobertura urgente? “No, sólo voy a comprar algunas cosas”. “El letrero prensa se usa para ejercer la profesión, no para obtener beneficios personales”. 

Ni periodistas ni policías ni nadie podemos aprovechar ciertas ventajas de la profesión para estar por encima de la norma, que tiene por objeto igualar a todos en el trato y generalizar para excluir privilegiados.

Interpreto que el subteniente fue adoctrinado por alguno de sus instructores que le hizo creer que los funcionarios de tránsito de la Alcaldía quitaron a los policías espacios de poder y que eso es ¡imperdonable! El subteniente debería aprender que no se supera al ocasional rival golpeándole, sino demostrándole que es mejor ser humano y mejor profesional.

Yamilé, usted se ganó el aprecio de la sociedad que se aferra a la esperanza de mantener los valores construidos. Algo más, usted nos dejó una lección: usar la cámara de nuestros teléfonos celulares como un arma de defensa del abuso y prepotencia de cualquier persona en función pública, pues filmar a un servidor público no es un delito, sino una forma de vigilar el buen cumplimiento de su trabajo.

En mi condición de ciudadano, publico este memorando de felicitación por hacer cumplir la ley y porque últimamente en el Estado Plurinacional se está haciendo costumbre aplaudir a quien viola la norma.

Atentamente,

Andrés Gómez Vela 

Andrés Gómez Vela es periodista.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

508
3

Otras Noticias