Tinku verbal

Los colectivos ciudadanos y el masismo

Por 
domingo, 08 de julio de 2018 · 00:04

Cada vez que veo a una ciudadana gritar “Bolivia dijo NO” en la cara de algún miembro del Politburó masista, me acuerdo del poema No te rindas de Mario Benedetti. 

“No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños porque cada día  es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento”. 

En ese mismo instante, imagino a millones de bolivianos (que por diversas razones no pueden salir de sus oficinas o casas a sumarse) parafraseando, palabras menos o palabras más, la última línea del poema: No te rindas activista (…) porque no estás solo, porque yo estoy contigo y porque yo quiero a Bolivia como tú.

Por esa lucha sostenida, los colectivos ciudadanos se han convertido, en poco tiempo, en un muro democrático para el masismo, que tiene respuesta para todos los viejos políticos, menos para la ciudadana que se planta e interroga: Señor Presidente, ¿para qué carajos me consultó en un referendo si no va a respetar mi voto?

Por todo lo visto hasta ahora, la lucha será larga y dura por una razón: los gobernantes han visto que su única salvación al día después es aferrarse con uñas y dientes al poder. 

En un primer momento, creyeron que la mayoría que había dicho sí a la democracia iba a protestar sólo unos días contra los magistrados del TCP, Macario Lahor Cortez, Juan Oswaldo Valencia Alvarado, Zenón Bacarreza Morales, Mirtha Camacho Quiroga, Neldy Virginia Andrade Martínez y Rudy José Flores Monterrey, que violaran la Constitución para “otorgar” a Evo “su derecho humano” a reelegirse hasta su muerte. Se equivocaron. 

Los colectivos no se rindieron, no cedieron aunque el miedo mordía. En respuesta, los masistas se propusieron desprestigiarlos asociándolos con partidos y políticos tan tradicionales como ellos mismos. Tampoco resultó.  

Desde entonces, buscan candidatos precoces que acepten competir con su postulante “trucho” para “legitimarlo”. Aunque ya aparecieron algunos que cayeron en la trampa, aún no se presentó uno que realmente ayude a desconocer la decisión del pueblo. 

En ese tránsito, identificaron otro obstáculo: la posición personal de la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Katia Uriona, que solicitó al TCP explicar en qué quedan los artículos 15 y 190 de la Ley de Régimen Electoral después de su sentencia inconstitucional de diciembre pasado.  

“Las decisiones adoptadas mediante Referendo tienen vigencia inmediata y obligatoria, y son de carácter vinculante. Las autoridades e instancias competentes son responsables de su oportuna y eficaz aplicación”, dice el 15.  

“Los procesos electorales, referendos y revocatorias de mandato no pueden ser anulados, por ninguna causa y ante ninguna instancia”, indica el 190.

Lo más probable, el TCP anulará la palabra del pueblo del 21F. ¿Acatará el TSE semejante disposición antidemocrática? El vocal Idelfonso Mamani, de corazón masista, ya adelantó que sí en diciembre pasado, cuando dijo que la cuestionada sentencia  del TCP “es de cumplimiento obligatorio”.

Cuando llegue ese momento, los colectivos deberán decidir participar o no en las elecciones de 2019. Si aceptan, habrán desconocido también el voto del 21F y legitimado los comicios. Si dicen no, el MAS impulsará candidaturas controlables y vencibles para darle un barniz democrático a su elección. 

Supongamos que, en respuesta, los colectivos convoquen a voto blanco y nulo. Imaginemos que sólo el 25% del electorado participa. Al masismo no le importará, discursivamente justificará que ganó con el 51%, aunque sólo sea del 25 % del Padrón Electoral.

Demos por supuesto que aparezca un candidato incontrolable y logre ganar. ¿Entregará Morales el mando al vencedor? Si ya se burló una vez del voto, no le costará mucho desconocerlo otra vez. Para él y los suyos, quedarse se ha convertido en una necesidad última para evitar el día después.

Como verán, la lucha para recuperar la democracia será larga y dura, 

“No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda” hasta hacer respetar el voto del pueblo y la Constitución que acordamos todos, y recuperar la democracia.

 Andrés Gómez Vela es periodista.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

407
12

Otras Noticias