Pluri-multi

Santa Cruz y La Paz, culturas distintas

Santa Cruz y La Paz, culturas distintas
Santa Cruz y La Paz, culturas distintas
Por 
miércoles, 09 de mayo de 2018 · 00:07

Los dos polos políticos  de Bolivia son Santa Cruz y La Paz, quizás en el siglo XXI el peso político cruceño sea mayor, no sólo por densidad poblacional y poderío económico, sino también porque una buena parte de las élites políticas de La Paz se eclipsaron, en especial aquellas que vivieron en los partidos tradicionales. 

Respecto de los polos, es muy difícil para los collas comprender a Santa Cruz, como no es fácil que los cambas puedan entender a los paceños. Las culturas políticas y cotidianas del  oriente son muy distintas a las culturas del occidente. Es preciso hablar de culturas en plural, pues en cada uno de esos lugares no anida sólo una cultura, sino que en cada sitio hay culturas diferenciadas, como diferentes son sus actores sociales. 

 La interculturalidad no se ha hecho presente, por ahora sólo prima lo pluri multi, la existencia de muchas culturas diferentes, costumbres distintas e idiomas diferenciados, pero las culturas se han interpenetrado un poco, no totalmente, su diálogo no es fluido. Lo más posible es que aunque en el futuro crezca la interculturalidad, seguirá existiendo la diferencia, aunque con la existencia de datos de igualdad emergente de la construcción ciudadana.

Las culturas, política, empresarial, religiosa, costumbrista, son muy diferentes en La Paz y en Santa Cruz. No hay un modelo que pueda decirse a sí mismo que es el mejor, en nada, simplemente hay culturas y modelos de vida distintos.

 En Santa Cruz hay más enjundia empresarial productiva que en otros lugares del país, por ejemplo, que en el lado occidental, a pesar que en occidente hay fuerza empresarial, pero fundamentalmente comercial, de eso es testigo El Alto de la Paz y las fortalecidas burguesías cholas. Pero, en el campo de los líderes políticos y de las culturas políticas, hay que recordar que la política nacional, por más de siglo y medio, se hizo básicamente el  occidente del país, mientras el oriente era algo marginal.  Sin embargo, desde la Revolución del 52, que marca uno de los hitos de la política nacional, Santa Cruz comenzó a mostrar cara política, no otra cosa eran los Sandoval Morón, militantes y dirigentes del MNR, al igual que Ñuflo Chávez. 

Caída la Revolución Nacional, la política también tuvo cara de Banzer, dictador, pero militar y político oriental; después, en la época democrática, los nombres de Chacho Justiniano, Hormando Vaca Diez, Memo Capobianco, Adalberto Kuajara, Óscar Eid, Susana Seleme, Carlos Hugo Molina, Roberto Barbery, Gustavo Pedraza, Óscar Ortiz y muchos otros, mostraban que el oriente participaba en la política. 

 Muchos dicen que éstos eran políticos al estilo colla, pues estaban más influidos por la política hecha en el occidente que por la política desarrollada en Santa Cruz. De todas formas, esos políticos demostraban la presencia de cruceños en la política nacional. En Santa Cruz pesaba más lo empresarial que la política misma,  ésta era usada por algunos de sus políticos para sacar al Estado favores que beneficien al ámbito empresarial cruceño.

 Durante varios años la política municipal paceña estuvo marcada por el paso de una Condepa que no era un gran modelo de eficiencia gerencial, pero era la reedición de populismos de viejo cuño. Luego Juan del Granado le puso su impronta y ahora Luis Revilla marca su propio derrotero. Juan del Granado ya cumplió su ciclo y Luis Revilla todavía está construyendo liderazgo. Félix Patzi se dice a sí mismo que es un líder, pero no sabemos si la población paceña lo vea así.

 En la última década, en especial con el paso del MAS por el gobierno,  Santa Cruz está más presente en la política. Gabriela  Montaño, Claudia Peña, Betty Tejada, Carlos Romero fueron y son muestras de  liderazgos cruceños, como también lo son Rubén Costas y Percy Fernández. Ninguno de ellos es el gran líder, pero son nuevos liderazgos, no son de estilo colla, son simplemente cruceños. 

 Paralelamente, los políticos del poder en La Paz no eran ni son el símbolo de la emergencia de grandes liderazgos con visión de país y comprensión plena de la globalización, no  sucedió así con Eugenio Rojas, Cocarico, Surco y otros líderes del MAS, pero son caras diferentes a las del pasado. En el campo municipal cruceño, Percy Fernández es impresentable, pero sigue siendo un líder, sólo los cruceños saben porqué lo toleran. Pero La Paz también tuvo sus bemoles con Condepa y la alcaldía de Patana.

 Rubén Costas no es el prototipo del gran caudillo, del gran orador, pero es un líder cruceño, en un lugar donde tienen más peso los empresarios. Y Costas lo que está haciendo es meter a Santa Cruz y a todo el oriente en la política nacional, eso no es despreciable, más bien abre un nuevo capítulo de la política nacional.  Costas parece ser un aliado necesario para cualquiera en las elecciones de 2019. En cambio, en la otra orilla, Samuel Doria Medina y Tuto Quiroga tienen un desgaste demasiado grande, son poco aceptados, pero tienen la tozudez de sobrevivir en la política.

Carlos Toranzo Roca es economista.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

226
24

Otras Noticias