La Paz, Bolivia

Lunes 23 de Octubre | 18:51 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Viaje de Evo y 60 dirigentes a Caracas

Viaje de Evo y 60 dirigentes a Caracas
Está claro que al presidente Evo Morales no le importan las críticas, el desgaste de su imagen nacional e internacional y menos aún le preocupa el uso dispendioso de los recursos públicos en su afán de apoyar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien ha sido calificado de dictador por diversos organismos internacionales.

Al margen del apoyo político e incondicional que le brinda  a Maduro desde nuestro país como en organismos internacionales donde Bolivia tiene participación, el mandatario decidió hacer un viaje exclusivo a Caracas para participar de un encuentro de movimientos sociales, destinado a respaldar al cuestionado Gobierno venezolano. Hizo el viaje en el avión presidencial, con los costos de personal y logística cargados a la cuenta del Tesoro General del Estado. 

En lo que va del año, es el tercer viaje realizado por el mandatario para apoyar a Maduro, pero esta vez llevó consigo, aunque en otro avión, a 60 dirigentes sociales fieles al Movimiento al Socialismo (MAS), para participar del encuentro de apoyo a Maduro.

El Gobierno no explicó quién costeó los gastos, pero se tiene conocimiento que año tras año, el Gobierno incluye en el Presupuesto General del Estado (PGE)  una partida destinada al pago de pasajes y viáticos de dirigentes sociales que realizan viajes al exterior.

La "legalización” de ese gasto no exime de responsabilidades a quienes lo crearon porque, a todas luces, se trata de una asignación de recursos públicos en beneficio de privados.

Hasta noviembre del año pasado, según un reporte entregado por el excanciller David Choquehuanca a la Asamblea Legislativa, se habían destinado 5,6 millones de bolivianos para cubrir viajes de dirigentes sociales desde 2012.

Estos viajes son una prebenda de parte de Morales para conseguir el apoyo incondicional de estos dirigentes. Lo propio ocurre con otros "regalos” a los movimientos sociales, como sedes sindicales, los vehículos cero kilómetros, volquetas o algún tipo de maquinaria a ser administrada por los dirigentes.

Lo cuestionable es que el Presidente pase la factura de su generosidad a todos los bolivianos y más aún en este caso, que implica, brindarle apoyo a un presidente que ha roto el orden constitucional en su país, ejecuta una política de persecución y encarcelamiento a sus opositores y anula a aquellos poderes que no son controlados por su partido.

A estas alturas, ya es frecuente escuchar a líderes de opinión preguntarse qué le debe Evo Morales a Venezuela para entregarse, en solitario, a defender a ese régimen. Él asegura que es la hermandad, la soberanía y el antiimperialismo lo que le lleva a respaldar a Maduro.

 


16
208

También te puede interesar: