en la mira

Una ciudad hostil

viernes, 15 de diciembre de 2017 · 00:00

La Paz necesita que sus autoridades se conviertan en peatones. No solamente el día del peatón en el que se maneja bicicleta, se trota o se saca a pasear a los cachorros, sino todos los días, por diferentes barrios y con cierto apuro por llegar a un destino. Así comprenderían lo complicado y riesgoso que es caminar por esta ciudad. Las aceras están en un estado lamentable y es casi inaceptable que no exista una disposición para que esto mejore. Si es responsabilidad de los dueños de casa, pues tendría que existir una multa a quien deje sus aceras en estado calamitoso.


 Además de que esta es una ciudad con dificultades topográficas debido a lo empinado de sus calles, el que no se deba caminar por aceras llenas de huecos, desniveles y otros, es un obstáculo que hace a la ciudad hostil ante el peatón. No es un tema menor: uno de los retos de las urbes modernas es intentar hacerlas más amigables a los transeúntes, y crear microcentros para que la gente no tenga que desplazarse de una zona a otra para realizar sus actividades más elementales. Esto reduce el uso de transporte, la contaminación e incrementa el disfrute.  Hay que empezar, ahora, por mejorar el tránsito peatonal por la ciudad.