En la mira

Una golondrina no hace verano

martes, 27 de junio de 2017 · 12:00:00 a.m.
Este domingo, por  una nota de Página Siete, supimos que Gringo Gonzales no usa teléfono inteligente, prescindió de los edecanes, se desplaza en transporte público y devuelve el  cambio cuando le dan  viáticos.

Sus señales de austeridad, sin duda, son importantes no sólo porque le han permitido ahorrar 600 mil bolivianos en un año, sino porque muestran que se puede hacer política de manera más modesta y sin tanta parafernalia.

 Lo que llama la atención es que nadie haya decidido seguir su ejemplo. Él dice que no lo hace para que lo imiten, pero no estaría mal que lo hagan como una señal de que el político está para servir y no para servirse del poder.

La tónica del actual gobierno, por el contrario, es el despilfarro de recursos públicos, más que el buen uso de los mismos, desde las grandes decisiones, como hacer cumbres mundiales de los pueblos con dudosos beneficios para el país, hasta asuntos de menor cuantía, como transmitir los partidos de fútbol en los que juega el Presidente con un costo significativo de satélite y logística.

Bien por Gringo, pero una golondrina no hace verano.

102
10