Otras palabras

La guerra en Brasil

Por 
jueves, 29 de marzo de 2018 · 00:07

Los números de homicidios en Brasil son alarmantes. La violencia en el país mata más que las guerras en este siglo. Entre 2001 y 2015 murieron 786.870 ciudadanos brasileños, el 70% por armas de fuego. La guerra en Siria mató 330 mil personas y la guerra de Irak 268 mil individuos. 


El Atlas de la Violencia 2017, realizado por el Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA) y el Foro Brasileño de Seguridad Pública (FBSP), registró 58.080 homicidios en 2015, lo que significa 28,9 muertes por 100 mil habitantes. La tasa de homicidios de jóvenes entre 15 y 29 años es de 60,9 por 100 mil en el mismo año. Para tener una idea de la gravedad de estos números, en la Unión Europea la tasa de homicidio es menor al 2 por 100 mil habitantes. 


En Brasil, 71% de las víctimas de homicidio son ciudadanos(as) negros(as) y la mayoría joven y con baja escolaridad. La piel oscura aumenta la probabilidad de ser asesinado en 23,5% en relación a la piel clara, cuando se neutraliza los efectos de edad, sexo, escolaridad, estado civil y lugar de residencia. 


Entre 2005 y 2015 creció en 18,2% la mortalidad de personas negras mientras disminuyó en 12,2% la mortalidad de no negros. Esto muestra que la discriminación histórica por el color de la piel es una realidad que se agravó en la última década, pese a los avances en los indicadores socioeconómicos. 


En 2015, 4.621 mujeres fueron asesinadas en Brasil, lo que corresponde a 4,5 muertes por cada 100 mil mujeres. En este mismo año se aprobó la Ley de Feminicidio que convierte el homicidio de mujeres relacionado a violencia doméstica y familiar, y menosprecio o discriminación a la condición de mujer, en “crimen hediondo”.  


Entre 2005 y 2015 el homicidio de mujeres creció en 7,3%. En este periodo, la tasa de homicidio de mujeres negras creció en 22%, mientras que la tasa de homicidio de mujeres no negras disminuyó en 7,4%. 


El asesinato de la concejala Marielle Franco ocurrió en este escenario de guerra. Ella era parte del grupo poblacional con mayor probabilidad de morir. Además de negra, mujer, joven y nacida en una favela de Río de Janeiro, Mariella era feminista, lésbica y activista por los derechos humanos. 


La ejecución de líderes en Brasil viene ocurriendo hace décadas. Chico Mendes es uno de los muchos que murieron (y siguen muriendo) por defender los derechos humanos y la protección de territorios.

Son muchos los hombres y las mujeres amenazados de muerte en la Amazonia brasileña y en los barrios pobres de las grandes ciudades.


Marielle denunciaba el crimen organizado y los abusos de la policía en los barrios periféricos de Río.

El crimen organizado está formado por grupos paramilitares, expolicías, militares, agentes penitenciarios, miembros de las fuerzas de seguridad en ejercicio profesional. A estos se suma el narcotráfico. Se estima que 160 barrios pobres de Río de Janeiro están controlados por grupos paramilitares que pelean por el control de estos territorios. La expansión del crimen organizado es resultado de la ausencia de políticas públicas y la continuidad de profundas desigualdades e injusticias sociales.  


La ejecución de Marielle indignó a todo el país y alcanzó a la comunidad internacional. Las manifestaciones masivas en todo Brasil y la repercusión internacional  son una nueva esperanza para un país que se caracterizó tanto por la complicidad del sector privado con la corrupción del Estado, como también por la omisión y pasividad ciudadana frente a la banalización de la violencia.  


Marielle es un símbolo de la defensa de la democracia y los derechos humanos.  Ella representa a todos y a todas que luchan por cambios profundos en la sociedad y la política brasileña.

Fernanda Wanderley es socióloga investigadora.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

40
3

Otras Noticias