El satélite de la luna

Óscar Saavedra, mi antipartícula

Óscar Saavedra, mi antipartícula
Óscar Saavedra, mi antipartícula
Por 
sábado, 05 de mayo de 2018 · 00:08

En la física atómica las antipartículas se caracterizan por tener algunas propiedades idénticas y otras opuestas a las respectivas partículas. Por ejemplo, el positrón es la antipartícula del electrón, tiene la misma masa y el mismo espín, pero carga positiva. Una característica importante de las antipartículas es que son incompatibles: cuando un positrón choca con un electrón ambos se aniquilan, transformando su masa en energía de radiación, según predijo Albert Einstein (E=mc2).


Lo anterior pone un problema: en el universo hay más partículas que antipartículas, caso contrario habría aniquilación y no existiría la materia. De hecho, explicar cómo se originó ese desequilibrio es hoy uno de los grandes desafíos de la Física.


Ahora bien, algunas imágenes de la Física suelen ser utilizadas metafóricamente en otras disciplinas e incluso en la vida común y, en efecto, esta introducción viene al caso de mi relación con un ilustre físico boliviano Óscar Saavedra San Martín, quien falleció hace un mes, el 8 de abril, en Turín, Italia, a la edad de 78 años.


Mi amistad con Óscar Saavedra se basaba en nuestra condición de “antipartículas” sobre el común denominador del servicio a la ciencia: el nació en Bolivia y migró a Italia; yo nací en Italia y migré a Bolivia. El hizo carrera universitaria en Turín, yo en La Paz, ambos durante más de 40 años. Él se casó con una mujer italiana, yo con una boliviana y, a su fallecimiento, reincidí. Él se relacionó, en su actividad científica, con laboratorios bolivianos (Rayos Cósmicos y Física de la Atmósfera, ambos en Chacaltaya), yo con laboratorios e institutos de Italia y otros países europeos. Él presumía ser agnóstico, yo creyente.


Sin embargo, al encontrarnos no quedamos aniquilados; al contrario, nos complementamos, alcanzando resultados exitosos. Óscar Saavedra valoraba sus orígenes bolivianos y sus estudios en el San Calixto, con el profesor Jaime Escalante. Desde su posición de profesor asociado promovió múltiples proyectos de cooperación entre la UMSA y la Universidad de Turín, secundado por las respectivas autoridades académicas.


 Gracias a la perseverancia de Óscar decenas de graduados de la UMSA hicieron su posgrado en Italia. Algunos se han quedado como investigadores, la mayoría ha regresado para construir la masa crítica de científicos que requiere Bolivia.


 Al margen de lo mucho que hizo para promocionar a la Estación de Rayos Cósmicos de Chacaltaya, doy testimonio de que  mientras estuve a cargo del Laboratorio de Física de la Atmósfera (1995-2013) recibí el aliento y la colaboración de Óscar en muchas oportunidades para relacionar nuestro laboratorio con otros centros europeos de excelencia. En suma, el título de doctor honoris causa que recibió  de la UMSA (2001) nunca fue mejor otorgado, por motivaciones estrictamente científicas y académicas, a diferencia de lo que suele suceder hoy.


En mis frecuentes viajes a Europa solía recibir constantes invitaciones de Óscar y Giusy, su amada esposa, a visitarles. Durante mi corta estadía en Italia, en agosto pasado, sentí que debía ir a visitarlo, junto a mi esposa, debido también a algunos rumores en torno a su salud. 


En un emotivo reencuentro nos abrazamos en el aeropuerto y pasamos tres inolvidables días en su casa de campo, recorriendo la paradisiaca región de Le Langhe, entre Turín y el mar de Génova.

Efectivamente su salud estaba deteriorada, por causas que él suponía y otras que no conocía aún, las cuales acabaron con su vida ocho meses después. 


En el momento de despedirnos con un abrazo prolongado sabíamos que íbamos camino, por separado, a una natural aniquilación, pero con la esperanza de volvernos a abrazar, transfigurados, en la eternidad.

 Francesco Zaratti es físico y analista.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

257
3

Otras Noticias