Nada es lo que parece

El principio del fin

viernes, 20 de octubre de 2017 · 00:00
Cuando la muerte toca tu puerta, su olor ya te había alertado. Yo lo sé porque me he muerto varias veces. Sé que lo primero que sientes es su olor, ese de cebolla vieja. No hay manera de ignorarlo. No hay perfume que pueda enmascarar el olor de la muerte. Sé, entonces, que olemos nuestra agonía irreversible.
 
 Es un olor que entra a todos los rincones del cerebro. Ocupa toda la razón. Inmediatamente sabes que no habrá manera de evitar ese último golpe de certeza. La certeza de tu fin.
 
 Es un olor, también, que baila como una serpiente ante tus ojos. Te paraliza. No es una parálisis de terror ante la inminencia inevitable. Es la forma de esa onda gravitacional que ha comenzado a hundirte en un agujero negro.
 
 Es un olor, finalmente, que te congela el alma. No hay corazón que te entibie. Abrazo que te devuelva a la vida. Sólo te queda Vallejo. Si eres un hombre común.
 
 Pero si eres uno de los "elegidos”, de esos que nunca faltan, uno de los monarcas coronado por sus siervos, un führer, o alguien que cree que la gratitud es una enfermedad que sufren los perros, o alguien dispuesto a seguir un camino sinuoso porque cree que no hay camino recto. Si eres de los que "le meto por más que sea ilegal”.
 
 Si eres un tirano criado en sangre y en sangre asentado. No sólo criado en la sangre material de los asesinados por el despotismo de tu pretendida razón estatal, sino y, sobre todo, asentado en la sangre política de un pueblo que se alquila. Un tirano cuya voracidad se alimenta de la sumisión de un pueblo amedrentado.
 
 Si eres ese tirano puedes, quizá, no oler el olor de tu propia muerte.  Pero lo que no podrás es no morir. Morirás.
 
 Vallejo no acudirá a rodearte con todos los hombres de la tierra. No serás ese cadáver "triste, emocionado” que se incorpora lentamente, que abraza al primer hombre, que se echa a andar.  Porque no eres un hombre común.  Eres un tirano. Aquel cuyo principio del fin comenzó el 10 de octubre de 2017.
 
Guillermo Mariaca Iturri es ensayista.


255
7

Otras Noticias