El Nobel y la literatura

lunes, 06 de noviembre de 2017 · 00:00
El Premio Nobel de Literatura correspondiente al presente año le fue otorgado hace pocos días al escritor británico-japonés Kazuo lshiguro, de 62 años de edad, nacido en Nagasaky , Japón,  y establecido en Surrey, Inglaterra, desde los cinco años, entre  cuyos aportes literarios ,   ocho novelas con las que hizo  con otros autores de su generación - según críticos de palabra autorizada - la renovación de la literatura anglosajona, sin dejar de crear, en su caso, con trazos delicados y armoniosos de sus raíces orientales. Estudió Filología y Filosofía Inglesa,  en la Universidad  Kent .
 
Se destacó en el discernimiento del extraordinario premio varias de sus  obras, particularmente  Un artista del mundo flotante,  que  Anthony Hopkins  adaptó en  la película, Lo que queda del día y que ganó el premio Booker,  y Pálida luz en las colinas,  novelas en las que desarrolla  tramas que atrapan al lector, cautivándolos desde sugerentes principios hasta su desenlace.
 
Este premio que provoca tantas ansiedades en notables escritores, convida a  repasar algunos de sus rasgos peculiares. Hace 231 años  -1786- se fundó la Academia Sueca, siguiendo en el tiempo a la Academia Francesa  y por ser la encargada de conceder los premios Nobel, llegó a despertar con estos galardones una de las más grandes expectativas mundiales.
 
El premio fue credo por Alfred Nobel, acaso con una mezcla de sentimientos.  Había inventado la dinamita (TNT) y quiso agradecer por el don  de su talento, pero temiendo que su descubrimiento pudiera ser utilizado para destruir decidió crear también el Premio a la Paz, al que se acompañó  otras materias. Fundados en el testamento del químico sueco, con fecha 27 de noviembre de 1895, son cinco premios:  física, química, fisiología o medicina, literatura y paz. Comenzó con un capital de 9.200.000 dólares, cuyos intereses  debían repartirse los premiados, cada año, a más tardar el 15 de noviembre,                
 
Por el reciente Premio Nobel de Literatura sólo enfocaré esa distinción. Las inversiones del capital inicial crecieron, pues este año no se hizo conocer  la dotación económica que se le dio a Ishiguro.  Los 18 miembros vitalicios de la Academia, destacadas personalidades de las letras suecas, en 101 años  del premio lo han concedido en  94 ocasiones y no fue conferido en otras siete, por conflagraciones mundiales. Cuatro veces lo compartieron entre  dos escritores. Rehusaron este premio dos autores, el ruso    Boris Pasternak (1958), forzado por la entonces Unión Soviética, y el francés Jean Paul Sartre (1964), que rechazaba sistemáticamente todo tipo de honores oficiales.
 
La impaciencia la reflejó con acierto el crítico y escritor Antonio Scarmeta, en relación con el premiado Pablo Neruda, 1971, en su obra teatral La ardiente paciencia, que después fue llevada al cine con el nombre de El cartero.
 
Por la voluntad inescrutable de ese jurado, varios connotados escritores se murieron sin el Premio Nobel. 
 
¿Por qué no se les otorgó a Franz Kafka , Marcel Proust, Federico García Lorca, James Joyce, León Tolstoi a propósito de este egregio escritor?  Unos cincuenta  escritores y figuras culturales suecas incluso llegaron a dirigirle a Tolstoi una carta de desagravio, que el novelista respondió con humor: "Estoy muy contento con mi exclusión. En primer lugar, me he librado del problema de disponer de ese dinero, que, como todo dinero, sólo puede hacer el mal, de acuerdo con mis convicciones. Y luego, porque me ha procurado el honor y el gran placer de que tantas personas estimables y desconocidas me hayan expresado su simpatía”. Hay otros olvidos,     como a Jorge Luis Borges,  Julio Cortazar entre algunos  latinoamericanos
 
Gabriel García Márquez, premiado en 1982,  escribió: "Cómo  proceden, es uno de los secretos mejor guardados de nuestro tiempo. Su criterio es imprevisible, contradictorio, inmune incluso a los presagios, y sus decisiones son secretas, solidarias e inapelables. Nada se parece tanto a la muerte”.
 
Desde otro ángulo rodean a este premio corrientes de opinión favorables y  opuestas  indicando especialmente que existen algunos sesgos políticos.
 
Recientemente  tras el revuelo generado por el Nobel de Literatura a Bob Dylan (canta autor) la Academia Sueca tuvo que enfrentar una batalla de fuegos cruzados por que señalaron que se apartó de lo estrictamente literario.  Bob Dylan envió su discurso de aceptación del Nobel y recibió el premio en efectivo.  Acusan a  Dylan de utilizar pasajes ajenos en su discurso del Nobel.  
 
Para este año se recibieron 240 propuestas. Finalmente quedaron 195 candidatos.  El tiempo sigue su curso, ¡cuántos escritores estarán en la "ardiente impaciencia” de recibir esta singular distinción y dentro de un año se sabrá de otro Premio Nobel. 

Mario Castro es periodista.

Otras Noticias