Vamos a andar

Hacerle propaganda al Goni ¿no es hacer política?

Hacerle propaganda al Goni ¿no es hacer política?
Hacerle propaganda al Goni ¿no es hacer política?
Por 
viernes, 05 de enero de 2018 · 00:06

Hemos visto -y oído- estos días a nuestro Ministro de Gobierno cuando aparecía por los medios descalificando, por una parte la posición asumida por los colegios médicos departamentales, con el argumento de que están manejados por “gonistas”, y lamentando, por otra parte, que tanto ellos como otras organizaciones civiles estén “politizando” temas legales como el nuevo Código Penal. Ambas opiniones resultan realmente extrañas en un ministro como Carlos Romero que siempre demostró inteligencia y formación política, lo que nos lleva una vez más a preguntarnos qué está pasando en las esferas gubernamentales.


¿No se da cuenta el Ministro que atribuir al gonismo las posiciones asumidas por los colegios médicos -y otra serie de organizaciones sociales que los respaldan- equivale a afirmar que desde su exilio sin vuelta, Gonzalo Sánchez de Lozada sigue vigente y tiene tremenda capacidad de liderazgo? ¿Se imaginan la satisfacción que habrá proporcionado al expresidente semejante afirmación, formulada nada menos que por un Ministro de Gobierno? 


¿No perciben que atribuir a la capacidad política de la oposición cualquier posición crítica respecto del Gobierno equivale a fortalecer a esa oposición, que más bien se caracteriza por su debilidad irremediable, por su escaso conocimiento del país y, finalmente, por su insuperable fragmentación? 


 Además, la posición del Ministro coincide con la de otros muchos representantes gubernamentales, incluyendo al propio Presidente… Por lo que humilde mente les pedimos a todos (y todas) que dejen de hacerle ese favor a la derecha y que reconozcan que es precisamente desde la izquierda, y desde la identificación con el proceso de cambio -el único sentido que tiene el término “izquierda” es precisamente la voluntad de “cambio”- que muchos nos vemos obligados a formular críticas, aunque para algunos resulten desagradables…


El otro estribillo incomprensible es el de la “politización” de los temas públicos. Compañero Ministro, y compañeros todos del Gobierno: los temas públicos son políticos (sin necesidad de que nadie los politice). Como ustedes bien saben (o debieran saber), la política es una dimensión de la vida humana, paralela a la dimensión física y a la biológica, y a la afectiva y a otras varias. La dimensión política es la que nos relaciona con la cosa pública, con el Estado, con el poder (el término viene del griego polis, aquellas ciudades-estado de la antigua Grecia). Creo que fue Aristóteles el que definió al ser humano como animal político (zoon politikón).


Por tanto las leyes -ahí entran también los códigos, como el Código Penal que ahora nos ocupa- son esencialmente políticas, como es política la elección de todo tipo de gobernantes, y las críticas que se les puede hacer, y su defensa. Parece que la tentación dominante es la de confundir “política” con política partidaria; es decir, reducir la política al juego de partidos; y eso sí tiene un sentido peyorativo, ya que los partidos son la mayor desgracia de la política (todos los partidos, en todos los estados y en todas las épocas). Pero desgraciadamente suelen ser sobre todo los gobernantes los que tienden a confundir política con el juego de partidos.


Por tanto, si realmente queremos avanzar en la construcción de una sociedad más humana, más productiva, más plural y más justa, lo primero que tenemos que hacer es reconocer, en primer lugar, que cuanto mayor sea la cantidad de población que “hace política” (es decir que participa conscientemente en la vida pública) tanto mejor. Y lo segundo, que tenemos que hacer es debatir los temas políticos sin temor ninguno, sin descalificar y perseguir a quienes piensan diferente (y, por tanto, sin hacer crecer gratuitamente a sujetos ya superados históricamente, como es el caso del Goni…). ¿Será posible?


Rafael Puente es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba. 

426
53

Otras Noticias