Vamos a andar

¿Ahora fracking ?

Por 
viernes, 18 de mayo de 2018 · 00:06

En momentos en que se libra una serie de batallas en defensa de la Madre Tierra, poniendo en tela de juicio varios proyectos de megarepresas (como la de Río Grande-Rositas, o la del Chepete y El Bala), así como varios proyectos de explotación hidrocarburífera (como los de Tariquía, las exploraciones en el norte amazónico y otros), y se está defendiendo los derechos de pueblos indígenas enteros (incluido un pueblo todavía no contactado), nos encontramos con la novedad –anunciada por YPFB, por tanto totalmente oficial– de que se ha empezado a planificar un nuevo proyecto de explotación de gas con la modalidad del fracking (extracción  de hidrocarburos existentes en ciertos tipos de roca), una modalidad que es conocida como particularmente dañina para la naturaleza.

 Y no se trata de una mera hipótesis. De hecho ya se cuenta con la empresa canadiense Cancabria Energy, especializada desde hace decenios en dicho procedimiento, y que calcula que por esta vía se puede generar más de 100 trillones de pies cúbicos…

 ¿Realmente se justifica semejante atentado contra nuestra ya sufrida Madre Tierra? Porque se sabe que el fracking es considerablemente más dañino que los procedimientos tradicionales de extracción de gas o petróleo. Para empezar, hay que hacer grandes perforaciones hasta encontrar ese tipo de roca que contiene el llamado “gas de esquisto”. Una vez encontrado se requiere la inyección de tremendas cantidades de agua (alterada con determinadas sustancias químicas y mezclada con arena) para desestructurar esa roca  y liberar el gas.

 El Presidente del Estado intenta tranquilizarnos recordando que existen múltiples técnicas que se pueden aplicar para neutralizar los daños ambientales, pero no nos especifica cuáles son esas técnicas. Para empezar, no contamos con ninguna que nos devuelva las inmensas cantidades de agua que se van a requerir. Pero, además, esas cantidades de agua con aditivos químicos no pueden dejar de dañar el subsuelo y, a la larga, también el suelo. Y nos añaden los expertos que el fracking puede generar peligrosas fugas de gas metano, y que incluso pueden generar sismos.

¿Realmente estamos tan necesitados de gas natural? ¿No nos informa YPFB que existen todavía grandes reservorios? ¿No nos acaban de contar que podemos repetir en diversos lugares el fenómeno Incahuasi? ¿No es más bien el recurso agua el que nos está empezando a faltar (pregúntenles a los organizadores de los juegos Unasur)?

Señores de YPFB: está bien que ustedes se preocupen de encontrar reservas de gas y petróleo –es su obligación–, pero no pueden pensar sólo en eso y prescindir de las graves consecuencias que puede generar la explotación de gas a costa de dañar la corteza terrestre, y de agravar la escasez de agua que empezamos a padecer.

En nuestra Constitución se establece que el horizonte de nuestra actividad productiva no es el famoso e inviable “desarrollo” (que durante tantos decenios nos ha venido confundiendo, concretamente desde que el Presidente Truman nos lo planteó como alternativa al “subdesarrollo”), sino que ahora nuestro horizonte es el “vivir bien”. Sin embargo, este proyecto del fracking se inscribe en el más clásico horizonte del engañoso desarrollismo. Y cuando nos demos cuenta del desastre será tarde. Por favor, piénsenlo. Y tómense la molestia de consultar con la opinión pública. Y dejen de contarle mentiras al Presidente Evo…

Rafael  Puente es miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba. 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

187
7

Otras Noticias