CINE

Desaparecido, una apuesta segura

Esta película de bajo presupuesto, dirigida por el español Luis Prieto , tiene una premisa poderosa (¿qué está dispuesta a hacer una madre por su hijo?).
Anterior Proximo
Desaparecido, una apuesta segura
Halle Berry protagoniza Kidnap (Desaparecido), de Foto:Relativity Studios.
Desaparecido, una apuesta segura
Una escena de la película.
Desaparecido, una apuesta segura
El afiche promocional del filme.
domingo, 08 de octubre de 2017 · 00:00
Carlos Mario Castro

H alle Berry está de vuelta. Y es que luego de 13 años de participaciones más bien mediocres, donde lo único medianamente resaltable fueron sus apariciones en la saga X-Men, Berry al parecer recuperó las riendas de su carrera y este 2017 relanza su carrera con tres películas, curiosamente todas iniciando con K:  Kings, Kingsman: The Golden Circle y Kidnap, esta última conocida en algunos mercados de hispanoamérica como Desaparecido.

 Desaparecido cuenta la historia de Karla Dyson (Berry), una mesera de Nueva Orleans acostumbrada a la fuerte presión de su trabajo, a la que lo único que le queda luego de su divorcio es su hijo Frankie (Sage Correa), a quien podría perder por la insistencia de su exesposo y su nueva esposa de obtener la custodia completa.

Sin embargo, pronto los problemas jurídicos con su exesposo pasan a segundo lugar cuando Frankie termina siendo víctima de un secuestro en un parque público de la ciudad. A partir de entonces Karla pondrá en peligro su vida para evitar que su hijo desaparezca, teniendo siempre en mente que las autoridades no tendrán el mismo empeño y dedicación que ella en la cacería de los criminales.

Esta película, dirigida por el español Luis Prieto, es una de esas películas que se llaman "apuestas seguras”, es decir una película de bajo presupuesto, con una premisa poderosa (¿qué está dispuesta a hacer una madre por su hijo?), con una actriz conocida que pueda vender las entradas sin necesidad de una espectacular campaña publicitaria. Ah, y por supuesto, una narrativa similar que ya haya funcionado.

Hay tantas similitudes entre Kidnap, y La Llamada, protagonizada por la misma Berry hace 4 años, que resulta imposible que sean meras casualidades. Se trata de una doble apuesta a lo seguro, apuesta que resultó, por su puesto en unas ganancias mucho menos jugosas de lo esperado, pero ganancias al fin y al cabo.

El director Luis Prieto no hace nada mal su trabajo, se nota dedicación en cada una de las escenas, en la elección de los colores, de los fondos, de la iluminación, y sobre todo de la musicalización que literalmente mantiene al espectador al borde del asiento.

Teniendo en cuenta que en la gran mayoría del metraje de la cinta, la ÚNICA que actúa es Halle Berry, sería fútil entrar a analizar otras actuaciones, pero en general son creíbles ¿Y Berry? Pues, hay que decirlo, es una actuación digna de una ganadora del Oscar. Ni más ni menos. A pesar de su premisa bastante genérica, el inteligente guión aporta mucho dinamismo.

Una excelente opción para ver en familia y para volver a apreciar el trabajo de una actriz que por una o dos malas decisiones (Catwoman, Víspera de Año Nuevo, Extant) ha estado relegada a trabajos poco relevantes. Quizás, sólo quizás, este sea el año de su regreso.

Berry ha demostrado su capacidad de acción en numerosos thrillers de bajo presupuesto, así como cuatro cuotas de la franquicia X-Men en su papel de Storm, por lo que su capacidad para comandar la pantalla por sí solo aquí resulta sorprendentemente satisfactoria.