La Paz, Bolivia

Miércoles 18 de Octubre | 17:56 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
Ad Libitum

El papiloma humano

El papiloma humano

Guery Zabala Gumucio

El papiloma humano genital es provocado por una infección de trasmisión sexual (ITS) y existen 40 diferentes tipos  que involucran la boca, garganta y los genitales.

La principal causa de este virus, también conocido como VPH, es el contacto de la piel con genitales infectados, ya sea que estos secreten mucosa o fluido corporal. Se contagia básicamente  al tener relaciones sexuales ya sea con  penetración u oral.

 La presencia de verrugas, aunque sean pequeñas, en los  genitales   puede significar la presencia del  virus.

Las infecciones pueden provocar daños benignos, como verrugas o condilomas acuminados, hasta  lesiones precancerosas y cánceres de cuello de útero, vagina, vulva y pene. Además, el VPH también está vinculado a otros tipos de  cáncer, como el de ano y el de cabeza y cuello. En el caso de los hombres, las condiciones de contagio no son distintas a las de la mujer, pues solo basta con estar en contacto directo con los fluidos corporales de una persona infectada. 

Normalmente el diagnóstico consiste en una citología de cuello de útero, es decir una prueba de papanicolau.  Todas las personas sexualmente activas están expuestas a contraer papiloma humano. 

En la mayoría de los casos, el contagio   no presentará ningún tipo de síntoma, motivo por el que muy probablemente la persona infectada nunca se entere, lo que  incrementa el riesgo de contagiar a otros si no se utiliza el preservativo durante el acto sexual.

En el caso de contagiarse con una cepa de bajo riesgo, el síntoma del VPH en mujeres es la aparición de la señal característica de esta condición: las verrugas o papilomas genitales. Se trata de pequeños bultos en la zona genital que pueden estar compuestos por pequeñas o grandes verrugas planas, elevadas o con forma de coliflor. Ante la detección de esta anomalía es muy importante acudir a un ginecólogo para una revisión para determinar el tipo de VPH.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que este virus es de muy fácil contagio, al punto que la infección se registra al poco tiempo de haber comenzado la relación sexual. Sin embargo, la aparición de las verrugas puede demorar algunos meses mientras el virus madura dentro del organismo. De todas formas, la rapidez con que aparezcan las primeras evidencias será determinada por el genotipo del papiloma humano que se haya contraído.

El VPH suele ser un virus asintomático, por lo que para detectarlo en hombres es recomendable la visita al urólogo, médico especialista en la revisión del órgano reproductor sexual masculino. 

Al igual que en el caso de las mujeres, los urólogos practican  una citología, o papanicolau, que permite determinar el contagio  a través de una muestra de células corporales. También se puede establecer el genotipo del virus para proceder con   el tratamiento correcto. La citología masculina ha logrado en la actualidad disminuir considerablemente la incidencia mundial de cáncer de cervix y pene.

La vacunación contra el virus del papiloma humano es una estrategia recomendada por la  OMS y muchas organizaciones del ámbito científico y sanitario como la herramienta más eficaz y eficiente para erradicar esta  infección y las enfermedades que de ella derivan. La vacunación sistemática comprende a niñas antes del inicio de las relaciones sexuales (por debajo de los 14 años), para así garantizar la máxima efectividad. También se administra a los niños.

Existen grupos de la población en los que  es claramente eficaz esta vacuna: los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres para evitar el cáncer de ano y pene, así como en las mujeres que han sido tratadas mediante la conización de lesiones de alto grado, para evitar recurrencias de la infección o infecciones por otros tipos de VPH que no hayan sido los responsables de la lesión ya tratada. El hecho de que una mujer o un hombre hayan mantenido relaciones sexuales no debe ser una contraindicación para la  vacuna. 

En los hombres pueden aparecer lesiones premalignas y cáncer de pene. Además, en los varones homosexuales también se ha comprobado que participa en el desarrollo del cáncer de ano.
 
También puede producir verrugas virales o condilomas acuminados, al igual que en la mujer.

Mantener relaciones sexuales usando siempre preservativo y  también durante el sexo oral es una de las formas más efectivas de prevenir el contagio del VPH y de cualquier otra infección de transmisión sexual, especialmente cuando se mantienen varias parejas sexuales. 

Este artículo es meramente informativo, por lo que te invito a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.


8
0

También te puede interesar: