La Paz, Bolivia

Jueves 24 de Agosto | 04:43 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
ESPECIAL

Harrison Ford, el gran héroe del cine

Harrison Ford, el gran héroe del cine

Con 75 años en los hombros, sigue siendo uno de los grandes héroes de Hollywood gracias a míticos personajes como Indiana Jones y Han Solo en Star Wars.

Miriam Soto

Asegura Harrison Ford que Blade Runner "pudo haber sido mucho más que una película de culto”, aunque antes de convertirse en un clásico del cine de ciencia ficción la película de Ridley Scott pasó sin pena ni gloria por los cines en 1982, pese a contar con Ford, ya entonces una estrella internacional, en el papel del cazador de replicantes Rick Deckard.

En octubre llegará a las salas de todo el mundo Blade Runner 2049, la secuela de aquel filme en la que 35 años después Harrison Ford, que el 13 de julio cumplió 75 años, vuelve a meterse en la piel de Deckard, esta vez acompañado por el nuevo chico de moda en Hollywood, Ryan Gosling.

No es la primera vez que Ford recupera alguno de sus célebres personajes. Si en 2008 volvió a ser el Indiana Jones en Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull, casi dos décadas después de la anterior entrega de la saga de aventuras, en 2015 regresaba a la gran pantalla como Han Solo en el séptimo capítulo de Star Wars, The Force Awakens.

"Star Wars fue el comienzo de un viaje increíble”, reconoció el actor Harrison Ford el pasado abril cuando apareció por sorpresa en la Star Wars Celebration de Orlando, un encuentro en el que se conmemoraba el 40º aniversario de la saga galáctica que lo lanzó a la fama como Han Solo, antes de que se convirtiera en el mítico Indiana Jones.

De la mano de George Lucas, creador de Star Wars y de Indiana Jones, aunque esta última fue dirigida por Steven Spielberg, Harrison Ford se convirtió en una de las grandes estrellas del cine y en el héroe americano por excelencia: Indiana Jones fue elegido el héroe más grande de todos los tiempos por el American Film Institute en una selección en la que Han Solo ocupa el puesto 14.

Nunca ha ganado un Oscar ni un Globo de Oro por alguna de sus interpretaciones, aunque su carrera fue reconocida con el premio Cecil B. DeMille en la entrega de los Globos de Oro de 2002 y con el premio César honorífico en 2010, y la National Association of Theatre Owners le otorgó en 1994 el título de Estrella del siglo del box-office, por el éxito en taquilla de sus películas, que hasta la fecha superan los 5.500 millones de dólares de recaudación.

Héroe en películas de acción y aventuras, es también uno de los actores mejor pagados de Hollywood (cobró 65 millones de dólares por la última entrega de Indiana Jones y 25 millones más el 0,5% de la recaudación en taquilla por su regreso a Star Wars) y del medio centenar de películas en las que ha participado, cinco están en el top 100 del American Film Institute.

DE LA ESPADA LÁSER AL LÁTIGO

Aunque George Lucas no quería contar con él en un primer momento, el de Han Solo en Star Wars fue el papel que hizo que Harrison Ford regresara a la actuación, ya que por aquel entonces se ganaba la vida como carpintero por las dificultades económicas por las que atravesaba tras sus primeros papeles en cine y televisión. 

El actor había trabajado anteriormente con Lucas en American Grafitti (1973) y cuando el realizador consiguió poner en marcha Star Wars, llamó a Ford para que fuera él quien diera la réplica a los jóvenes y desconocidos actores que pasaban por el casting. Pese a que no quería caras conocidas en la película, finalmente le otorgó al actor el personaje que le convertiría en estrella mundial.

Harrison Ford tampoco fue la primera opción para interpretar a Indiana Jones. Hoy, la imagen del célebre profesor de arqueología es inseparable de la del actor que le ha dado vida en cuatro ocasiones: Raiders of the Lost Ark (1981), Indiana Jones and the Temple of Doom (1984), Indiana Jones and the Last Crusade (1989) e Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull (2008), todas dirigidas por Spielberg.

También han sido cuatro las ocasiones en las que el actor se ha convertido en el mítico Han Solo, en las películas de la trilogía original de Star Wars:  A New Hope (1977), The Empire Strikes Back (1980) y Return of the Jedi (1983);  y en el Episodio VII, The Force Awakens, protagonizando simultáneamente dos de las sagas de aventuras más taquilleras y con más seguidores del cine.

EL CARPINTERO CONVERTIDO EN ESTRELLA

Harrison Ford nació el 13 de julio de 1942 en Chicago, hijo de Dorothy Nidelman, actriz de radio, y Christopher Ford, actor y publicista, y después de estudiar en el Maine Township High School, estudió inglés y filosofía en el Ripon College de Wisconsin, donde descubrió su interés por la interpretación casi de casualidad, cuando participó en un curso de teatro.

"Me aterrorizaba ponerme delante de la gente, pero disfruté mucho de  la parte de contar una historia”, explicó a la revista People el actor, que nunca quiso ser una estrella del cine, sino "estar en películas que son estrellas”.

Ford no llegó a terminar sus estudios universitarios y se trasladó a Hollywood con la que sería su primera esposa, Mary Marquardt, con la que estuvo casado desde 1964 hasta 1979 y tuvo dos hijos, Benjamin (1967) y Willard (1969).

Ford tiene otros tres hijos. Con Melissa Mathison, con quien estuvo casado desde 1983 hasta 2004 tuvo un hijo, Malcolm (1987), y una hija, Georgia (1990), y ha adoptado a Liam (2001), el hijo de la actriz Calista Flockhart  con la que contrajo matrimonio en 2010.

A su llegada a la meca del cine consiguió un contrato con Columbia Pictures por 150 dólares a la semana por pequeños papeles en televisión, hasta que se cambió a Universal y en 1966 hizo su debut en Dead Heat on a Merry-Go-Round, aunque no figura en los créditos, como tampoco lo hace en trabajos posteriores, y cuando aparece por primera vez es como Harrison J. Ford, para distinguirle del actor de cine mudo.

Frustrado por su falta de éxito como actor y agobiado por las necesidades económicas, comenzó a trabajar como carpintero hasta que George Lucas le dio su primer papel importante en American Graffiti en 1973. Con Francis Ford Coppola trabajó como actor y como carpintero en The Conversation (1974) y Apocalypse Now (1979), esta última estrenada cuando ya había triunfado como Han Solo aunque la escena la había rodado tres años antes.

Después del éxito como héroe de aventuras en las sagas creadas por George Lucas, Harrison Ford intentó dar un giro a su carrera con Witness (1985), dirigida por Peter Weir, por la que recibió su única nominación al premio Oscar. Con Weir también trabajó en The Mosquito Coast (1986) en la que compartía cartel con River Phoenix, a quien recomendó para interpretar al Indiana Jones adolescente.

Sus papeles en Frantic (1988), de Roman Polanski, o en Regarding Henry (1991) reforzarían la nueva orientación de la carrera de Harrison Ford, que había sido la gran estrella del cine de aventuras de los 80.

En los años 90 triunfó con películas como The Fugitive o Air Force One, en la que interpretaba al ficticio presidente de   Estados Unidos James Marshall, secuestrado junto a su familia y parte de su equipo por terroristas rusos en el avión presidencial y Ford vuelve a ser de nuevo el héroe de la película.

Considerado como uno de los actores más atractivos de las últimas décadas, en 1998 la revista People nombró a Harrison Ford el hombre más sexy del mundo. Desde 2003 cuenta con su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

El actor ha apoyado abiertamente al Partido Demócrata, es contrario al uso de las armas de fuego y ha destacado como activista en la defensa del medioambiente, tanto que dos especies han sido nombradas en su honor, una hormiga (Peidole Harrisonfordi) y una araña (Calponia Harrisonfordi).

"‘Que la Fuerza te acompañe’ es encantador, pero no es importante. Lo importante es que uno se convierta en la fuerza, para uno mismo y tal vez para otras personas”, afirma el actor.

 

 

 
 
 
 

 

19
0

También te puede interesar: