La pistola hallada en Viloco es de un policía que huyó del lugar

El Comandante de la Policía desconoce cómo es que el arma fue a parar al piso. Los pobladores afirman que fue mientras disparaba al aire para escapar.
La pistola hallada en Viloco es de un policía que huyó del lugar
Defensoría del Pueblo.El arma cargada recuperada por los pobladores de Viloco.
sábado, 15 de octubre de 2016 · 00:00
Sergio Mendoza  / La Paz

El arma de fuego que se encontró en la población minera de Viloco (La Paz) después del operativo policial la madrugada del jueves fue abandonada por un uniformado, confirmaron ayer el comandante departamental de la Policía, Abel de la Barra, y el secretario jurídico de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) de El Alto, David Inca.

 "Claro, se le cayó un arma de fuego, no se la debe satanizar porque se usa en caso de peligro de la vida suya o de un tercero. Se le cayó porque la población los hizo retroceder en protección de una persona que mató”, informó ayer De la Barra, aunque no precisó si la misma fue utilizada. 
El operativo realizado a las 3:00 del martes era para aprehender a Ángel Aparaya, supuesto asesino del exviceministro Rodolfo Illanes. Pero no se encontró al sospechoso. 

Inca entrevistó ayer a heridos y afectados del operativo en Viloco. Con base en esas declaraciones, contó un relato similar al presentado por la Defensoría del Pueblo. Los policías rompieron las ventanas y puertas de la casa de René Corazo (cuñado de Aparaya). 

Le apuntaron en la mejilla con un arma de balines y le perforaron la piel de un tiro. Llenaron su casa de gas lacrimógeno, con su esposa e hijos adentro. Lo mismo hicieron en la casa de Ambrosio Apayara (primo de Ángel) a quien también le dispararon con balines en el cuerpo. No exhibieron mandamiento de aprehensión ni de allanamiento alguno.

 "Corazo necesita injertos de piel en el rostro. Esto es clara vulneración de derechos humanos y lo haré conocer a instancias internacionales”, dijo Inca.

A él le contaron los pobladores que la pistola que encontró se le cayó a un policía que disparaba al aire mientras huían, una vez que la gente comenzaba a organizarse para defenderse. 

De la Barra dijo que desconoce  cómo se le cayó el arma al uniformado; pero aseguró que el grupo tenía orden de aprehensión, de allanamiento y no hizo uso abusivo de la fuerza. 

Eran  15 policías que al escapar de la turba fueron detenidos en otra población cercana. "Yo negocié para que los liberaran y no les hicieran daño”, añadió el comandante departamental.

 

 

 La Fiscalía no acudió al lugar

Hasta las 16:00 de ayer ningún funcionario del Ministerio Público llegó a Viloco para inspeccionar el lugar, colectar evidencias o entrevistar a los afectados de la intervención policial y de lo que -según denuncias- fue un claro atropello a los derechos humanos. 

"Hasta el momento no llegó ningún fiscal al lugar. La situación es desfavorable para la población. Hay desproporción en la justicia, manifiesta y demostrable”, cuestionó el representante de la APDH, David Inca, ayer desde Viloco. 

Desde la Fiscalía se confirmó que nadie fue enviado al lugar, aunque no se precisó el motivo. Mientras, a esa población ya acudió la Defensoría del Pueblo y la APDH.  

El flamante viceministro de Régimen Interior y Policía, Pedro Villa, declaró en Unitel que si hay pobladores heridos se presenten para hacer las diligencias. 

Inca manifestó que los heridos temen ir a un médico forense porque están seguros que se los aprehenderá.

 

11
11