El tren de aterrizaje de la aeronave no funcionó en ambos incidentes

Uno de los aviones chinos tuvo dos percances, en 2011 y 2012

Después de la compra con la empresa AVIC I, en 2008, el aparato operó sólo tres años y luego sufrió su primer desperfecto. Hay cuestionamientos por la compra.
Anterior Proximo
Uno de los aviones chinos tuvo dos percances, en 2011 y 2012
Freddy Barragán / Página Siete.La nave presentada el jueves (arriba). El avión tras el percance en 2012 (abajo).
sábado, 05 de marzo de 2016 · 00:00
Daniela Romero / La Paz
 
La aeronave FAB 96 MA-60, una de las que se compró con crédito chino, tuvo dos percances, en 2011 y 2012, debido a un desperfecto en el tren de aterrizaje, en ambas oportunidades.
 
El 9 de enero de 2012, el avión del TAM aterrizó de "panzazo” en el aeropuerto de la población beniana de Guayaramerín. La nave había partido de Riberalta e iba con 16 pasajeros que resultaron ilesos, según informaron los medios locales de ese año.
 
El incidente se debió a que el tren de aterrizaje no se abrió a la hora de tocar tierra, según los primeros informes del hecho que dieron autoridades en 2012.
 
Pero un año antes, el 18 de marzo de 2011, esta misma nave realizó otro aterrizaje de emergencia en la pista de la población  de Rurrenabaque, también en Beni.
 
La FAB, mediante un comunicado de prensa, indicó que una junta empezaría una investigación cuyos resultados saldrían en el plazo establecido. La nave operó sólo tres años hasta su primer percance aéreo.
 
El experto en temas militares Samuel Montaño confirmó  los percances del FAB 96. Según informes de  2012, una comisión china llegó para realizar la reparación del tren de aterrizaje.
 
La FAB admitió el jueves que los dos aviones adquiridos mediante un crédito chino no vuelan desde el año pasado por falta de seguro, en un caso, y por un mantenimiento, en el otro. 
 
La fuerza castrense desembolsó 40 millones de dólares en 2008 por la compra de los dos aviones  que valían 26 millones de dólares. El paquete presentado por la FAB incluía insumos, capacitación de pilotos y otros ítems que fueron cuestionados por sus elevados precios.

Valorar noticia