La Paz, Bolivia

Martes 23 de Mayo | 08:43 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Bolivia y Perú alistan operación “sándwich ” contra los narcos

El objetivo es “acorralar ” a los traficantes de droga que transitan por zonas limítrofes para internar y sacar cocaína. Ayer, autoridades firmaron un acuerdo.

Bolivia y Perú alistan operación “sándwich ” contra los narcos

APG. Las autoridades de Bolivia y Perú, tras la firma del acuerdo antidroga, en Copacabana.

Sergio Mendoza / Copacabana
 
Las instituciones policiales de Bolivia y Perú harán al menos dos operativos conjuntos este año en la frontera que divide a ambos países. Con el propósito de detener a narcotraficantes y dejarlos sin salida, se dará continuidad a lo que se considera una especie de "operación sándwich”.
 
"En materia de represión al narcotráfico e interdicción, se llevará adelante la ejecución de dos operaciones coordinadas y simultáneas en la frontera y en la presente gestión. Será entre policías antinarcóticos de Perú, como también de Bolivia”, informó ayer el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres.
 
El acuerdo es fruto del trabajo de delegaciones de ambos países que se reunieron dos días en Copacabana, a orillas del lago Titicaca. Se trata de la V Reunión de la Comisión Mixta sobre Cooperación en Materia de Desarrollo Alternativo Integral Sostenible, Prevención del Consumo, Rehabilitación y Control del Tráfico Ilícito de Drogas y Delitos Conexos.
 
Por años, la droga -principalmente la cocaína- ha transitado entre Perú y Bolivia de forma constante. Los delincuentes se las arreglaron para utilizar vías terrestres, navegar por el Titicaca al amparo de la noche o utilizar avionetas para transportar la mercancía, lo que se ha llamado el puente aéreo.
 
El acta de acuerdo establece, en este sentido, que habrá tareas de interdicción por tierra, aire y agua. Cáceres explicó que cuando la Policía Boliviana opera aisladamente en la frontera, los narcos cruzan al vecino país y ya están a salvo. Lo mismo ocurre en el sentido opuesto.  La idea ahora es acorralarlos, "es prácticamente una operación sándwich de ambos lados; ya se ha tenido resultados de esta manera”.
 
Otros aspectos del acuerdo son: el intercambio de información en tareas de interdicción, la capacitación de agentes antidroga de ambos países y la creación de un Centro Integral de Inteligencia que comenzará a operar desde septiembre de este año, para efectivizar la obtención y el intercambio de información.
 
También habrá un flujo constante de datos entre los ministerios públicos de ambos países. "Es cooperación judicial, se promoverán investigaciones coordinadas a nivel fiscalías antinarcóticos para enfrentar a organizaciones de narcos y lavado de dinero”.
 
El trabajo coordinado entre fiscales peruanos y bolivianos se hará en el "marco de las leyes de ambos países”, advirtió el director de Control de Drogas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú, César Augusto Salamanca.
 
Diseñan proyectos de cultivos alternativos a la coca
 
En la V reunión bilateral Bolivia – Perú se trató también el desarrollo de proyectos para que las poblaciones dedicadas al cultivo de la hoja de coca migren a nuevos productos como el café y el cacao.
 
"En Bolivia reconocemos el esfuerzo en cuanto a un desarrollo integral y sostenible que los hermanos de Perú han logrado implementar en las zonas productoras de coca. De esa manera los campesinos de Perú cambiaron el patrón productivo a productos agropecuarios como el café y el cacao que se exporta a Europa”, explicó  el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres.

El desarrollo alternativo es uno de los aspectos considerados en el acta de acuerdos. Se trata de que con la erradicación de cultivos excedentarios de la hoja milenaria las personas que viven de esto no queden en la miseria, sino que cambien la fuente de sus ingresos.
 
El acuerdo establece, por ejemplo, pasantías para aprender de los proyectos que se desarrollan en ambos países.
 
Pero también se hace hincapié en la erradicación en zonas protegidas, como el Parque Nacional Madidi, que se extiende en la frontera con Perú y donde desde el año pasado el Comando Estratégico Operacional (CEO, ex Fuerza de Tarea Conjunta) ha emprendido una campaña de coca cero.
 
El CEO y el CORAH (Proyecto Especial de Control y Reducción de los Cultivos de Coca en el Alto Huallaga) también mantendrán constante intercambio de información sobre los trabajos de erradicación, a través de canales seguros.
 
En algunas poblaciones de los Yungas los productores incursionaron en la producción de frutales y palmitos, entre otros, en lugar de seguir con el cultivo de coca. 
1
0
Comentarios