La Paz, Bolivia

Jueves 21 de Septiembre | 01:04 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Kemel, ejemplo de solidaridad, murió al auxiliar a mujer agredida

Familiares y amigos de Kemel Aid piden que se haga justicia tras el deceso del que fue para todos una persona extraordinaria.

Kemel, ejemplo de solidaridad, murió al auxiliar a mujer agredida

Freddy Barragán / Página Siete. El velorio de Kemel es en la iglesia de Las Carmelitas, en Sopocachi.

Página Siete / La Paz

 "Amigo querido, qué difícil decirte adiós”, es la frase que  resume el sentimiento de dolor e impotencia de familiares y amigos de Kemel Aid Nemer, un hombre que dedicó toda su vida a servir a los demás.

A las 21:00 del viernes él y su hijo mayor escucharon desde su departamento unos gritos que pedían auxilio. Nemer no dudó en acudir al llamado que venía de la plaza Abaroa.

Al llegar, ambos se toparon con un joven que golpeaba a su pareja, Kemel intervino, pero el agresor se fue encima de    ellos. En el forcejeo Aid y su hijo cayeron tres metros, hacia los baños de la plaza. El padre se golpeó la cabeza, lo que lo dejó con muerte cerebral.

Su organismo no soportó la lesión grave y la madrugada del martes falleció. Su hijo fue internado por  fractura de clavícula.

El deceso de Kemel causó sorpresa e indignación en sus familiares y amigos; aún más cuando se conoció que el agresor de su novia presentó una denuncia en contra de Aid y su hijo por intento de asalto.

"Mientras lo trasladaban a la clínica, el sujeto lo denunciaba por robo. Esto no puede ocurrir, en qué mundo vivimos que todo ocurre al revés”, cuestiona Lourdes A., amiga de Kemel.

Kemel era un vecino muy querido de la zona de Sopocachi, pues hace años que formaba parte de la comunidad Hermano Canto, de la iglesia de las Carmelitas y de la Inmaculada Concepción (El Montículo).  

Sus valores católicos lo llevaron  a participar en las parroquias, donde ayudaba siempre a los demás porque era solidario. "Fuiste un ejemplo de paz y amor”, le escribe un amigo en  Facebook.

Kemel estaba casado y dejó cuatro hijos a quienes inculcó valores para ayudar a la gente.

"San Kemel, te llamo así porque estoy segura de que ya estás canonizado en el cielo, y mi seguridad nace en el hecho de que en mi larga vida jamás recibí mayor lección de cristianismo práctico que la que tú y tu familia nos dieron”, escribió Elizabeth De Col Bozo en  Facebook.

Kemel y su hermano Yousef perdieron a sus padres cuando eran niños; no obstante, las ganas de seguir adelante pudieron más y se consolidaron en La Paz. 

"Kemel vivió para el prójimo siempre, no le molestaba si era fin de semana o feriado, él siempre estaba dispuesto a ayudar a todos”, dijo una amiga.

En la invitación que se hace al velorio de Kemel, se pide a las personas que lleven puesta ropa blanca porque ése fue su deseo y que en vez de comprar flores ese dinero se lo gaste en el prójimo.

Aid es velado en la iglesia de las Carmelitas, sobre la 20 de Octubre; el entierro será la mañana de hoy tras la misa que se oficiará a las 10:00.

 

La Fiscalía  conoció la denuncia del agresor  

El Ministerio Público conoció el fin de semana la denuncia puesta por el agresor identificado como Ghilmar L., tanto así que se informó que el hijo de Kemel Aid tenía un custodio en la clínica donde está internado por una fractura de clavícula.

 Amigos cercanos del fallecido contaron que un fiscal del caso llegó el domingo para cerciorarse de que Kemel estaba internado, por lo que uno de los familiares le hizo ingresar a la sala de terapia intensiva para que confirmara que estaba con muerte cerebral.

Cuando Ghilmar L. presentó la denuncia por intento de asalto ante la Fiscalía, su novia, identificada como María V. V., también se adhirió a la misma como afectada.

Asimismo, allegados a Kemel contaron que el agresor pertenece a una barra brava de un equipo de fútbol paceño.

Los amigos de Kemel hicieron una campaña para recolectar dinero para los gastos médicos de Kemel y su hijo.

196
6
Comentarios