La Paz, Bolivia

Martes 22 de Agosto | 05:13 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

492 uniformados fueron acusados de violencia hacia la mujer en 2016

Los casos llegaron a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), la mayoría pasó a la Fiscalía y los uniformados fueron suspendidos de sus cargos.

492 uniformados fueron acusados de violencia hacia la mujer en 2016

Archivo. Los casos llegaron a la FELCV de los diferentes distritos.

Daniela Romero / La Paz

A la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) llegaron el año pasado 492 denuncias contra policías y militares, quienes fueron acusados por agresiones físicas, acoso, abuso sexual y hasta feminicidio.

  Las víctimas por lo general son sus parejas, sus exparejas o personas que dependen de ellos en sus fuentes de trabajo, según la dirección nacional de la FELCV.

De acuerdo con los datos oficiales, del total de denuncias que llegaron en 2016 en todo el territorio nacional,  390 fueron contra policías y 102 contra militares.

 Sin embargo, en lo que va de este año la situación no cambia. Si bien no se conoce un informe oficial de enero a marzo, las denuncias fueron de dominio público. 

   Uno de los casos que sorprendió a la población fue el del director de la FELCV de La Paz, Bernardino Baldiviezo, quien fue enviado el fin de semana a la cárcel de Patacamaya por acoso sexual contra una de las policías que trabajan en la misma unidad policial.

  Otro policía que también trabajaba en la FELCV de la población cruceña de Yapacaní, Armando Mamani Quispe,  fue detenido preventivamente hace una semana en el penal de San Pedro. Su expareja lo denunció por agresiones físicas.

 Asimismo, por el lado de las Fuerzas Armadas también llegaron casos. Hace un mes el teniente de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Ciro Sergio Sánchez Ríos ingresó a una unidad en la ciudad de Cochabamba, le disparó a su pareja en la cabeza y luego se quitó la vida.

 Los casos  en los que los policías y militares son investigados siguen el curso normal, como cualquier otro caso, según la dirección nacional de la FELCV. No obstante, en las redes sociales se publicó una ola de críticas ante estos hechos, principalmente cuestionando el papel de los uniformados.  "Los que tienen que defender a la mujer de hombres abusivos son quienes abusan de ellas”, escribió una joven en Twitter.

Según las estadísticas de la  FELCV,  los 492 casos denunciados representan el 1% del total de los hechos de violencia que se registran en el país en todo el año;  sin embargo, "ningún policía ni militar  debería estar involucrado en este tipo de hechos, ni uno solo”, dijo un jefe policial que prefirió no dar a conocer su nombre.

El Ministerio Público recibió los casos que derivó la FELCV el año pasado  y, de acuerdo con los reportes policiales, los denunciados fueron procesados por el delito de violencia contra la mujer.

Se conoce que en la mayoría de los casos atendidos este año, los agresores fueron enviados a prisión de forma preventiva. En el caso de los policías, la institución los suspende de sus funciones hasta que se emita una condena ejecutoriada; en el caso de los militares también se aplica la suspensión. En ambos casos se paraliza el goce de haberes.

 

 

Exdirector es procesado internamente

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia  (FELCV), Raúl Escobar, informó  que se inició un proceso disciplinario interno al exdirector de esa entidad de La Paz, Bernardino Baldiviezo, acusado de acoso sexual. 

"Paralelamente al proceso penal que enfrenta por la presunta comisión del delito de acoso sexual, el Sistema Disciplinario de la Policía realiza por cuenta separada la indagación para llegar a la verdad del hecho”, dijo.

Escobar recordó que la autoridad judicial competente determinó la detención preventiva de Baldiviezo en el centro penitenciario de Patacamaya. "El viernes la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia dio una muestra total de profesionalismo, cosa que tal vez no hubiera ocurrido en otra institución o ámbito”, señaló el jefe policial.

Baldiviezo intentó besar a la fuerza a una policía dentro de la misma unidad.

 

 

Golpeó a su exesposa por las pensiones

 El sargento Armando Mamani Quispe estaba destinado en la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) en Yapacaní, Santa Cruz. Fue detenido en El Alto  una semana después de que su expareja lo denunciara por violencia.

La última agresión fue porque la exesposa lo denunció para que cumpla con las pensiones para sus hijos, esto lo enfureció, fue a su casa y la golpeó hasta dejarla con 10 días de impedimento.

Después de que fue aprehendido se conoció que cuando aún los dos vivían juntos, el policía la amedrentaba con su arma de reglamento y con gas pimienta.

Asimismo, la mujer sufría constantes agresiones del policía, verbales y físicas. Precisamente la violencia que padeció la mujer fue la causa de su separación.

El policía fue suspendido de la institución mientras el proceso llegue a una sentencia en la vía ordinaria.

 

2
23