La Paz, Bolivia

Lunes 25 de Septiembre | 09:22 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

2 víctimas afirman que Omonte negoció cupos para la Anapol

Según la Fiscalía, los denunciantes, que entregaron miles de dólares para que sus hijos entren a la academia, sostienen que conversaron directamente con el general.

2 víctimas afirman que Omonte negoció cupos para la Anapol

Archivo. Gary Omonte fue director de la FELCC e inspector general.

Sergio Mendoza / La Paz

 Dos personas afirmaron ante el Ministerio Público que hablaron directamente con el exinspector de la Policía, Gary Omonte, sobre la venta de cupos para entrar a la Academia Nacional de Policía (Anapol). Este es uno de los principales motivos por el que  la Fiscalía amplió la investigación contra el general.

"Tenemos declaraciones que señalan que Omonte habría participado en estos hechos de forma directa porque mantuvo comunicación personal, verbal, con las víctimas. Señalan que hablaron de forma presencial, no por teléfono ni nada, manifestaron que tuvieron la comunicación de frente con referencia al tema que se investiga”, informó ayer el fiscal asignado al caso, Erlan Almanza.

El 12 de noviembre esta autoridad amplió la investigación contra el general por los delitos de estafa con víctimas múltiples, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo y cohecho activo. El proceso es por la estafa a postulantes a la academia por la cual Kuscaya V.R., la falsa policía, reclutaba a las víctimas; ella fue enviada a prisión con detención preventiva.

Cuando la mujer fue aprehendida, varias víctimas que le entregaron miles de dólares para que sus hijos ingresen a la Anapol señalaron que ella se hacía pasar por capitán de Policía, decía ser la mano derecha de Omonte y tener además varios contactos en la institución.

La semana pasada el oficial y miembro del Estado Mayor de la institución verde olivo fue suspendido del cargo de Inspector para ser investigado por la Dirección Departamental de Investigación Policial Interna (Didipi) que, paralelamente al Ministerio Público, hace sus propias pesquisas.

Esta entidad no sólo indaga la participación del general, sino también la del teniente Ramiro Vargas (supuesta pareja de Kuskaya V.R.) y del subteniente Germán Erazo (hijo de la imputada).
 
El primero encubría a la sindicada y amenazó en varias oportunidades a las víctimas, y el segundo colaboró en la captación de los estafados, según las personas que  denunciaron el hecho.

Almanza indicó que en los próximos días llamará a declarar al exjefe policial en calidad de sindicado. Está pendiente que el Instituto de Investigaciones Forenses  emita resultados de algunas pericias que se le encargaron para determinar si incluso hay más implicados, como los otros oficiales mencionados por los afectados.

El abogado de Omonte, Óscar Valencia, indicó en un anterior contacto con este medio que el Ministerio Público debía contar con los resultados de las pericias y colectar mayor evidencia para ampliar la investigación contra su cliente.

El jurista recordó además que ni bien se aprehendió a Kuscaya V.R. su defendido lo envío a la Fiscalía para constituirse en víctima dentro el proceso. "Él no conocía a la imputada, al mencionarlo se estaba dañando su nombre y reputación”.

La versión de una de las víctimas en este caso confirma la información proporcionada por Almanza, al señalar que el general Omonte tuvo una participación directa en las estafas. La Fiscalía investiga estas declaraciones y al inspector policial.
65
14