Tras muerte de periodistas, el Motel Fantasía aún funciona

La madrugada del 16 de junio se conoció el fallecimiento de dos personas en ese motel. La Policía estableció como causa la inhalación de monóxido de carbono.
Anterior Proximo
Tras  muerte de periodistas, el Motel Fantasía aún funciona
Fotos: Pamela Pomacahua / Página Siete.El acceso a las instalaciones del Motel Fantasía, en la zona de Villa El Carmen, ayer.
Tras  muerte de periodistas, el Motel Fantasía aún funciona
En la pared, al lado de la puerta, se alerta sobre los perros.
lunes, 19 de junio de 2017 · 00:00
Pamela Pomacahua / La Paz
 
"Cuidado con los perros”, advierten dos mensajes escritos, uno en la puerta de ingreso y el  otro en la pared del Motel Fantasía, que son visibles a las parejas  que quieran ingresar al lugar. Un vecino afirmó que el lugar no dejó de funcionar. Y Página Siete constató el ingreso de un vehículo, ayer.
 
"Atención las 24 horas”, dice otro mensaje. El ingreso a este motel "sólo se realiza en vehículo si no quieres ser mordido por sus dos perros”, dice   Juana Mercedes,  vecina del lugar. "Como usted verá (ahora) está ingresando un auto en este momento. Esto funciona todos los días y todas las horas hasta en feriados”.
 
La madrugada del 16 de junio, la Policía recibió una llamada del administrador del motel  que indicó que dos personas se encontraban muertas y que luego fueron identificadas como  Erick Salazar  y Tania Vargas,  periodista y presentadora de televisión.
 
El deceso habría ocurrido entre las 22:00 y 22:30 del 15 de junio. La autopsia concluyó que ambos jóvenes perdieron la vida por inhalación de monóxido de carbono. 
 
Inhalaron el veneno sin percibirlo. No se encontró ningún rastro de violencia en sus cuerpos. 
 
La Policía informó que falta por identificar de dónde salió el gas sin olor, pues ese lugar tendría estufas y calefón. La investigación está en manos del   Ministerio Público.
 
El ingreso al Motel Fantasía es por la avenida Ramiro Castillo y la salida es por la calle 10 de Villa el Carmen. En su alrededor hay centros comerciales y tiendas de  venta de motores, talleres y más abajo está un surtidor que no funciona hace años. 
 
"El motel funciona como hace 20 o 25 años. Hace cinco años más o menos sólo tenía el letrero de motel, ahora ya tiene nombre”, contó otra vecina que no quiso ser identificada.
 
 
El establecimiento  tiene 18 habitaciones  
 
Descripción  El Motel Fantasía tiene 18 habitaciones  distribuidas en dos hileras a los costados. Cada cuarto cuenta con  servicios básicos y luce  una pequeña chimenea que en realidad funciona con  gas.
 
Color  Los pisos son alfombrados hasta cierto nivel de las paredes  oscuras. También hay una lámpara principal y otras dos de cabecera completan el cuadro interno de las habitaciones. Resalta el color rojo.
 
Propietario  Un vecino contó que el local hace cinco años era administrado por un  abogado de
apellido Salles. Ahora está a cargo de sus hijas  y  esposa que viven en el lugar.

Denuncian inseguridad y piden presencia  policial
 
Víctor Poma, que vive hace 15 años en la zona   Villa El Carmen,  denunció que  donde está ubicado el Motel Fantasía hay inseguridad ciudadana y constantes asaltos.
 
El local está ubicado  cerca  del río P’eske Punku y es ahí donde, dijo,  los delincuentes aprovechan para  realizar asaltos a las personas, en especial   jóvenes.
 
"Había un tiempo que cada día se escuchaba que hubo un asalto o que una persona aparecía en el río golpeada. Por eso nosotros pedimos a la Policía que haga  presencia en esta zona porque   el submundo delincuencial continúa latente en la zona, como hace  años”, señaló un vecino que pidió no revelar su nombre. 
 
Juana Chambilla contó que el local  Fantasía no es el único, sino que hay otra casa de citas que funciona de manera clandestina. Esta última está ubicada  a  una cuadra   de la avenida Ramiro Castillo, donde señoritas y jóvenes  salen en estado crítico. "Es un local que todos los días está abierto y las señoritas y jóvenes bajan mareados y es ahí donde los delincuentes también aprovechan”, relató.
 
Otro vecino contó que identificó a un médico y  docente  que  siempre ingresa acompañado hasta con tres señoritas al motel.  "Yo lo vi en el hospital, luego me enteré que dicta clases, pero siempre lo veo ingresar con sus estudiantes, porque son universitarias.  También vi a otras personas que frecuentemente salen en la televisión, son conocidos”, testimonió el vecino.
 
Añadió que  el local es bastante concurrido por hombres que ingresan con sus propios autos o contratan el servicio de una taxi para ingresar al lugar.  El vehículo los deja y la pareja sale a pie o pide el servicio de otro motorizado.
 




 

37
264