Militares ganan más que policías, algunos el doble

Miembros de ambas instituciones señalan que efectivos del verde olivo trabajan más; hay voces que dicen que los de las FFAA están mejor preparados.
domingo, 02 de julio de 2017 · 01:00:00 a.m.
Sergio Mendoza  / La Paz

Desde hace años el sueldo de un militar fue más alto que el de un policía, en algunos casos incluso ganan más del doble aunque tengan un rango similar. Esto siempre generó críticas de quienes consideran que los beneficiados son los que menos trabajan, pero tienen más poder de fuego. 
 
Aunque las instituciones del Estado no proporcionan una información que debía ser pública, Página Siete hizo una comparación de salarios con base en montos aproximados obtenidos gracias a fuentes de primera mano. Las diferencias de salarios están en todos los rangos, pero en unos más que otros (ver infografía).

Por ejemplo, si un General de Fuerza gana unos 18.700 bolivianos, un Comandante General de la Policía recibe unos 15.600; por otro lado, mientras un Teniente Coronel de las FFAA percibe 16.300 bolivianos a uno de la Policía le toca casi 9.000. Las diferencias también son abismales entre los suboficiales.

 El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, dijo que no conoce estas desigualdades. "La verdad no sé cuánto gana un policía y exactamente un militar, pero es un falso debate que hace Página Siete para generar fricción entre ambas instituciones. Los sueldos de los militares se definieron hace muchos años, siempre estuvo así”.


Pero el ministro de Gobierno, Carlos Romero, reconoció que existe una clara brecha que comenzó con gobiernos que vieron en las FFAA la garantía de su continuidad en el poder y para mantener su lealtad "aprobaron bonos y determinadas ventajas”.

Esas ventajas comenzaron en los gobiernos dictatoriales y ahora es "imposible” que se les quite, afirmó un militar que pidió el anonimato.

  "Lamentablemente el policía trabaja más, quiérase o no se los ve en las calles pateando inválidos, curtiendo viejitos o gasificándose ellos mismos, pero trabajan más. Siendo sobrios y equitativos no es justo lo que pasa, lo digo como militar. Yo me sentí afortunado, más bien no fui policía porque no ganan”, acotó.

El abogado y exmilitar Omar Durán no opina lo mismo. Para él corresponde que gane más quien más preparación tuvo, "y esos son los militares. Ahí hay diferencia entre grados incluso, si uno es coronel y tiene un diplomado gana más que el que no tiene”.

El jurista explica que en algunos casos los policías salen de las escuelas básicas con uno o dos años de estudios, pero un sargento de las FFAA debe pasar sí o sí tres años de capacitación.  "Sí que el policía trabaja más, sale y lo ves, al militar no. Se debería impulsar a que las FFAA hagan otras tareas porque aún se las ve como una fuerza improductiva”.

Las diferencias son aún más grandes si se considera que por ley los militares se jubilan con el 100% del total de su salario, pero los policías, como el resto de la población máximo alcanzan el 70%.

"A mí me decían los mayores: ‘No hay cosa más linda que jubilarse como militar, vas a salir a tus cincuenta y tantos, con plata, y vas a compartir con tus hijos y tus nietos’”, comentó el militar anónimo.

Pero él y Durán coinciden en que igualar el sueldo de los policías al de los militares es impensable ya que en el país existen muchos más uniformados del verde olivo que de las tres fuerzas armadas juntas; el abogado se anima a decir que por cada militar hay siete policías. 

 El presupuesto no alcanzaría para tal propósito, el igualar los salarios implicaría multiplicar por varias veces el monto que actualmente se destina al pago de los haberes. En este sentido el problema no es la equidad, sino los beneficios en bonos y rentas que durante años fue para un solo sector.     

Distintas fuentes señalaron que lo que el militar obtiene con elevados bonos económicos el policía lo hace a través de la corrupción y la extorsión a la población. "Si el Estado no les da entonces es a ti, a mí a quien le sacan ¿no ve?”, reprochó un abogado. "Al policía no le importa cuánto le pagan, le importa dónde lo ponen para así sacar más dinero. Hace de los puestos una especie de franquicia”, acotó un exfuncionario público.

Pese a todo las diferencias se acortaron en los últimos años, explicó el ministro Romero. Se subió hasta en ocho veces los recursos destinados al equipamiento policial, se destina el 10% del IDH a tareas de seguridad ciudadana, subieron los salarios, se formalizó el complemento alimenticio, se duplicó la asignación de víveres anuales, se construyen viviendas en Beni y Pando, enumeró la autoridad.

"Sí están, la institución está equiparada  a las FFAA..., por lo menos en un balance general hemos neutralizado esos desequilibrios que habían y en proyección seguiremos trabajando para que todavía las condiciones sean mejores”; añadió Romero. 
 
Cierre en el acceso a la información

Pese a solicitudes verbales y escritas, las instituciones del Estado se negaron a brindar información sobre los salarios de los efectivos de las FFAA, y en el caso de la Policía, se entregaron datos de forma incompleta, con montos muy por debajo a los realmente percibidos. 

En el Ministerio de Defensa se indicó que el artículo 98 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA) señala que los salarios percibidos por los militares son clasificados y sólo se pueden conocer a través de una orden judicial o del Legislativo. Pero ese artículo no menciona en absoluto  los sueldos.

En el Comando General de la Policía proporcionaron una lista con los haberes básicos de los uniformados según su rango y se explicó que eso es lo que se les paga, sin detallar que los bonos representan en muchos casos  hasta  tres veces más que el total ganado.

En el Ministerio de Gobierno señalaron que no disponían de esa información. Y en el Ministerio de Economía, donde aseguraron que esos datos eran públicos, tampoco respondieron a las solicitudes.

 





110
320