Baja la erradicación de coca en 40% y el cultivo sube en 14%

Por primera vez en seis años aumentó la cantidad de hectáreas de coca cultivadas en el país.
Baja la erradicación de coca en 40% y el cultivo sube en 14%
Baja la erradicación de coca en 40% y el cultivo sube en 14%
Baja la erradicación de coca en 40% y el cultivo sube en 14%
Archivo.Bultos de la hoja en el mercado de Adepcoca, La Paz.
jueves, 20 de julio de 2017 · 02:00
Sergio Mendoza  / La Paz

El año pasado se erradicó 40% menos coca ilegal de lo que se hizo en 2015. Al mismo tiempo, los cultivos de esta hoja subieron en 14%, después de cinco años de un constante descenso.

Los datos fueron expuestos ayer por  el representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Bolivia, Antonino De Leo, que  presentó el decimocuarto informe anual sobre monitoreo de cultivos de coca.  

En el mismo se observó que en 2016 se erradicó la menor cantidad de cultivos en los últimos seis años (ver infografía). El descenso se nota aun más cuando se comparan las dos últimas gestiones:  en 2015 se erradicaron 11.020 hectáreas ilegales, pero en la siguiente gestión sólo se llegó a 6.577 (40% menos).  

De esa cifra en el trópico de Cochabamba se erradicó la mayor cantidad (64%), en La Paz el 22% y en Santa Cruz y Beni el 14%.

Por otro lado, está el incremento de los cultivos. En 2010 había en Bolivia 31.000 hectáreas de coca, desde entonces hubo un descenso continuo hasta llegar, en  2015, a 20.200 hectáreas. Pero un año después subieron a 23.100 (14% más, ver infografía).

De esas 23.100 hectáreas, 15.700 se hallan en los Yungas de La Paz, 7.200 en Cochabamba y 240 en el norte de La Paz.

La nueva Ley de la Coca  establece como límite el cultivo de 22.000 hectáreas: 14.300 en La Paz y 7.700 en Cochabamba. En esta línea las plantaciones en el primer departamento deben bajar y las del segundo, aumentar.

La producción se eleva

Si los cultivos aumentaron, la producción también. En 2015 se producían 32.500 toneladas al año, en 2016 se calculó  que había  38.000 toneladas (17% más). 

De esa cantidad en La Paz se producen unas 20.700 toneladas de coca y en Cochabamba, 17.300.
 
En febrero de este año el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, indicó que con las 22.000 hectáreas de cultivo legalizadas se producirían 30.000 hectáreas aproximadamente, suficiente para abastecer la demanda interna y apostar por la industrialización.

¿Qué hacer con los resultados?

De Leo expresó su preocupación por el cambio de tendencias en el cultivo y erradicación. 

Después de la exposición del informe, la UNODC recomendó al Ejecutivo que eleve los niveles de erradicación y se alcance lo que se logró años atrás.
 
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, reconoció que los resultados bajaron considerablemente.
 
Explicó que esto se debe a varios factores, entre ellos  que los cultivos se encuentran bastante dispersos entre sí, lo que dificulta el trabajo de los miembros del Comando  Estratégico Operacional (CEO).

También hubo obstáculos como cuestiones climáticas, pero el principal -según Romero- fue que algunos pobladores impulsan la aparición de nuevos cultivos de forma arbitraria. "No  estamos conformes con los resultados y  esto nos obliga a movilizar nuestros recursos para reducir aun más los cultivos ilícitos”.

El presidente Evo Morales dijo que las cifras de la UNODC "no son nada” frente al crecimiento del arbusto en otros países. "Lamento mucho este último (reporte), ha crecido un poquito más de 2.000 hectáreas, (pero) frente a crecimientos de otros países no es nada”, señaló el Jefe de Estado en Managua

Según informe, el 42% de la hoja  no pasó por un mercado legal

 

En 2016 también subió la cantidad de coca que se desvió a mercados ilegales, según el informe de la UNODC. En 2014 el 40% de la producción no pasó por un mercado legal, en 2015 fue el 35%, pero el año pasado esa cantidad subió al 42%.

"Esto para nosotros significa que aparte de las previsiones de biometrización y controles que se han previsto en la nueva ley vamos a desplegar mayor acción de controles sobre la comercialización”, aseguró ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero. 

Entre estas acciones de control, anunció la autoridad, estará el despliegue de "dispositivos” del Comando Estratégico Operacional (CEO) y de agentes de inteligencia para hallar los mercados ilegales y su origen.

 El año pasado se produjeron 38.000 toneladas de hoja de coca en todo el país. De esas, 21.952 pasaron (58%) por la vía legal, la mayoría por el mercado de Adepcoca de La Paz (92%) y una minoría por el mercado de Sacaba en Cochabamba (8%). 

  Las autoridades no precisaron los datos, pero esto significa que aproximadamente sólo 1.756 toneladas de las 17.300 que se producen en el trópico de Cochabamba pasaron por un mercado legal, un 90% se desvía. 

Sin embargo, anteriormente el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico,  señaló que esto puede explicarse debido a que los puntos de venta de lo que se produce en esa región  quedan en el oriente y "no conviene que vayan hasta Sacaba (occidente) para regresar con su producto”.

Esto es una constante. En 2015 se estimó que el 87,2% de la coca producida en el trópico no pasaba por un mercado autorizado. 

Por otro lado, de las 21.952 toneladas de coca que se registraron, la mayoría se vende a Santa Cruz (8.083 tn). El segundo mercado más importante en el país es el de Tarija (3.446 tn) y el tercero, Cochabamba (3.137 tn). Detrás están Potosí, Oruro y La Paz. 

La coca que se produce en los Yungas de La Paz se cotiza en 8,3 dólares por kilo y la de Sacaba,  en 6,0 dólares.

Calculando con las 38.000 toneladas que se produjeron en 2016, se estima que el valor total alcanzó los 276 millones de dólares americanos.

 

26