Al igual que en Achacachi, encarcelan a tres dirigentes de San Buenaventura

El fiscal imputó por los delitos de asociación delictuosa, instigación pública a delinquir, impedir o estorbar el ejercicio de las funciones, atentado contra la libertad de trabajo y robo agravado.
Al igual que en Achacachi, encarcelan a tres dirigentes de San Buenaventura
Foto: Archivo
domingo, 10 de septiembre de 2017 · 17:38

Erbol

Al igual que el caso Achacachi, dirigentes de las Organizaciones Territoriales de Base (OTBs) del municipio de San Buenaventura, fueron encarcelados este fin de semana por orden del Juez Mixto de Ixiamas, Juan Elvis Rioja Barrientos, a solicitud del alcalde Javier Delgado afín al MAS, en respuesta a una solicitud de rendición de cuentas el año 2016, mediante medidas de presión.

El caso tuvo un movimiento jurisdiccional de último rato, porque la audiencia de medidas cautelares debió llevarse en Ixiamas el sábado, pero a solicitud del Fiscal de Materia Rubén Ramiro Cadena Quispe, la audiencia y los cinco imputados fueron trasladados ese mismo día a la ciudad de La Paz, aduciendo falta de seguridad.

El juez envío a detención preventiva a Alejandro Mendoza de la OTB Santa Rosita y Orlando Hirose de la OTB 16 de Julio a la cárcel de San Pedro; y Elena Tirina Cartagena de la OTB Jardín Miraflores a la cárcel de Obrajes, mientras que Yolanda Hirose recibió detención domiciliaria y 5000 bolivianos de fianza y se expidió una orden de aprehensión contra Lorgio Hirose.

El fiscal imputó por los delitos de asociación delictuosa, instigación pública a delinquir, impedir o estorbar el ejercicio de las funciones, atentado contra la libertad de trabajo y robo agravado, a raíz de que el 13 de octubre de 2016, convocaron a un cabildo abierto de las organizaciones sociales para exigir al alcalde renda cuentas, tras rehuir varias conminatorias de su Concejo Municipal.

El presidente del Concejo, Gonzalo Oliver, en contacto con Erbol, informó que ese cabildo votó por el cierre pacífico del edificio municipal hasta que el alcalde brinde información conforme dispone la Ley de Control Social, y con la presencia de Notario de Fe Pública, se precintó la alcaldía. Airado por esa acción, Javier Delgado presentó querella ante la Fiscalía y abrió un proceso.

Delgado asumió el cargo por el partido ASP, pero al poco tiempo de jurar se convirtió en militante del MAS y perdió el respaldo de sus concejales. Desde entonces se tensionaron las relaciones institucionales.

Debido a la intervención del Ministerio de Transparencia, se vio obligado a rendir cuentas y lo hizo de manera general, dejando insatisfechas a las organizaciones sociales que reprueban la gestión edil.

Oliver explicó que a los pocos meses de gestión en 2015, Delgado ya incurrió en irregularidades motivo por el cual el Concejo se querelló ante la Fiscalía de La Paz, por malversación de 400.000 bolivianos provenientes de los fondos UPRE, en la construcción de un tinglado. La empresa constructora concluyó la obra a un costo de 391 mil de bolivianos, pero alcalde no canceló a la ejecutora y la partida fue ejecutada.

El Concejo pidió explicaciones y alcalde no logró demostrar descargos o recibos de la empresa, que hasta el día de hoy exige el pago. En el mismo año, sin hacer un estudio, decidió construir defensivos sobre el río Beni, pero la obra fue tan defectuosa que no aguantó una riada y los defensivos quedaron en nada.

El caso tiene el Nº 1603612 y está bajo la dirección funcional de la Fiscal de Corrupción Pública, Lilian Calderón Mariaca y del investigador Mayor Larrea. Tras casi un año y medio de espera, recientemente el Concejo reclamó a la Fiscal para que tome una resolución, pero el investigador les informó que no podía hacerlo, porque el cuaderno de investigación se extravió.

Oliver cree que hay una extraña manipulación de la justicia, probablemente por la condición de militante del MAS que ostenta el alcalde ante la población. No encuentra explicación que en seis meses se encarcele a humildes personas y durante casi dos años, la fiscalía pierda el cuaderno de investigación.

Dijo que las personas encarceladas son padres y madres de familia que sustentan a sus hijos y no es posible que por cumplir su rol, estén encarcelados lejos de sus familias, más aún si Elene Tirina padece del corazón y Orlando Hirose de asma. Por ese motivo anunció que en las próximas horas presentarán recurso de cesación a la detención preventiva.

"Estamos fregados en San Buenaventura, la gente está triste, imponente por los dirigentes que tienen hijos estudiantes, a los que les dan el pan del día”, declaró Oliver, al tiempo de lamentar que la fuerza política pueda más que las necesidades un pueblo, que durante la gestión del alcalde, que ni siquiera es del lugar sino de Apolo, no deje nada a favor del pueblo, ubicado en el norte de La Paz.