Anciano sobrevivió a dos accidentes el mismo día

Resultó herido en un accidente de bus, y luego la ambulancia que lo llevaba, volcó.
Anciano   sobrevivió a dos accidentes  el mismo día
Juan Cari Condori internado en el hospital Bracamonte. Juan José Toro
Anciano   sobrevivió a dos accidentes  el mismo día
Juan Cari Condori internado en el hospital Bracamonte. Juan José Toro
miércoles, 14 de febrero de 2018 · 00:05

Juan José Toro  / Potosí

Tiene dos suturas en la frente, a ambos lados del hueso temporal, pero lo que más llama la atención de su rostro es el tono violáceo del ojo izquierdo porque, nada más verlo, revela que el cuerpo de esa persona fue sometido a evidentes maltratos

 Nadie adivinaría que aquel hombre, Juan Cari Condori, sobrevivió a dos accidentes de tránsito que ocurrieron el mismo día. 

Las canas apenas asoman de sus sienes y no se atreven a aparecer en las cejas. “Usted no aparenta la edad que tiene. Usted aparenta tener menos años”. Como contradiciéndome, frunce el ceño, levanta un poco la cabeza y pregunta “¿Cómo?, ¿qué?”. “Sí -insisto-. Usted se ve más joven”. “No”, responde mientras vuelve la cabeza a la posición original: “Tengo mi carnet”.

Y sí. Tiene 72 años. Su carnet revela que nació el 21 de noviembre de 1945.  Juan Cari Condori era uno de los pasajeros que viajaban en un bus de la empresa Crucero del Sur el miércoles 31 de enero de 2018 en la ruta Potosí-Tupiza. 

La crecida de los ríos del sur del Departamento de Potosí hizo intransitables los caminos por algunas horas y esa pudo ser la desgracia de este vehículo que terminó accidentándose. Tránsito reportó que este siniestro causó la muerte de Guillermo Catari Chuquimia, de 39 años, y otras 30 personas están heridas. La mayoría de los heridos fueron trasladados a hospitales de Tupiza y Villazón pero, en el caso de Cari, se resolvió llevarlo hasta la capital de departamento.

Luego, cuando  estaba  su ambulancia, cerca de la comunidad de Cazón, ésta también se volcó. Como consecuencia de este segundo accidente, cuatro personas resultaron heridas y uno de ellos fue, por segunda vez, Juan Cari Condori.

Cari Condori no habla mucho, tal vez por el dolor de su cabeza, del que se queja, o porque él es de pocas palabras. Cuando ingresó al pabellón de varones de la sección de Medicina Interna del hospital Bracamonte, tenía diagnóstico reservado pero ahora tiene rango de “estable”.

“¿Usted es del seguro?”, pregunta, a su vez, y le digo que no. Y le muestro mi credencial, explicándole por qué lo entrevisto.

65
15