Fiscalía imputa al exdirector de Aasana por el caso LaMia

Un año y medio después del accidente que dejó 71 muertos, la comisión que investiga asegura tener evidencias de responsabilidad de la exautoridad.
jueves, 14 de junio de 2018 · 00:04

Página Siete / La Paz

La Fiscalía Anticorrupción que investiga las responsabilidades en Bolivia por el accidente del avión de LaMia, ocurrido en Colombia en noviembre de 2016, presentó la imputación contra el excomandante de las Fuerzas Armadas y exdirector de Aasana  Róger Tito Gandarillas, ante indicios en su contra. No obstante, pide al juez medidas sustitutivas.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Freddy Larrea, informó ayer que la imputación fue presentada al encontrar evidencias de responsabilidad en contra de la exautoridad, después de un año y medio del hecho.   

El sindicado era director nacional de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Aeronavegación Aérea (Aasana) y por esta razón la Fiscalía considera que incurrió en incumplimiento de deberes en el siniestro aéreo de la aeronave de LaMia, que la noche del 28 de noviembre de 2016 se estrelló en el Cerro Gordo. En el hecho 71 personas perdieron la vida, en su mayoría del equipo de fútbol brasileño Chapecoense.

La comisión, integrada por cinco fiscales, presentó la imputación en la que pide al juez de la causa  medidas sustitutivas, como arraigo, la presentación a la Fiscalía cada 15 días para firmar el libro de control y dos garantes personales.

Diez días después del accidente, Gandarillas fue destituido de su cargo. No obstante, la funcionaria de Aasana, Celia Castedo,  fue acusada por haber aprobado el plan de vuelo de LaMia.

La Fiscalía la imputó por los delitos de homicidio y lesiones gravísimas, atentado contra la seguridad de los medios de transporte e incumplimiento de deberes. Castedo tuvo que salir del país y tiene refugio temporal en Brasil, desde donde se defendió de las acusaciones.

La exfuncionaria explicó en anteriores entrevistas que ella no tenía poder de decisión para aprobar y rechazar los planes de vuelo de las diferentes aerolíneas, sin embargo, llamó la atención al técnico de LaMia sobre la poca cantidad de combustible que llevaba el avión.

    La Fiscalía tramitó la declaratoria de rebeldía de Castedo, sin embargo, se ésta se benefició con asilo temporal,  que fue ampliado este año más.

 Gandarillas fue nombrado comandante en jefe de las Fuerzas Armadas después de estar al frente de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) durante dos años.

La oposición rechazó el nombramiento del exgeneral porque lo acusaron de estar detrás del envío de aviones a Rurrenabaque para dispersar a los marchistas del Tipnis el 25 de septiembre de 2011. Gandarillas era entonces comandante de la FAB y nunca se comprobó la acusación.

Según la imputación, la exautoridad vive actualmente en La Paz y después de ser director de Aasana no se desempeñó en ningún otro cargo público hasta la fecha.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

28
4

Otras Noticias