La Paz, Bolivia

Sábado 27 de Mayo | 19:08 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
El Gobierno asegura que las industrias apenas se inician en el país

Sólo 73 toneladas de coca de 20.690 van a industrialización

Un diputado del MAS asegura que Bolivia no está preparada para trabajar en la industrialización.

Sólo 73 toneladas de coca de 20.690 van a industrialización
María Carballo / La Paz
De las 20.690 toneladas de coca que se necesitan para el consumo legal, sólo 73 son utilizadas para la elaboración de  productos derivados de la coca, como mates o pastas dentales, por lo que no se justifica el incremento de cultivos de esta hoja para la industrialización.
"La industrialización no es una realidad desarrollada en nuestro país. Si hubiera una actividad de industrialización dinámica, ésa sería una referencia para establecer una proyección, pero en este momento sólo existen iniciativas microempresariales familiares”, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero.
Por su parte, el diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Jorge Medina afirmó que Bolivia aún no cuenta con la tecnología, plantas industrializadoras y otros elementos para desarrollar la industrialización. "Si tenemos esto, se podrá ver la cantidad de coca que se necesita para la exportación”, dijo.
No obstante, asambleístas del oficialismo argumentaron  que el incremento  de cultivos de 12.000 hectáreas (Ley 1008) a 20.000 era para cumplir las demandas  de la industrialización.
"No se puede seguir con ese criterio de las 12.000 hectáreas, hay más consumo de los productos derivados de la coca”, dijo el diputado  Galo Bonifaz hace dos semanas. El viceministro de la Coca, Gumercindo Pucho, aseveró que  hay una  creciente demanda de la hoja como materia prima para la industrialización.
  En tanto que el presidente de la Cámara Nacional de Industrias, Mario Yafar, pidió ayer la despenalización de la coca para que su sector pueda invertir.

"Esta hoja podría convertirse en el producto de mayor exportación por sus  usos”, aseveró a los medios de comunicación.

No se detalla qué coca se consume
El Estudio Integral de la Demanda de Hoja de Coca en Bolivia no especifica si en el país se consume la hoja de coca del Chapare cochabambino o la de los Yungas de La Paz, admitió ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.
 "En este estudio no está esa precisión”, señaló.
No obstante, la autoridad explicó que  según los resultados del informe, en el año 2012 el consumo de la hoja predominaba en la región de los valles del país  (38%), que incluye Cochabamba, Tarija  y Chuquisaca, mientras que en el oriente se consume un 33% y en el altiplano un 29%.
"Entonces lógicamente los circuitos de distribución están en los Yungas y en Cochabamba”, precisó.
Sin embargo, los productores cocaleros de los Yungas sostienen que en el Chapare se consume coca de la región paceña.

Según ONU, en Bolivia hay un excedente de 10.595 ha

Según una publicación de la agencia  internacional AFP, en Bolivia existe un excedente de 10.595 hectáreas (ha) de coca ilegal, por lo que se cultiva más de lo que se consume.
El dato nace de la comparación entre los resultados del  informe de monitoreo de cultivos de coca de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC), que revela que en 2012 había 25.300 hectáreas de coca en Bolivia, mientras que el Estudio de Demanda de la Coca presentado ayer por el Gobierno establece que en el país se necesitan 14.705 hectáreas.
Con la resta correspondiente, el resultado es de 10.595 hectáreas de cultivos excedentarios, que se presume son utilizadas para el narcotráfico, según AFP.
El Gobierno  entregó el informe de manera reservada el martes en la noche a dirigentes cocaleros de las seis federaciones del trópico de Cochabamba, una comisión de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), el Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay) y otros sectores sociales.
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, señaló que tras conocerse el informe, el Poder Ejecutivo  "tomará decisiones políticas” sobre los cultivos, aunque aclaró que el estudio "no es vinculante”.
La Ley 1008 (del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas), promulgada en 1988, establece un límite permitido de 12.000 hectáreas en todo el país.
Las autoridades gubernamentales, asambleístas y otros sectores abrieron varias veces la posibilidad de llevar ese límite a  20.000 hectáreas, bajo el argumento de  la demanda de la hoja como materia prima para la fabricación de productos derivados, como mates, entre otros.




 


¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: