La Paz, Bolivia

Sábado 25 de Marzo | 01:50 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
El médico Luis Alberto Súarez contó cómo ocurrió la tragedia

Sobreviviente afirma que todos estaban vivos antes del incendio

Hubo suficiente tiempo para apagar el fuego y sacar a todas las personas antes de que la explosión consumiera la totalidad del avión, relató Suárez.

Sobreviviente afirma que todos estaban vivos antes del incendio

APG. Tras la llegada de uno de los cuerpos a la ciudad de Trinidad

  Página Siete / La Paz
Los 16 pasajeros del avión de Aerocon que se estrelló el pasado domingo estaban vivos después del impacto de la aeronave contra el suelo y las ocho personas murieron consumidas por el fuego debido a que el aeropuerto de Riberalta no contaba con  los equipos para atender la emergencia.
El médico Luis Alberto Suárez, sobreviviente del accidente, consultado por el periodista si todos estaban vivos tras el impacto de la aeronave con la pista dijo que "sí”. "Si hubiéramos tenido carro bombero  no hubiera habido muertos. Sólo había fuego en el ala; donde estábamos nosotros había humo, entonces hubo tiempo suficiente para que se apagara el fuego y logren sacar a la gente. Los accidentes no pueden evitarse, pero se pueden tomar medidas para atenderlos. Vimos  gente  ahogarse con el humo, la vimos consumirse con el fuego”, dijo  en declaraciones a  Cadena A .
Suárez contó que, como el avión quedó volcado, la puerta de emergencia no podía abrirse por lo que rompieron las ventanas desde adentro. Mientras él salía, su robusto cuerpo quedó atorado por la cintura y sus piernas comenzaron a quemarse, pero finalmente logró salir gracias a que la gente que vio el accidente desde afuera se acercó y lo sacó. "Tenía medio cuerpo afuera del avión y el otro medio cuerpo se me estaba quemando”.
Fue trasladado a un hospital y al poco rato vio que llegaban tres de sus colegas. Feliz de verlos les preguntó qué había sido del resto de los pasajeros, y le informaron que ya había  muertos.
El médico contó además que logró escuchar la conversación del piloto con la torre de control del aeropuerto segundos antes de intentar el aterrizaje.
"Dijeron que debíamos continuar hasta Guayaramerín por el mal tiempo que hacía, y que si entrábamos allí teníamos que dar la vuelta e ir hasta el otro extremo de la pista de aterrizaje”, porque aparentemente la nave tenía el viento en contra.

  Según el reporte médico, Suárez tiene ambas piernas quemadas, pero agradece a Dios por darle la "oportunidad  para seguir ayudando a la  gente necesitada”.

Dos heridos fueron dados de alta, ocho se encuentran estables

 De las 10 personas que resultaron heridas por el accidente aéreo ocurrido en Riberalta el pasado domingo, dos fueron dadas de alta y ocho se encuentran estables.
Óscar Takata y Alejandra Azad, presentaban lesiones leves por lo que se decidió que no requerían mayores cuidados médicos.
Según el informe médico, el piloto de la aeronave, Kevin Roca, sufrió el desgarro de un músculo cerca del tórax, lesión que causó que los órganos del abdomen subieran a la caja torácica. Una cirugía de emergencia reparó el músculo y permitió que los órganos fueran acomodados a su posición habitual.
Según el gerente nacional de Marketing de Aerocon, Nelson Kinn, la copiloto Cecilia Tapia  sufrió una contusión frontal pero no tuvo quemaduras.
Los otros seis heridos presentan quemaduras y contusiones. De los ocho fallecidos tres serán sepultados en Riberalta, uno en Santa Cruz, uno en Tarija,  dos  en Trinidad y el último fallecido ya fue sepultado.
El gobernador de Beni, Carmelo Lens, declaró tres días de duelo departamental sin suspensión de actividades  por el accidente, mientras que la Alcaldía de esa ciudad declaró paro de actividades para hoy.
Lens lamentó que no exista ni un carro bombero. "No había las condiciones técnicas para poder aliviar y  evitar mayores desastres”, afirmó.

Entierran a una de las víctimas

El odontólogo Robert Suárez Vargas  fue enterrado la tarde de ayer en el cementerio  de la ciudad de Trinidad. El hombre falleció el domingo en el accidente en Riberalta.
 Suárez trabajaba en el  Servicio de Gestión Social (Sedeges) de la Gobernación de Beni, reportó El Deber Digital. La víctima deja dos hijos en la orfandad. "Estos muchachos formaban parte del equipo de trabajo de nosotros; hoy teníamos programada la entrega de lentes solidarios con el programa Luz para Mis Ojos”, reveló a la agencia ABI la directora del Sedeges, Carla Zamora.
El odontólogo falleció junto a dos de sus compañeros de trabajo.
Otros tres trabajadores de la Gobernación de Beni  salvaron sus vidas y resultaron con heridas.
 El gobernador del departamento, Carmelo Lens, acompañó los restos del funcionario hasta su última morada. Familiares de Suárez exigieron que se encuentre a los responsables del accidente.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: