La Paz, Bolivia

Martes 24 de Octubre | 05:30 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
El Defensor del Pueblo pide que el Gobierno tome medidas

En Cerro Rico, 122 mujeres son víctimas de explotación laboral

Las “guardas” o “serenas” se encuentran en estado de desprotección laboral y son víctimas de violencia laboral, psicológica, física y sexual, según un estudio.

En   Cerro Rico,  122 mujeres son  víctimas de explotación laboral

Archivo Página Siete. El 47% de las guardas del cerro Rico son jefas de hogar.

Página Siete / La Paz

Al menos 122 mujeres que trabajan como "guardas” o "serenas” en el Cerro Rico de Potosí se encuentran en  estado de desprotección laboral y son  víctimas de violencia laboral, psicológica, física y sexual, denuncia un informe del Defensor del Pueblo.
Rolando Villena pide que las autoridades garanticen los derechos de esta población.
 "Estas mujeres guardas desarrollan su trabajo en un contexto de desconocimiento de sus derechos laborales, resistencia de los empleadores a cumplir la norma, sobreexplotación y discriminación.  Y uno de los factores que muestran lo que llamamos la feminización de la pobreza, es el hecho que la mitad son jefas de hogar, es decir que cargan sobre sus espaldas el cuidado, manutención y crianza de entre 3 y 5 hijos e hijas”, explicó el Defensor del Pueblo.
El estudio fue realizado por la representación departamental de Potosí de la Defensoría y presentado ayer en esa ciudad. En la investigación, realizada  entre abril y julio, se entrevistó a mujeres que trabajan en la mina.
 
Entre otros hallazgos, el estudio determina que  más de la mitad de las 122 "serenas”, que están entre los 20 y 70 años, no saben leer ni escribir,  que casi el 75% no tiene seguro social. Además,  el 81% no tiene contrato escrito de trabajo. Además, aunque trabajan  24 horas  perciben  ingresos por debajo del mínimo nacional y  ninguna tiene derecho a  descanso pre natal.
Además de la violencia laboral y psicológica en su fuente de trabajo, un 6,38% sufre maltrato físico, otro 2,13% es víctima de violencia sexual; mientras que un 37% sufre violencia en su relación de pareja. Las "serenas” jóvenes y sus hijas adolescentes se constituyen en el grupo más vulnerable a las agresiones sexuales ante la presencia significativa de hombres en estado de ebriedad.

El Defensor de pueblo, Rolando Villena, manifestó que el objetivo de este estudio no es "realizar un relevamiento y mucho menos exponer sus necesidades a la sensibilidad pública, sino  cambiar esta realidad a partir de la exigencia para que las autoridades encargadas de garantizar los derechos, realmente cumplan con su trabajo, subsanando y restituyendo los derechos vulnerados y asumiendo las medidas que corresponden”.

Alta vulneración de  derechos
Los resultados de la investigación realizada por la Defensoría del Pueblo establecen que 151 personas trabajan como "guardas” en el Cerro Potosí, 122 mujeres y 29 varones. El 47% de las guardas son jefas de hogar;  el 5% son adultas mayores. En su mayoría es migrante del área rural y viven con sus hijos  sin acceso a servicios básicos.  El 52.50%  no sabe leer ni escribir.
La mayoría no sólo no cuenta con un contrato de trabajo, sino que percibe un salario de entre 500 y 700 bolivianos, muy por debajo del salario mínimo nacional que asciende a 1.400. No perciben pago adicional por horario nocturno, ni feriados ni  extras.
El 99% no goza de descanso anual, el  58% no tiene aguinaldo, el  89% no gozó de descanso pre natal cuando se encontraban  embarazadas y el 100% no gozó de descanso post natal, el 90% no ejerció el derecho al subsidio de lactancia pre y posnatal. Las mujeres embarazadas no ejercen el derecho a la inamovilidad, según el estudio.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: