Comité Cívico de Trinidad anuncia movilizaciones para mañana

Gobierno no declara desastre en Beni pero pide ayuda extranjera

Boletines informativos de los gobiernos de Italia y España señalan que envían cooperación para los damnificados por inundaciones en Bolivia a pedido del Ejecutivo.
Anterior Proximo
Gobierno no declara desastre en Beni pero pide ayuda extranjera
AFP.La gente recupera sus pertenencias en las afueras del anillo de protección de Trinidad.
Gobierno no declara desastre en Beni pero pide ayuda extranjera
ABI.Ganado afectado por las inundaciones en el Beni.
miércoles, 19 de febrero de 2014 · 12:37:00 a.m.
Página Siete  / La Paz
Pese a que el Gobierno boliviano reafirma su posición de no declarar zona de desastre a  Beni, la cooperación internacional llega a al país y, según un comunicado de la Embajada de Italia, es el Ejecutivo el que pide la ayuda.
El pasado sábado la embajada italiana comunicó la donación de 100 mil dólares para atender a los damnificados por las lluvias, "en respuesta al llamado del gobierno del presidente Morales”, indica el boletín de prensa, según el cual fueron los ministerios de Planificación y Defensa Civil los que el miércoles anterior convocaron a la cooperación internacional.
El Cancillería de España informó ayer que enviará 20 toneladas de material de cobijo, higiene y otros  "en respuesta a las inundaciones que afectan a Bolivia y de acuerdo a la petición efectuada por el Gobierno boliviano”, señala el comunicado de prensa.

Hasta el momento, Argentina, Venezuela,  la Organización de Naciones Unidas (ONU) y otros países también envían ayuda a las regiones afectadas del país.
 El presidente Evo Morales una vez más reiteró ayer que el Gobierno tiene la capacidad de atender las emergencias registradas en el país, sobre todo en el departamento de  Beni. "Nosotros no nos sentimos incapaces, y no nos sentimos rebasados por las inundaciones o con los desastres, que se declare desastre porque ya no hay capacidad, pero dicen por cooperación y hay cooperación, nos han ofrecido, nos brindan, saludamos, agradecemos (la ayuda)”.
Desde hace varios días el gobernador de Beni, Carmelo Lens, pidió al Ejecutivo declarar a su departamento zona de desastre. El jefe del MSM, Juan Del Granado, lo hizo ayer, y pidió al presidente Morales cumplir con la Ley 2140. "Cuántos municipios deben ser afectados en   Beni, por Dios”, dijo el político.
  El   artículo 23 de la Ley 2140, de 2000, indica: "El Presidente de la República declarará mediante Decreto Supremo, previa recomendación del Conarade, la Situación de Desastre y/o Emergencia, debiendo en la misma norma clasificar el hecho según su magnitud y efectos, es decir de carácter nacional, departamental o municipal”.
 
Ante la negativa del gobierno de Morales, el presidente del Comité Cívico de Trinidad, David Coca,  anunció una marcha de protesta para el jueves.
El ministro de Economía, Luis Arce, pidió ayer a la Contraloría y   al Legislativo  fiscalizar los recursos que tienen las gobernaciones para atender a los damnificados, principalmente la de  Beni. "Vemos irregularidades en los recursos de esta Gobernación”.
 El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo que   no se declarará a  Beni zona de desastre por "varias razones”. Entre ellas mencionó que "hay un mando gubernamental que dirige el conjunto de operaciones, y es el presidente Evo; solamente se declararía zona de desastre si no hubiera un mando”. La segunda razón es porque "no todo el departamento está afectado”. Contrariamente el artículo 24 de la Ley 2140 señala que se puede declarar desastre departamental "cuando el desastre o emergencia afecta a más de un municipio”.
Quintana dijo que la tercera razón para no emitir la declaratoria se debe a que "no estamos en condiciones de renunciar a nuestra autoridad soberana para que venga la cooperación internacional y haga lo que se le antoje como en años anteriores, por un acto hasta de orgullo nacional no vamos a permitir que vengan (instituciones extranjeras) a resolver el problema de los bolivianos. El problema lo resolvemos nosotros”.
Pero ya el artículo 22 de la norma  aclara que "corresponderá al Servicio Nacional de Defensa Civil, en coordinación con las autoridades competentes a nivel nacional, departamental y municipal, la planificación y control de todas las actividades técnico-operativas necesarias para dar respuesta a una situación de Desastre o Emergencia, en el marco de los lineamientos establecidos por el Conarade”.

 Cantidad de ganado muerto se duplica en Beni

La cantidad de ganado perdido por las lluvias e inundaciones en  Beni se incrementó a más del doble de acuerdo con un nuevo reporte de los ganaderos de este departamento. La cifra sube de 40.000 a 84.000 reses muertas.
El viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, informó el lunes que había 40.000 cabezas de ganado bovino perdidas en esta región, lo cual representaba el 1,6% de la producción nacional y, por lo tanto, no generaba riesgo de desabastecimiento de carne.
Sin embargo, el presidente de la Federación de Gremiales de Beni y Pando (Fegabeni), Mario Hurtado, informó a la red ERBOL que las pérdidas subieron a más del doble. "Antes había cinco provincias afectadas, ahora ya son seis y estamos entrando en la séptima. Los datos que tenemos (indican que) las pérdidas sobrepasan las 84.000 muertes de cabezas de ganado”.
El dirigente explicó que el 50% de estos animales muertos es ganado menor de la producción de 2012 y 2013. Además, entre los decesos hay varias vacas preñadas y otras que abortaron, por lo que la producción para los próximos dos años se reducirá y puede afectar  la oferta de carne. De acuerdo con Hurtado, las pérdidas económicas llegan a 50 millones de dólares.
El director interino del Senasag de Beni, Henry Suárez, dijo que las provincias de Moxos, Marbán y Yacuma recibieron alimentos para el ganado afectado por las lluvias. Por otra parte, el Gobierno  envía follaje a las regiones afectadas.

El 80% de Cachuela Esperanza está inundado

 

Página Siete  / Beni
 El 80% de la población de Cachuela Esperanza, municipio de Guayaramerín (Beni), está bajo el agua por el desborde del río Beni, informó la subalcaldesa Shirley Martínez.
  Cachuela Esperanza es una población de carácter patrimonial, puesto que fue el asiento del empresario Nicolás Suárez, en la época de mayor esplendor del caucho. La autoridad edil explicó que monumentos e inmuebles patrimoniales, como el teatro y el casino de Suárez, han sido afectados.
"Hace 50 años que no llegaban inundaciones de tal magnitud a Cachuela Esperanza, ha rebasado el río Beni, tuvimos una crecida enorme, estamos rodeados de agua. Casi el 80% de la población ha sido afectado”, dijo Martínez.
Las autoridades nacionales y municipales sobrevolaron la zona para evaluar los daños, mientras que la Gobernación de Beni ha dotado de alimentos a los pobladores.
De acuerdo con la Agencia de Noticias Fides (ANF), el presidente Evo Morales manifestó que es "algo raro” lo que pasa en Cachuela Esperanza y pidió que se haga una investigación para saber si las represas que están en territorio brasileño son las causantes de esta inundación.
70.000 menores afectados
Aproximadamente 70.000 niños, niñas y adolescentes sufren las consecuencias de las lluvias y necesitan  atención adecuada, informó el representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Bolivia, Marco Luigi Corsi, a ERBOL Digital.
"Si se maneja la cifra de más de 57.000 familias (damnificadas) estimamos 70.000 menores, de cero a 18 años. Estamos  pensando en hacer la evaluación de los daños específicos de este sector”, declaró Corsi.

Valorar noticia